Buscar

Joyas líquidas

Joyas líquidas
3m 20s

Son mucho más que bebidas alcohólicas. Con unos cuidados y excéntricos procesos de producción dignos de un motor Ferrari y unas presentaciones de lujo que llegan a incluir incrustaciones de piedras preciosas en sus botellas, llegan estos licores sólo aptos para los paladares y bolsillos más exquisitos. ¿A qué saben las copas más caras del mundo?

Beberse un vodka con rubíes, esmeraldas y diamantes en su interior puede sonar extravagante, pero es posible. También lo es tomarse un whisky destilado hace 140 años o disfrutar de una copa de cogñac al módico precio de 2 millones de dólares la botella.

Son auténticas joyas líquidas, piezas de coleccionista que están más de moda que nunca. Si te puedes permitir el lujo de maridar una cita especial con alguna de estas bebidas, puedes tener claro que dejarás huella.

Vodka Diva: La botella más barata ronda los 3.000 euros, pero la más cara puede alcanzar el astronómico precio de 800.000 euros. ¿El por qué de esta escandalosa cifra? Que se trata de un vodka que utiliza diferente tipos de gemas en su destilación, desde rubíes hasta diamantes, para después colocarlas en el centro de cada botella. El precio variará dependiendo de las piedras preciosas que se utilizan en cada una.

Whisky Dalmore: Por favor, hielo y coca-colas, manténgase alejados de este brebaje escocés. Es difícil de encontrar, ya que en España sólo se produjeron 12 botellas, pero quien tenga una botella de The Dalmore puede presumir de tener en su poder el whisky más caro del mundo, un licor que ha sido elaborado seleccionando distintas partidas de los años 1868, 1878, 1926 y 1939 y cuyo precio asciende a 39.000 euros.

Sin embargo, por 1.200 euros, puedes hacerte con otra joya de la casa: Dalmore 50 años, elaborado con whiskeys de hace más de 140 años y con sabor a toffee y cítricos.
Se vende en www.whiskyclub.es

Cognac Dudognon Heritage Henri IV: Con una botella bañada en oro de 24 quilates, platino y 6.500 brillantes, se presenta al público más sibarita este cognac, considerado el más caro del mundo (cuesta alrededor de 1 millón de libras). Otra joya nada fácil de conseguir, a no ser que nos inviten a una cena en Dubai.
Si estás interesada o simplemente te despierta curiosidad puedes visitar su web: www.most-expensive-cognac.com

Champagne Armand de Brignac:
Esta firma de champagne presenta una exclusiva línea de espumosos realizada a través de un riguroso método tradicional y manual que la hace más que exclusiva gracias a su limitada tirada (sólo 1.000 botellas por país, aunque también es posible encontralas en ebay) y su más que impresionante presentación.

Tres diseños, en oro amarillo, blanco y rosa, para cada una de sus variedades (brut, blanc de blanc y rosée) que, además, sella con unas etiquetas de estaño pegadas manualmente. Desde 300 euros.

Diadema Wine & Champagne: Esta marca italiana llama la atención por su embotellamiento artesano repleto de diamantes y cristales de Swarovski.

Su vino tinto Diadema Diamante Magnum contiene ni más ni menos que 165 diamantes incrustados en etiquetas de plata y oro blanco, mientras que su champagne rosé está disponible por 139 euros en tiendas delicatessen y en la web www.primigenium.es
Publicidad