Buscar

Trucos para el pelo graso y fino

Tiende a dar un efecto de suciedad por el brillo, se apelmaza y acabas con un recogido alto, o con una diadema para el disimulo. ¿Cómo acabar con el pelo graso y además fino?

2m 34s
Gtres

¿Acabar con el pelo graso y además fino? Quizás este tipo de cabello, es de los que tiene mayores inconvenientes, especialmente para la mujer. Tiende a dar un efecto de suciedad por el brillo, se apelmaza y acabas con un recogido alto, o con una diadema para el disimulo... ¡Error!

Para todas aquellas mujeres que tienen el cabello graso y fino, lo ideal es utilizar productos específicos para poner punto y final al problema.

Lo primero es acabar con el apelmazado y la sensación de brillo que nace en la raíz. Para ello, deberás disponer de dos champús:

  1. Antigrasa-seborregulador: Es suave y sin jabón para todos los días. Lo encontrarás en tu tienda habitual o farmacia.
  2. Especial para cabello graso: Escoge uno de firma a ser posible. Pregunta en tu peluquería. Redken (Vivagen) tiene una amplia gama.

Aplica el producto en el cabello con mucha suavidad y evita el contacto con la raíz, porque la mínima espuma la lavará. Es fundamental que a la hora de mojarlo lo hagas con agua templada, ya que muy caliente generará más grasa.

Si sueles utilizar acondicionador, pon la cantidad del tamaño de una nuez y sólo en las puntas. Para acabar, acláralo en profundidad con agua fría para cerrar los poros.

Un truco casero es incorporar el zumo de dos limones al último aclarado con agua fría. Al ser un cítrico astringente te ayudará a dejarlo más suelto y con volumen.

Sacúdete el pelo de arriba a bajo cuatro veces y no utilices toalla. Es preferible dejarlo al menos 15 minutos libre sin que nada lo cubra, mientras recoges el baño, te vistes, o te maquillas.

Con el secador, procura tenerlo alejado a unos 20 cm, y si puedes a una temperatura intermedia-baja. No lo cepilles mucho, y si tienes enredos con una gota de sérum en las puntas basta.

Mascarilla antigrasa

Si eres de las que te gusta mimarlo, aunque te saque de quicio tener que lavarlo todos los días, para que no tengas esa sensación de suciedad es recomendable que utilices una o dos veces a la semana mascarilla. Puedes elaborarla en casa, para mayor fiabilidad.

Un ejemplo es: mezclar agua tibia con arcilla blanca, ya que ésta absorbe la grasa. Espera 10 minutos, ni más ni menos, y aclara en profundidad.

Por último, recuerda que debes evitar cualquier tipo de sombreros, pañuelos o cintas. En invierno mejor llévalo suelto o con un recogido bajo, el estilo Low Knot te salvará... Echa un vistazo a nuestra sección de peinados y ¡voilà!

Temas relacionados  ››