Buscar

Las posturas sexuales más excitantes del Kamasutra

Si quieres probar algo nuevo en la cama con tu pareja, no te pierdas las posturas sexuales más excitantes del Kamasutra, el libro hindú del sexo. ¡Conseguirás un orgasmo seguro!

3m 43s
Gtres
La rutina puede romper la relación de cualquier pareja. ¡Pero no la tuya! Si quieres intentar cosas nuevas para avivar las noches en tu dormitorio, no te pierdas las posturas sexuales más excitantes del Kamasutra. Este libro hindú no sólo trata sobre posturas sexuales, se compone de varios capítulos en los que desarrolla todos los aspectos de la sexualidad humana, también incluye lecciones sobre la seducción, el matrimonio e incluso la infidelidad.

Para una noche de pasión sólo necesitas el conjunto de lencería más sexy de tu armario y algo de imaginación para poner un toque picante en tus noches más apasionadas. Desde MujerdeElite te mostramos las mejores posturas.

El columpio

Para realizar esta postura colócate de espaldas a tu pareja. Él debe estar completamente tumbado, con las piernas estiradas, mientras tú te sientas a horcajadas. Puedes mantener el equilibrio sobre tus rodillas o sobre tus pies, como si estuvieras en cuclillas, la elección es tuya. Para colocarte de la manera más cómoda posible y prepararte para el movimiento, esta postura te permite apoyarte sobre las piernas de tu pareja y así tener mayor control sobre la penetración.

Con esta postura, tu chico será capaz de ver cómo tu pelo se mueve mientras tú disfrutas. La única precaución que debes tener es el ángulo en el que le mueves, asegúrate de que no es molesto para ninguno de los dos mantener esta postura. ¡Te encantará!
Gtres

El yunque

Para llevar a cabo la posición del yunque debes estar cómodamente tumbada sobre la cama. Tu pareja se debe colocar encima de ti, como si se tratase del misionero, pero esta versión es más complicada de realizar y permite una penetración más profunda durante el sexo. Lo complicado consiste en lo siguiente, recoge las piernas sobre tu pecho y apoya los pies sobre los hombros de tu pareja. Las sensaciones durante la práctica de esta posición sexual os sorprenderán. Es recomendable que practiquéis la posición del yunque una vez pasados los preliminares, cuanto más lubricada estés, mejor.

La abeja

Otra postura en la que estarás de espaldas a tu pareja. No podréis disfrutar de apasionados besos, pero sí de infinitas caricias en tu pecho y en tu clítoris. Para hacerlo de la manera más cómoda posible, tu chico podría sentarse descansando contra una pared con las piernas estiradas hacia delante. Una vez que él esté acomodado en su sitio, siéntate sobre él apoyando las rodillas en la cama, introduce con cuidado su pene en tu vagina. Él te ayudará con el movimiento poniendo sus manos bajo tus nalgas para que puedas levantarte con mayor facilidad. Esta postura te permite disfrutar con tu cuerpo completamente pegado al de tu pareja o bien inclinarte hacia delante ligeramente para variar el ángulo de entrada del pene. Esta es una variante de la postura antes descrita, el columpio.

La diosa

La posición de la diosa es una de las posturas sexuales más excitantes e íntimas. Permite que los besos y las caricias entre ambos no cesen.

Gtres
Tu chico debe estar sentado, si quiere puede apoyar la espalda contra una pared para su propia comodidad. Tú debes ponerte de frente a él, una vez realizada la penetración, rodea su cintura con tus piernas para acercarte incluso más a él y ¡empieza a moverte! El hombre quedará encantado con esta posición, pues es posible que tus pechos queden a la altura de su cara, sitio ideal para que pueda mirar, tocar y besar cuanto quiera.

La danza del misionero

Esta postura es una variante más complicada del clásico misionero. ¡Apto para las parejas más en forma! A partir de la postura del misionero, eleva tus caderas y aprieta el trasero para mantener la postura. La idea es que puedas mover tus caderas en el aire durante la penetración realizando pequeños círculos. 
Temas relacionados  ››