Buscar

Evita que tu relación se enfríe

Evita que tu relación se enfríe
"A la vida hay que ir buscándole buenos momentos, ya que somos bastante expertos en buscar los malos. Y no se trata sólo de buscar ratos agradables, sino de provocarlos", aconseja la psicóloga Lucía Sutil. Imagen/Gtres
4m 9s

¿Sientes desde hace tiempo que te estás distanciando emocionalmente de la persona que amas? ¿La insatisfacción, el tedio e incluso el malestar están cubriendo de sombras el vínculo entre ambos? Quizá uno de los dos se está despidiendo interiormente de la relación, y aún se esté a tiempo de remediarlo.

"Lo nuestro ya no funciona como antes, cuando estábamos más unidos y nos entendíamos mejor, incluso sin palabras. La complicidad entre nosotros casi se ha esfumado, apenas quedan destellos de lo que fue. No tengo demasiadas ganas de estar a su lado y todo me da igual, no me entusiasma", confiesa Marta.

Por su parte, Enrique, su actual pareja siente algo similar y afirma: "La mutua atracción ha ido dando paso a la indiferencia compartida. No nos divertimos, y ni siquiera discutimos. Los días se suceden, casi iguales los unos a otros. Los vivimos sin ilusión. Creo que ya no sentimos el fuerte amor de los primeros tiempos". Pero ¿qué ha sucedido, dónde se nos ha quedado perdido…?

Testimonios como estos son muy frecuentes en las consultas de los psicólogos de pareja, y todos tienen un común denominador: indican que nuestra pareja necesita una profunda revisión, porque sus miembros han comenzado a alejarse el uno del otro, como dos barcos que antes navegaban a la par y aún están a la vista recíprocamente, pero siguiendo ahora rumbos diferentes.

"Parece que la mayoría deseamos una relación afectiva satisfactoria, estable y duradera, pero la realidad nos demuestra que si sumamos las rupturas y las parejas no satisfechas, se salva del deterioro sólo un pequeño porcentaje de las relaciones", señala la psicóloga Lucía Sutil, autora junto a Eduardo Lázaro, del libro "El despido interior en la pareja".

La experta define "el despido interior", como el cúmulo de circunstancias que van sumiendo a los miembros de la pareja en la falta de motivación y el desánimo, mientras cumplen con sus obligaciones mínimas para mantener las apariencias: "un proceso largo en el que la insatisfacción y la frustración, van distanciando las expectativas e ilusiones del inicio de la relación con la realidad de la convivencia".

¿ES AMOR REAL O SÓLO APARENTE?

¿Qué sucede cuando la relación de pareja es únicamente una fachada y el amor y la complicidad sólo aparentes? ¿Podemos hacer algo para no caer en ello, o remediarlo cuando ya está sucediendo? Según Lucía Sutil, existen varias claves para conseguir una relación de pareja agradable y duradera, así como estrategias para superar la situación causante de que la pareja sólo se manifieste como una fachada.

"La relación de pareja no es fácil y tiene momentos amargos, pero en la pareja estamos acompañados, nos sentimos queridos, podemos desarrollar nuestro amor y compartir con la otra persona un proyecto de vida", explica Sutil.

Advierte que "si nos encerramos en nuestros problemas con una actitud pasiva, pensando que nuestra pareja ha cambiado sin tener derecho a hacerlo, esto puede ser el inicio del despido interior. Una actitud pasiva y victimista no deja que la relación fluya, desde la comunicación, la confianza y el amor".

"A la vida hay que ir buscándole buenos momentos, ya que somos bastante expertos en buscar los malos. Y no se trata sólo de buscar ratos agradables, sino de provocarlos para compensar las tendencias negativas a las que a veces estamos predispuestos", señala la autora de "El despido interior en la pareja".

Para hallar y generar buenos momentos en el día a día, la psicóloga sugiere reconocer los logros de nuestra pareja, conseguir puntos de encuentro tanto en la obligación como en la diversión, ser detallista, demostrar nuestro cariño y amor hacia la otra persona, a través del contacto y las caricias.

"Hacer planes juntos es necesario y satisfactorio, lo cual es más fácil si se conocen los gustos y preferencias de la otra persona. Además, si tenemos la suerte de escuchar alabanzas por parte de nuestra pareja y le correspondemos, es difícil caer en el despido interior", señala la experta. 

"Las parejas deben poner en marcha su radar positivo, atentas a lo bueno y capaces de registrar todos esos espacios de satisfacción, por pequeños que sean, y también provocarlos. Esto es fundamental en el amor", destaca Lucía Sutil.