Buscar

Los efectos del cloro de las piscinas en el pelo, las uñas y la piel

Descubrimos cómo afecta el cloro a nuestra piel, cabello y uñas, y cómo podemos paliar sus efectos adversos.

2m 7s
Agencias
En plena temporada de piscinas, cabe detenerse a analizar los efectos del cloro en la piel, cabello y uñas. Un cambio de pH que hace que la piel se reseque, el pelo pierda brillo y las uñas se agrieten.

Diversos profesionales del sector de la belleza y estética nos cuentan cómo podemos minimizar los efectos adversos del cloro:

Cabello

“El efecto que produce el cloro en el cabello es sobre todo la sequedad, pero también lo debilita enormemente, tornándolo quebradizo y además, con otros componentes como el hierro y el cobre que se encuentran en las piscinas, distorsionando el color en cabellos teñidos y/o con mechas, de manera que a veces se nos pone como verde”, comenta el estilista David Lesur.

Hay varias soluciones para el pelo apagado, sin brillo y reseco causado por el cloro de la piscina. Es necesario el uso de un spray que proteja el cabello antes de exponerlo al sol, también como preventivo para el daño que el cloro ocasiona, junto con una buena ducha para aclararlo bien, tras el baño, y la aplicación de un buen champú hidratante. Sin duda, en verano hay que usar más protectores, mascarillas y acondicionadores que sirvan para suavizar las puntas.
Agencias

Piel

Respecto a la piel, el cloro deteriora su manto graso protector, por lo que es muy importante después del baño hidratarse bien la piel, tanto el cuerpo como la cara. Debemos saber que en ocasiones, el cloro contiene hipoclorito de sodio que puede provocar reacciones químicas en la piel, además de irritación, hinchazones o pérdida de melanina.

Máxima hidratación por el día y una crema nutritiva por la noche conseguirán reparar los problemas cutáneos que causa la exposición al cloro.

Uñas

Como agente irritante, el cloro puede producir hiperreactividad en personas susceptibles, afectando a la adherencia de esmaltes y demás productos para embellecer las uñas, como por ejemplo productos acrílicos, geles o esmaltes permanentes. Berenice Espejo, de la marca norteamericana ORLY, nos cuenta que “las uñas se protegen hidratando y nutriendo desde la matriz, bastan unas gotas de aceite para cutículas enriquecido con vitaminas”.
Temas relacionados  ››