Buscar

Sorpresas muy sexys por San Valentín

Si quieres sorprender a tu pareja y disfrutar juntos de una noche de pasión sin límites no te puedes perder estas ideas tan "hot", difíciles de superar, ¿te atreves?

5m 40s
Gtres

Unas flores, unos bombones, un detalle en forma de prenda de vestir o complemento… todo vale para demostraros vuestro amor pero, tal vez, en una fecha tan especial te apetezca hacer algo diferente que dé paso a una velada inolvidable. ¡Deja que Cupido haga su trabajo y que la sensualidad impregne el ambiente! Un menú afrodisíaco, un masaje que despierte los sentidos, una noche en la que estará prohibido salir de la habitación... un regalo por San Valentín que no le dejará indiferente.

¿Qué tal un cambio de "decorado"? Seguro que tenéis pensado disfrutar de una romántica velada en casa o en un restaurante. Puedes sorprenderle transformando tu comedor en un nuevo escenario que os transporte a un paraíso exótico. Luz tenue, velas, un quemador que desprenda un aroma envolvente, pañuelos tipo velos adornando las paredes… las Mil y una Noches pero en casa. Tal vez prefieras un acogedor ambiente chill out, con algunas plantas naturales, una invitadora y mullida alfombra, lista para ser "estrenada" o unos pétalos de rosa que indiquen discretamente el camino hacia el dormitorio. Transformar el espacio que habitualmente compartís, resultará una idea innovadora muy apetecible.

Gtres
Si sois de los que disfrutáis de la buena mesa, os gustará saborear juntos un menú muy especial en el que no falten las ostras, el cava y los platos especiados con canela, pimienta y clavo. Como postre, unas trufas, unas fresas con nata o un delicioso pastel de chocolate. Para terminar, ¡no te cortes!, baja la intensidad de la luz, pon una música sugerente y déjalo con la boca abierta iniciando tu particular streptease (no importa que no te salga como a Kim Basinger en "Nueve semanas y media", será, al menos, sorprendente y divertido).

También puedes sorprender a tu pareja con la “caja del amor”. Un regalo que despertará todos sus sentidos. Para el sentido del olfato, escoge una esencia afrodisíaca para que vuestra noche os haga transportaros a otro lugar. Para el sentido del gusto, una cesta de fresas, nata montada en spray o sirope de chocolate negro. Para el sentido del oído, prepara una playlist con las canciones que más os recuerden a momentos inolvidables que hayáis pasado juntos, o aún mejor, dos entradas para algún musical en vuestra ciudad. Para el sentido del tacto, escoge un conjunto de lencería sexy para ti, y para él unos bóxers o slips que no tienen que ser de color rojo, pero es fundamental que tengan un tejido ultrasuave que no puedas dejar de acariciar. Para el sentido de la vista, una buena película que ninguno de los dos hayáis visto y en la que no falten dosis de erotismo, o bien esa cinta que visteis juntos en un momento especial de vuestra relación, a no ser que prefieras apostar por clásicos románticos como “Nothing Hill”, “Love Actually” o “El diario de Noa”.

Una vez lo tengas todo, mételo en una caja, decora con caramelos y gominolas, envuélvela con un papel de lo más llamativo y ¡sorpréndele!

Si tú y tu pareja estáis dispuestos a descubrir, sin complejos, todas las posibilidades a vuestro alcance en materia amorosa, una buena idea es organizar una reunión "tuppersex". La tarde de San Valentín vendrá cargada de sorpresas si os visita en vuestra casa una asesora de alguna de las empresas que ofrecen este curioso servicio como La Maleta Roja (www.lamaletaroja.com) o Los placeres de Lola (www.losplaceresdelola.com). En vez de mostraros las ventajas de los conocidos e inocentes tupperware de toda la vida, se trata de que os acerquéis al mundo de los juguetes eróticos: cremas y aceites para masajes, vibradores, bolas chinas, juegos de mesa muy picantes… podéis elegir el vuestro y probarlo esa noche.

Gtres
De lo más excitante puede ser también planear una escapada con "sorpresa". Por ejemplo: acudir a un hotel con spa donde se realizan masajes para dos, o donde disfrutar recorriendo juntos un agradable circuito termal (una vez relajados podéis continuar con otros masajes en vuestra habitación). Otra posibilidad es citaros en alguno de los conocidos como Love Hotels (Hotel Zouk, Hotel la França) en cuyas habitaciones no faltan los espejos en las paredes, la bañera con jacuzzi, o la cama de agua… no querréis salir.
Gtres
Una divertida fiesta de disfraces puede ser también el preludio de una noche apasionada. Podéis organizarla solo para vosotros o hacer una reunión de parejas. Es el momento perfecto para hacer realidad alguna de sus fantasías apareciendo con tu enigmático antifaz y esa indumentaria que tan atractiva le resulta.

La lencería más sugerente tampoco pude faltar en San Valentín. Sorpréndele con una imagen muy diferente a la habitual y con la que tú, además, te sientas muy femenina. Medias con liguero, un corsé, encajes y transparencias o ¿por qué no un tatuaje comestible?… es una noche muy especial y la ocasión lo merece.

FOTOS

 
Ir a la foto Una cena afrodisíaca en San Valentín
Ir a la foto La lencería más sexy no puede faltar en San Valentín
Ir a la foto Fiesta de disfraces por San Valentín
Ir a la foto Masajes con aceites esenciales en San Valentín
Ir a la foto Escapadas con sorpresa por San Valentín
Ir a la foto Bombones afrodisíacos

Una cena afrodisíaca en San Valentín

Foto Una cena afrodisíaca en San Valentín
Gtres

Si sois de los que disfrutáis de la buena mesa, os gustará saborear juntos un menú muy especial en el que no falten las ostras, el cava y los platos especiados con canela, pimienta y clavo. Como postre, unas trufas, unas fresas con nata o un delicioso pastel de chocolate.

La lencería más sexy no puede faltar en San Valentín

Foto La lencería más sexy no puede faltar en San Valentín
Gtres

Después de los postres, ¡no te cortes!, baja la intensidad de la luz, pon una música sugerente y déjalo con la boca abierta iniciando tu particular streptease (no importa que no te salga como a Kim Basinger en “Nueve semanas y media”, será, al menos, sorprendente y divertido).

Fiesta de disfraces por San Valentín

Foto Fiesta de disfraces por San Valentín
Gtres

Una divertida fiesta de disfraces puede ser también el preludio de una noche apasionada. Podéis organizarla solo para vosotros o hacer una reunión de parejas. Es el momento perfecto para hacer realidad alguna de sus fantasías apareciendo con tu enigmático antifaz y esa indumentaria que tan atractiva le resulta.

Masajes con aceites esenciales en San Valentín

Foto Masajes con aceites esenciales en San Valentín
Gtres

Podéis acudir a un hotel con spa donde se realizan masajes para dos, o donde disfrutar recorriendo juntos un agradable circuito termal (una vez relajados podéis continuar con otros masajes en vuestra habitación).

Escapadas con sorpresa por San Valentín

Foto Escapadas con sorpresa por San Valentín
Gtres

Otra posibilidad es citaros en alguno de los conocidos como Love Hotels (Hotel Zouk, Hotel la França) en cuyas habitaciones no faltan los espejos en las paredes, la bañera con jacuzzi, o la cama de agua… no querréis salir.

Bombones afrodisíacos

Foto Bombones afrodisíacos
La Maleta Roja

Unos bombones afrodisíacos como los que te ofrece "La Maleta Roja" os ayudarán a vivir una noche larga y muy intensa.

Temas relacionados  ››