Buscar

Preliminares del sexo ¡Déjalo sin aliento!

Preliminares del sexo ¡Déjalo sin aliento!
Gtres

Si es todo un aficionado al “aquí te pillo, aquí te mato”, a partir de ahora será él quien te pida que os lo toméis con calma. Conoce sus zonas erógenas, las caricias más sensuales que le pondrán a cien y practica los preliminares más sensuales. ¡A disfrutar!

Tan importante como el momento del orgasmo son los llamados preliminares: los besos, las caricias, los masajes y todo aquello que se os ocurra para entrar en acción. La imaginación será tu mejor aliada para dejarlo cao y sorprenderle con toda clase de juegos sexuales.

¡A calentar el ambiente!

Crear una atmósfera agradable va a facilitar mucho una jornada de sexo con total pasión. Pero puedes empezar a caldear el ambiente a distancia: Llámale al móvil y susúrrale con tu voz insinuante, déjale mensajes en el contestador, en su correo electrónico... ¡Seguro que le encanta!

Si ya tenemos escogido el lugar de la cita sexual, tómate unos minutos para bajar las luces, llenar la bañera de espuma, dejar pétalos de rosa por el pasillo o apagar la luz y convertir la habitación en un lugar donde inunda la calma y el relax a base de velas o incienso.

Practica un buen masaje

Tanto si vas vestida con tu mejor ropa interior o totalmente desnuda, empieza a tocar su cuerpo con un intenso masaje. Es la excusa perfecta para abrazar y hacer caricias con aceites especiales. Los masajes pueden subir de tono y realizarlos con los pechos, los pies, las nalgas, el pelo y la lengua.

Llegamos a las zonas erógenas

Si no conoces las zonas erógenas de tu pareja, es tan simple como preguntar. Así no andamos con rodeos y sabemos lo que le gusta para practicar juegos sexuales de forma intensa. Empieza a besar el cuello, a pasar la lengua por la oreja, a lamer la espalda, los glúteos o los pies si ves que le encanta.

Acompáñate por miel, nata, chocolate y hasta frutas para hacer que estos momentos sean todavía mucho más intensos, de esta manera podéis chupar los dos cada parte del cuerpo y será todo más goloso.

¿Jugamos?

Para que los preliminares sean todavía más completos, hay múltiples juegos sexuales que podemos utilizar. Sorpréndele y saca tus esposas del cajón de la mesita, disfrázate de gótica o de colegiala y simula una historia entre los dos, y hasta se puede jugar al strip poker mientras cada uno se va quitando prendas. Todo ello hace que retrasemos el momento del orgasmo para que nuestra vida sexual sea cada vez más plena. Sigue estos consejos y no te arrepentirás.