Buscar

Anorexia y Bulimia: los grandes enemigos de nuestros dientes

Se calcula que la anorexia y la bulimia afectan al 6% de las jóvenes españolas, estas enfermedades producen caries, decoloración y pérdida de los dientes.

2m 38s
Clínica Iván Malagón
La Navidad es sin duda una época que tenemos muy identificada con el exceso. Pero si tuviésemos que focalizarla en uno, probablemente elegiríamos la alimentación. Enero no sólo tiene su cuesta económica, también la cuesta de tener que dejar esos kilos de más que hemos disfrutado cogiendo durante las Navidades y que se pueden perder gracias a una dieta equilibrada.

De excesos os vamos a hablar, de excesos alimenticios, pero no de esos que se producen durante estas fechas sino de esas patologías que afectan a muchas personas durante todo el año y de cómo éstas pueden influir en nuestra salud bucal.

Tras muchos años de casi esconder el problema, durante los últimos años la anorexia y la bulimia han saltado a las páginas de actualidad y se han convertido en un problema que afecta a miles de familias. De hecho se calcula que es una patología que afecta al 6% de las jóvenes españolas.

Problemas dentales

El prestigioso odontólogo Iván Malagón nos explica qué influencia pueden tener estas enfermedades en la salud dental: "Cuando se comienza a comer mal, no tardan mucho en aparecer lesiones de desgaste. De hecho, es a veces el dentista el primero en detectar estos trastornos alimenticios. Aunque, desde luego, las más características están ligadas a los vómitos, y afectan sobre todo la cara interna de los dientes. Además, para llenarse el estómago o ayudar a los vómitos, algunos pacientes pueden tomar hasta seis litros de refrescos diarios. Naturalmente estas bebidas son muy perjudiciales para la dentadura".

Gtres
Otro de los problemas es el reflujo gastroesofágico, una enfermedad que se caracteriza por la presencia de síntomas crónicos y/o daño en la mucosa del esófago a causa de un reflujo anormal del contenido del estómago hacia el esófago, relacionado con la anorexia y la bulimia, ya que a menudo se produce por la noche, lo que provoca nuevos ataques ácidos que pueden pasar desapercibidos. "Las lesiones relacionadas con este fenómeno se suelen localizar en un solo lado de la mandíbula en función de la posición que se adopte al dormir", como destaca el doctor Malagón.

En conclusión: Cuando una persona padece de bulimia come de forma excesiva y después se induce el vómito, cuyos ácidos estomacales son capaces de atravesar la boca pudiendo erosionar el esmalte dental. Así se producen las caries, decoloración y pérdida de los dientes.

En los casos de anorexia, el estado de semiinanición de la persona priva al cuerpo de los nutrientes que necesita. Esto le puede provocar una osteoporosis que debilite los huesos maxilares que sostienen a los dientes, llegando incluso a perder las piezas dentales.
Temas relacionados  ››