Buscar

Champú, bálsamo y mascarilla, tres básicos en el cuidado de tu cabello

Son los tres básicos para el cuidado de tu cabello y es imprescindible aplicarlos correctamente para favorecer la absorción de sus principios activos y evitar la sequedad, el encrespamiento o la falta de brillo. Comprueba si estás utilizándolos adecuadamente y luce un cabello más sano y bonito.

2m 38s
Gtres
La aplicación de productos específicos en el cuidado de tu cabello es imprescindible para mantenerlo fuerte, suave, brillante y lleno de vida. Concretamente el champú, el bálsamo suavizante/reparador y las mascarillas, son los básicos que nunca deben faltar en tu neceser de belleza capilar. Utilizarlos correctamente es vital para favorecer que los principios activos del producto penetren en las fibras capilares y el cabello se vea luminoso, fuerte y sano.

Te contamos todo sobre ellos a continuación:

Aplicación del champú

Una vez mojado el cabello con agua abundante se vierte una pequeña cantidad sobre la palma de la mano, y sin diluirlo (para evitar reducir la concentración de los principios activos de éste) se distribuye por todo el cabello. Seguidamente habrá de practicarse un masaje por toda la cabeza con las palmas de las manos para terminar de extender el producto.

A continuación, utilizando las yemas de los dedos se friccionará el cuero cabelludo suavemente ejerciendo una leve presión para reactivar la circulación, masaje que partirá de la nuca ascendiendo lentamente hasta llegar a la frente.

Finalmente solo queda aclarar el cabello a fondo con agua tibia.

Aplicación del bálsamo

Una vez el cabello lavado y secado ligeramente con una toalla, se distribuye el bálsamo con ayuda de un peine de madera (para evitar que el cabello se cargue de electricidad) con púas largas y bien separadas.

Si el cabello presenta las puntas muy resecas o abiertas, será conveniente aplicar un poco más de bálsamo sobre esas zonas masajeando bien con las manos para facilitar la penetración de los principios activos.

Si el cabello tiene tendencia a engrasarse y apelmazarse enseguida en la raíz, conviene emplear el bálsamo únicamente en medios y puntas.

Dejar actuar de 3 a 5 minutos y aclarar abundantemente con agua tibia, efectuando los últimos segundos de aclarado con agua fría para obtener un cabello más brillante.

Aplicación de la mascarilla

La mascarilla, que se utilizará cada cierto tiempo de acuerdo a las propias necesidades y estado actual del cabello, se aplica sobre el cabello lavado y ligeramente secado con una toalla practicando un masaje con los dedos desde la raíz hasta las puntas.

Después se deja actuar unos minutos y posteriormente aclarar con abundante agua tibia hasta terminar los últimos segundos de aclarado con agua fría.

Con el fin de aumentar la eficacia de la mascarilla y sobre todo cuando el cabello se encuentra muy maltratado y desvitalizado, recomendamos después de aplicar la mascarilla, envolver la cabeza con un paño o toalla caliente y seguidamente aclarar de la forma indicada.