Buscar

Corvina: un pescado blanco muy versátil y lleno de beneficios

La corvina es un pescado blanco con muy bajo contenido en grasa, de sabor fino y carne tersa, perfecto tanto para los ceviches como para las frituras. Se pesca desde hace más de 3.000 años y fue precisamente entonces cuando nació la leyenda de las supuestas propiedades curativas del hueso de la cabeza de la corvina.

   24/10/2018 - 5:26 1m 34s
Restaurante Fishgon

En el sur de España y Portugal es habitual encontrar todo tipo de piezas de joyería fabricadas con el llamado hueso de corvina, que no es más que una formación calcárea que comparten ciertas especies de peces y que sirve básicamente para la audición y al que los expertos llaman otolito. Cuanto mayor es la corvina, mejor es el hueso y por tanto mayor poder tendrá un amuleto que ya utilizaban los fenicios.

Y aún cuando estas supuestas propiedades curativas puedan resultar muy interesantes y atractivas, las verdaderas cualidades de la corvina son las culinarias. No cabe duda de que es una especie muy apreciada en gastronomía que ha ganado adeptos muy rápido en los últimos años. Esto se debe a que su carne es sabrosa y tersa, y que admite distintos sistemas de cocinado: asado, a la plancha, a la sal, cocido… siendo también ideal para consumir crudo en los tradicionales ceviches.

La corvina es un pescado blanco, por lo que su contenido en grasas es bastante bajo, inferior al 2%. Posee un interesante aporte de ácidos grasos Omega-3, proteínas, fósforo, hierro y calcio, y sólo proporciona entre 75 y 90 kilocalorías por cada 100 gramos, así que es ideal para la dieta de toda la familia, y especialmente en dietas para adelgazar.

Temas relacionados  ››