Buscar
Filtros
En qué categoría buscar
  
Buscar en:
Marca donde deseas buscar el texto o palabras clave que hayas introducido, si no marcas nada se buscará en toda la receta
En el Título
En los Ingredientes
En la Elaboración

Ensalada con salmón marinado y remolacha

Por
MujerdeElite
   (4) / 5 Votos
35 minutos
Fácil
Ensalada con salmón marinado y remolacha

Ingredientes » Calculadora de Calorías

  • 1 lechuga trocadero
  • 200 gramos de salmón fresco
  • 1 remolacha cocida
  • 1 manzana verde
  • 1 manojo de eneldo
  • 1 cebolleta
  • 1 lima
  • Zumo de limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Cómo hacer ensalada con salmón marinado y remolacha paso a paso

  1. Retirar las hojas de fuera de la lechuga trocadero y quedarse con la parte del cogollo, con el corazón de la lechuga. Cortar por la mitad y aderezar con un poco de sal y aceite de oliva virgen extra.
  2. Coger la remolacha cocida y meterla en un vaso batidor. Añadir una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra, sal y el zumo de media lima. Triturar todo con la batidora.
  3. Cortar el salmón en cubos.
  4. En un bol se pone sal, la misma cantidad de azúcar y se añade la emulsión de remolacha, reservando un poco para el aliño final. Mezclar todo e incorporar los tacos de salmón. Remover y dejar en la nevera macerando durante 12 horas.
  5. Cortar la manzana verde en bastones y añadir un poco de zumo de limón para que no se oxide.
  6. Recuperar la emulsión de remolacha que había quedo y añadir un poco de aceite de oliva virgen extra.
  7. Llega el momento de emplatar. Se coloca en el plato la mitad de la lechuga que previamente se había aliñado. Repartir los cubos de salmón marinado y los bastones de manzana. Poner un poco de eneldo por encima. Añadir un poco de pimienta y negra y rematar con el aliño de remolacha.

Observaciones

2 personas

En esta receta, el chef Rodrigo de la Calle le da un aire nuevo a la lechuga trocadero, combinando su sabor delicado y acuoso con la atractiva textura del sabroso salmón, todo ello aderezado con una emulsión de remolacha y aceite de oliva que confiere al plato un punto dulce muy interesante.

Esta variedad de lechuga, con su peculiar forma de rosa y sus hojas de color verde fuerte tiernas y mantecosas, es una gran fuente de vitaminas y minerales. Sus múltiples oligoelementos, como el hierro, cobre y zinc, pueden ser una buena medicina para la anemia cuando se combina con otros vegetales. Además, es un buen estimulante del apetito, contribuyendo al buen funcionamiento del aparato digestivo. También es ideal para regular la rutina del sueño, un buen remedio para aquellos que padecen insomnio.
Fuente: Rodrigo de la Calle para Primaflor
Valora:

MÁS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR