Buscar

Las mejores posturas sexuales para sitios reducidos

Para el amor y el sexo no hay horario ni lugar... ¿quién no ha desatado su lado más pasional en un baño, un probador o en el coche? Te desvelamos las posiciones más cómodas para que puedas disfrutar del sexo al máximo... ¡en cualquier sitio!

5m 20s
Son muchas las posturas que podemos probar a la hora de practicar sexo... Sin embargo, para el amor no hay agenda y cuando la excitación hace acto de presencia en lugares poco espaciosos, existen posturas que ofrecen más facilidades que otras. ¿A quién no le ha entrado el apetito sexual en un baño público, en la ducha o en el coche?

Os vamos a explicar cuáles son las posturas más idóneas para mantener relaciones sexuales en espacios pequeños. Sin duda, lo importante es que estéis cómodos, dispongáis de la máxima soltura para poder disfrutarlo y os dejéis llevar por la pasión... ¡Ahí van las posiciones clave para poder disfrutar del sexo a cualquier hora, en cualquier lugar!

En un baño público, en la ducha, en un probador...

La posición denominada "El Deleite" es muy recomendable para dejarse llevar por la lujuria en un baño. Mientras tú te sientas cómodamente en el borde del retrete, tu chico se arrodilla frente a ti, colocando su pene erecto a la altura de tu vagina. ¡Eso sí!: Si no tenéis a mano unas rodilleras, lo mejor será que él apoye sus rodillas sobre alguna prenda para no lastimarse. Con esta posición ¡tú marcas el ritmo! También se puede practicar en una bañera, ejerciendo de asiento el borde de la misma. ¡Entregaos al placer, no os arrepentiréis!

Sin embargo, el retrete da mucho juego, y otra de las posiciones que podéis practicar en él es "La Doma". Para llevarla a cabo, tu chico se tiene que sentar sobre la taza y tú te sentarás encima de espaldas a él. El ritmo lo marcarás tú con la ayuda de los pies y él tendrá la posibilidad de acariciarte el clítoris y los senos durante la penetración, pues sus manos están libres. ¡Convéncele y disfruta de una placentera estimulación de tus zonas erógenas durante el acto!

Otra postura muy recomendable para un baño, o también para un ascensor, un probador… es "La Bailarina". Pero… ¡cuidadito, sólo está permitida a las más flexibles! Para realizarla, los dos debéis de estar de pie, cara a cara. Tú tienes que levantar una pierna para situarla en el costado de él, que te ayudará a sostenerte sujetándola por el muslo, permitiendo la introducción del pene. Si no tenéis mucha flexibilidad, evitad esta postura... ¡no vaya a ser que os dé un calambre en la pierna y os pillen en una situación más que comprometida!

En la bañera, en el coche...

"El Abrazo" se practica de pie, y también da juego en un probador, en la ducha o en un baño público. Eso sí, en la ducha se recomienda que los dos tengáis los pies en el suelo. En esta posición, los dos estáis de pie uno frente al otro, él de pie y tú abrazada rodeándole con los brazos y las piernas. Deja que tu chico frote su miembro contra tu vulva, y llegados al punto de excitación máxima, se lleva a cabo la penetración. Aunque en este caso, no será muy profunda, sí garantiza una buena estimulación del clítoris y del glande. ¡Apuesta por esta postura para hacer realidad tus sueños más húmedos!

"El guardaespaldas" también es una postura excelente para un coito rápido y repentino, pues puede ser realizada prácticamente en cualquier situación. Por ejemplo, puede ser ideal para practicarla en la ducha. Tú has de colocarte de espaldas apoyando sus manos contra la pared, mientras el hombre te toma por detrás y con las piernas semiflexionadas te penetra, sosteniendo tu cintura para controlar el ritmo. Si sois de la misma altura, tú puedes flexionar ligeramente las piernas y poner el culo en pompa, si fuera necesario. En la bañera lo mejor es hacerlo de pie. ¡Anímate a intentarlo!

Si la bañera es amplia o se dispone de jacuzzi existen otras posturas más cómodas. Por ejemplo, "La Fusión" o "La Butaca", en ella, el hombre debe sentarse y echar la espalda ligeramente hacia atrás colocando sus manos al costado del cuerpo, mientras tú, te sientas encima de él, inclinada, también, ligeramente hacia atrás. Sería apropiado una buena estimulación previa de las zonas erógenas, ya que esta postura evita el contacto manual.

El coche ofrece múltiples posibilidades, se puede practicar en el asiento delantero: tú o él encima, o en la parte de atrás: se puede llevar a cabo la clásica postura de "El Misionero", aunque con alguna variación por motivos de espacio. Has de tumbarte con las piernas hacia arriba y él, a falta de espacio para reclinarse, con las rodillas flexionadas y los pies hacia atrás. También puede ser él quien se tumbe en el asiento trasero doblando las rodillas, y tú tomes las riendas sobre tu chico. Otra última variación, sería contigo sentada en el centro del asiento trasero, mirando hacia delante y las piernas abiertas, cuanto más abiertas mejor. Él se arrodillará en el espacio que hay entre los asientos traseros para penetrarte.

¿Cuál te gusta más? ¿Te atreves a probarlas? Ya sabes, cuando te surja el apetito sexual ¡no te cortes! No importa el momento ni el lugar, solo él, tú... ¡y la pasión!

FOTOS

 
Ir a la foto Las posturas sexuales más prácticas para espacios reducidos
Ir a la foto Las posiciones sexuales más prácticas en lugares pequeños

Las posturas sexuales más prácticas para espacios reducidos

Foto Las posturas sexuales más prácticas para espacios reducidos

En un baño público, en la ducha o en un probador puede surgir el apetito sexual, por eso, es importante saber qué posturas son las más adecuadas.

Las posiciones sexuales más prácticas en lugares pequeños

Foto Las posiciones sexuales más prácticas en lugares pequeños

El coche y la bañera permiten practicar el sexo de diferentes formas y posiciones. ¡A disfrutarlo!

Temas relacionados  ››