Buscar

Piernas e ingles perfectas, lo último en depilación

Piernas e ingles perfectas, lo último en depilación

Hay quien no conoce más depilación que la crema o la cera, sistemas obsoletos que no acaban con el vello sino que lo refuerzan. Pero más allá, existe un nuevo mundo en depilación, eficaz, cómoda y rápida para acabar con el vello, incluso con el más rebelde, ¡apúntate ya!

Cuchillas, cremas... utilizamos miles de sistemas de depilación que realmente no nos sirven. En una semana, el vello vuelve a aparecer, siendo más fuerte y poblado. Tanto en verano como durante todo el año, nos gusta lucir piernas y olvidarnos de este problema de una vez por todas.

Máquinas eléctricas

Las depiladoras eléctricas hicieron sus furor hace unos años y ahora se han modernizado, siendo menos dolorosas. Una de sus ventajas es que consigue atrofiar la actividad del bulbo de forma progresiva, convirtiéndose, poco a poco, en más débil. Arranca el pelo de raíz, pero no lo elimina del todo, de manera que vuelve a aparecer a las 2 o 3 semanas. 

Podemos utilizar estas máquinas, que casi siempre son pequeñas, domésticas y totalmente llevables a cualquier parte, en casi todo el cuerpo, menos en el rostro.

Por otra parte, aunque han evolucionado, siguen produciendo algo de dolor, y en pieles sensibles no es del todo recomendable porque pueden aparecer enrojecimientos y se irritan con facilidad. Además, aparecen folículos de vello abierto o enquistados, y pseudofoliculitis, pelos que se clavan en la piel y no pueden salir.

Sistema fotodepilación         

Es una de las últimas técnicas que suelen practicarse en muchos centros de estética. Como su nombre indica, consiste en aplicar un haz de luz que cubre la zona de piel a tratar de 5 a 10 cm con el objetivo de ir quemando folículos del vello para que no vuelva a aparecer.

Se necesitan varias sesiones de tratamiento, cada uno suele durar unos 10 min para piernas y algo más para otras zonas delicadas, como axilas, ingles o vellos en el rostro.

Los resultados suelen ser satisfactorios y eliminan el pelo en un 80% en la zona que hemos tratado. Podemos notar algo de dolor mientras nos realizan estas sesiones, pero éste se puede mitigar con otros sistemas que nos proporcionarán en el centro donde hagamos el tratamiento.

Fotodepilación en casa, ¡más comodidad!

Las firmas más importantes en electrodomésticos han lanzado al mercado sistemas innovadores de fotodepilación en casa, gracias a las pequeños gadgets que funcionan con Luz Pulsada Intensa (IPL).

Tales aparatos disparan flashes de luz que producen calor sobre la zona a tratar dotando al folículo de aletargamiento o reposo. Ello hace que el vello se caiga. Lo mejor es que no tienen cables y son fáciles de transportar, sea de viaje, al apartamento de playa o la piscina, para realizar sesiones de forma cada vez más sencilla.

La depilación láser, una técnica revolucionaria


Es el método más efectivo de depilación existente hoy en día, y podemos encontrar diversos tipos que cada vez son más sofisticados. La meta es que la mujer no sufra ni aparezcan efectos secundarios, como las sufridas y antiestéticas pieles enrojecidas.

En este caso, el folículo se quema gracias a las luces del láser sobre el vello siempre en crecimiento. También es un tratamiento que puede durar varios meses, repartidos en diversas sesiones de unos 30 min de media, aunque pueden durar mucho más dependiendo de la piel de la mujer y la zona a tratar.

Hemos de tener algo de paciencia, porque es algo lento de realizar y no se ven los resultados hasta terminado todo el tratamiento. Sin embargo, es eficaz en todo tipo de zonas, incluso las más rebeldes y difíciles de tratar (rostro, axilas, ingles, espalda...). Igual que la fotodepilación solemos notar algo de dolor mientras dura la sesión.

En algunos centros, la depilación láser se realiza a través de enfriamientos activos, lo que hace que el calor producido por el láser no llegue a la superficie de la piel, evitando las rojeces. Y es que ahora hay miles de técnicas, elige la tuya y ¡di no para siempre al vello!