Buscar

Novedades para decirle adiós al dolor en el dentista

Relacionar el dentista con el dolor ya no va a ser posible porque existen muchas novedades para evitar causar molestias al paciente.

3m 4s
Iván Malagón
Hay muchas personas que se sienten ansiosas o temerosas por tener que visitar al dentista, tú puedes ser una de ellas. Pero hay que tener en cuenta que el control del dolor es la labor principal en la odontología, tanto para no ocasionarlo como para controlarlo.
 
A día de hoy la odontología no es sinónimo de dolor, los dentistas tienen herramientas para controlar la ansiedad, evitar las molestias y dolores posteriores.
 
De la mano del prestigioso odontólogo Iván Malagón te contamos las últimas novedades para que el dolor no sea nunca más una excusa para no ir al dentista y puedas lucir unos dientes sanos.

Anestesias más eficaces

Una de las mayores intranquilidades de los pacientes a la hora de realizarse cualquier tipo de intervención odontológica, es la inyección de la anestesia y los miedos a las agujas. En este aspecto, se han conseguido nuevas técnicas:
 
Uso de sedantes
 
Los sedantes relajan al paciente, disminuyen la sensibilidad de éste durante la colocación de la anestesia y la realización del tratamiento. El odontólogo, como facultativo médico, puede administrar al paciente sedantes vía oral, intravenosa o por gas nitroso que permitan luego la administración de la anestesia sin ninguna dificultad.
 
Administración de la anestesia local
 
La propia administración de la anestesia también ha mejorado notablemente. A partir de diversos estudios, técnicas y tecnologías, los dentistas conocen mejor la estructura de los tejidos donde se ha de inyectar la anestesia y por qué es más adecuado hacerlo de forma más lenta y constante, para que el paciente no sienta dolor.
 
Inyección de gel
 
En caso de problemas gingivales se puede usar un nuevo preparado anestésico que se coloca en el surco gingival, entre el diente y la encía, sin pincharla, transformándose poco a poco en gel y que duerme la encía durante 20 minutos.
Gtres

Mejoras en la intervención quirúrgica

A pesar de que las anestesias puedan ser de gran ayuda para permitir la colocación de implantes dentales sin dolor, la intervención quirúrgica para colocar dicho implante puede generar ligeras molestias.
 
Por esta razón, la odontología trabaja continuamente en nuevas técnicas que eviten al máximo cualquier tipo de dolencia, por ejemplo:
 
Microcirugía no invasiva

 
Para realizar la colocación de un implante dental, era común que los odontólogos abrieran la encía y dejaran el hueso al descubierto. Sin embargo, esto producía malestar durante el tratamiento y un post-operatorio incómodo en los pacientes, a pesar del efecto anestésico.
 
Por esta razón, la aparición de la microcirugía no invasiva ha permitido grandes avances en implantes dentales sin dolor. Mediante un software que realiza tomografías computarizadas a la boca del paciente, el odontólogo es capaz de conocer con detalle la estructura ósea del paciente y realizar incisiones mínimas e indoloras para colocar el implante.
 
Instrumental vibratorio de alto poder de corte

 
Actualmente existen bisturís óseos que cortan el hueso por vibraciones microscópicas. Este dispositivo no levanta temperatura y permite cortes en el hueso sin lastimar los tejidos blandos que lo rodean. Los beneficios son un mayor confort del paciente durante la cirugía y posterior a la misma.
Temas relacionados  ››