Buscar

Mi novio no es romántico, ¿qué hago?

Mi novio no es romántico, ¿qué hago

¿Quieres que tu chico sea más detallista? Sigue nuestros consejos.

2m 48s
Suele pasar que cuando pasan los primeros meses de amor y pasión y llega la rutina, se acaban los detalles y se acaban las sorpresas, si alguna vez las hubo. Entonces es cuando empiezas a echarlas de menos, pero lo que quieres es que esos gestos salgan de él, sin necesidad que tú se los pidas, ¿verdad?

Las mujeres hemos de tener en cuenta que el concepto de romanticismo varía de un hombre a otro, por no decir de hombres a mujeres, donde el cambio es de dimensiones planetarias. A nosotras nos encantan los grandes gestos, para ellos todo es un gran gesto, porque no están acostumbrados a hacerlos.

Por tanto, no podemos esperar que ellos tengan el mismo concepto de romanticismo y detalle que nosotras, puesto que no es así. Lo que para nosotras es precioso y romántico es posible que para ellos sea extremadamente cursi, algo que se sale de sus posibilidades.

Una norma fundamental es nunca, nunca comparar a tu chico con nadie. Igual que a ti no te gusta que te hable de las innumerables virtudes de las novias de sus amigos, a él no le gustará escuchar los absolutamente maravillosos detalles que tienen los novios de tus amigas con ellas. Por no decir que queda totalmente prohibido que le compares con algún ex tuyo. Le harás sentirse inferior y ese no es el objetivo de una relación.

Si quieres algo, ¿por qué no pedirlo? Quieres que tu chico sea detallista, ¡pues díselo! Eso sí, hazlo de la mejor forma. No le hagas ver que es un reproche o un defecto irremediable que te hace querer dejarle. Coméntaselo, sin más, con esa confianza que es la base de vuestra relación. Y él seguro que lo entiende.

No seas materialista, los mayores detalles no son objetos, sino actos, así que olvídate de pedirle regalos carísimos, pues llegará un momento en que valorarás más un "te quiero" que un móvil con un precio con muchas cifras.

No centres toda la relación en los detalles, puesto que un noviazgo es mucho más: es el día a día, es lo que él te comprende y tú le comprendes a él, son las ganas de verle y de estar con él… Está claro que las pequeñas cosas son las que dan vida a tu relación pero no es lo único que tiene.

Y sobre todo no intentes cambiarle. Él es como es, y tú le quieres por eso. La persona que tú quieres que sea es otra distinta, así que no le exijas que cambie su forma de ser para que a ti te complazca más. Si cambia, al final te reprochará estos cambios y la relación se verá muy afectada. Si le apetece tener detalles, igual que te apetece a ti hacerlos o recibirlos, lo hará, sin importar la presión a la que lo sometas.