Buscar

¿Cómo seducir a un hombre? ¿Cómo les gustan las mujeres a los hombres? ¡Descúbrelo y arrasa!

A seducir, se aprende. Descubre cómo seducir a un hombre con las claves infalibles de la seducción. Además, conoce los rasgos físicos que más les gustan a los hombres de las mujeres. ¡Arrasarás!

8m 57s
Dr Junco

Cupido ya tiene las flechas preparadas para San Valentín, y aunque se dice que es el día más romántico del año, también es el momento perfecto para poner en práctica tus armas de seducción y disfrutar de un San Valentín muy erótico.

Para llegar a San Valentín con el atractivo subido, la psicóloga y sexóloga Marian Frías nos da las claves para que te conviertas en una auténtica maestra de la seducción y triunfes este, o cualquier otro día del año. ¡Toma nota!

Querer seducir

Para tener éxito y convertirte en toda una seductora, nada es más importante que la actitud. Para ello es vital tener clara la motivación: ¿por qué quiero cultivar el erotismo y ser más atractiva? (Un tip para que esto no se nos olvide es tener la respuesta escrita en un sitio visible, para que nos ayude a recordarlo durante el día). Ya sea para mantener el deseo en tu relación, para tener más oportunidades de ligar o para sentirte mejor contigo misma, cualquier respuesta es válida.

Saber seducir

Aunque no existe una receta secreta para la seducción, es cierto que al ser una habilidad podemos trabajar en ella, aprender a seducir y a desarrollar nuestro erotismo innato para generar conexiones más significativas con los demás. A este respecto, es importante saber que la atracción se produce a varios niveles, por tanto, desarrollar nuestro atractivo para seducir requiere que pongamos foco en todos ellos:

Gtres
• A nivel psicológico: nuestra manera de pensar puede ser más atractiva si no juzgamos a los demás, si estamos dispuestos a escuchar y a conocer a otra persona sin tener que dar nuestra aprobación o rechazo. Tener una actitud amable y optimista nos hace más atractivos.

• A nivel físico: sentirnos a gusto con nosotros mismos al mirarnos al espejo hace que irradiemos seguridad y confianza. Así que cuida tu físico y acepta la belleza de lo natural e imperfecto. Para muchos, los ojos son la parte más erótica de la otra persona.

• A nivel de nuestro entorno: por dónde nos movemos y los sitios que frecuentamos. Rodearte de entornos divertidos y agradables alimenta el atractivo.

• A nivel energético: el querer gustar es lo que nos aleja de gustar. Entregarnos en exceso genera más agobio que atracción. La seducción y el erotismo requieren de “poco a poco” y de misterio, recuerda. Si lo das todo de una vez no quedará nada por descubrir.

Utilizar los sentidos para seducir

El mundo del erotismo no es un mundo solamente teórico, requiere de experimentación. Un buen seductor tiene que saber utilizar sus sentidos a su favor para generar conexión y deseo. Aprender a sacarles partido es clave:

La vista: aprender a hablar con la mirada. Es clave para la excitación, mirar los ojos de la otra persona, su boca, y comunicar en silencio a través de lo que decimos con los ojos.

El olfato: el olor es un factor determinante para la atracción y el deseo y nos puede ayudar a generar nuevos estímulos y la excitación. Masajes sexuales con aceites aromáticos, baños con aromas, velas aromáticas y fragancias afrodisíacas, pueden ser los ingredientes que nos acompañen en el encuentro.

Gtres
El tacto: una caricia se tiene que hacer desear. Antes de tocar a la otra persona, toquémonos a nosotros primero para que esa persona pueda verlo. Acariciarnos el cuello, rozar nuestros labios con un dedo, poner nuestras manos en nuestros propios muslos, es un acto que favorece la conexión antes de llegar a tocar a la otra persona. El deseo va a fuego lento.

El oído: en una conversación con alguien a quien quieras seducir, introduce palabras con una carga erótica para ti, pudiendo cambiar en esos momentos el todo de voz, un tono más pícaro y sugerente.

El gusto: come delante de un espejo e intenta sacar esa imagen de ti comiendo que te parece más atractiva. Cuida la higiene de tu boca y sonríe con la boca y la mirada.

¿Cómo les gustan las mujeres a los hombres?

El juego de la seducción es una constante a lo largo de la historia y ya tenemos las claves infalibles para convertirnos en maestras de la seducción. No obstante, y pese a que hombres y mujeres emplean sus mejores armas para conquistar, y la belleza se encuentre más allá de un envoltorio bonito, no podemos obviar que el aspecto físico suele ser la primera carta de presentación. De manera que para conseguir que ese primer impacto obtenga los resultados esperados, hay que tener en cuenta cuáles son los rasgos físicos que más les gustan a los hombres de las mujeres. Así podremos potenciarlos y conseguir que nuestra primera impresión sea perfecta.

Mientras lo que más les gusta a las mujeres de un hombre es la simetría del rostro, la mandíbula, los ojos, la altura y la espalda, ellos se sienten atraídos por…

La boca: Pocas cosas hay más irresistibles para un hombre que una boca femenina apetecible, con unos labios carnosos e hidratados (el lip gloss es mágico para esto). El brillo de los labios se convierte en un arma de seducción que atrae a los hombres como la luz a los mosquitos. Esta boca, acompañada de una amplia sonrisa que transmita sinceridad, conforma una combinación ganadora.

Gtres
El cabello: A pesar de la constante evolución de la tendencia en cabellos cortos para las mujeres, los hombres siguen sintiendo debilidad por una mujer con cabello largo y brillante. Respecto al color del cabello, no hay ninguna preferencia, aunque suelen gustar más los colores naturales que las melenas coloreadas.

Los ojos: Unos ojos grandes y expresivos atraen más a los hombres que los ojos pequeños. Mientras que los hombres de ojos claros atraen más a las mujeres, ellos prefieren los ojos castaños o verdes, asociados a la belleza clásica española.

El pecho: Saliendo de los tipos de rostros que más gustan a los hombres, una de las partes de la anatomía femenina que más atraen es el pecho. Al contrario de lo que se cree, no se busca que la mujer sea excesivamente voluptuosa, de hecho, atraen más los pechos que no son demasiado grandes, pero resultan proporcionados con el resto del cuerpo.

La piel: Una piel luminosa, hidratada y con aspecto saludable resulta irresistible para los hombres. Por ello, una buena alimentación, descanso e hidratación, marcarán una diferencia en el estado de la piel, para que sea atractiva.

¿Cómo ser sexy?

¡Abajo los protuberantes senos asomando por escandalosos escotes, las flamantes cabelleras rubias platino o las vertiginosas minifaldas a lo Lolita! ¡A los hombres les excita la naturalidad! Ellos aseguran que no hay nada más sexy como una mujer con aspecto natural, sin maquillaje. Chicas de piel joven, con el pelo suelto -antes que recogido- y mejor largo que corto. En cuanto al asunto capilar afirman también que prefieren a las mujeres morenas antes que a las rubias, aunque el icono sexual haya sido Marilyn Monroe y encabece la lista de mujeres "sexys", Scarlett Johansson.

La sensualidad además no es algo meramente físico, importan muchísimo los gestos pequeños: la manera de mirar, de hablar, de sentarse, moverse, caminar. Y es que lo más sexy para ellos es una mujer inteligente. La conversación es fundamental para calibrar si una dama le produce morbo y excitación o no, que sea ágil, graciosa, que le siga el ritmo.

Para otros, en cambio, es muy importante la manera en que una mujer mira: apartando coquetamente la mirada, con timidez. Hay también quien prefiere a las chicas que miran de frente y son sinceras.

La gran mayoría de los hombres aseguran que les parecen más sensuales las mujeres seguras de sí mismas e independientes frente a las más clásicas y retraídas. La forma de hablar es otra de las cosas que despiertan el interés del género masculino ya que es una de las cosas más atractivas de una chica. Ellos prefieren las voces suaves y dulces frente a las fuertes y chillonas, y las mujeres calladas a las muy habladoras.

Scarlett Johansson - EFE

Además, y aunque pueda resultar paradójico, los hombres prefieren el estilo informal y deportivo a la hora de vestir que el arreglado. Una dama enfundada en unos vaqueros bien ajustados y una camiseta de algodón blanca es más sugerente que la misma mujer con un traje de escándalo de Valentino, evidente, al menos así lo ven ellos.

Sobre lo que no hay discusión es sobre el calzado, todos se decantan por unos buenos tacones. No obstante no soportan las mujeres con muchas joyas o muy bronceadas.

A pesar de lo que creen las mujeres, los hombres prefieren pecar de sobrepeso que de anorexia a la hora de elegir compañera de almohada. Y es que, según la mayoría, más vale que sobre a que falte. Porque además consideran que no hay nada más sexy que ver a una mujer disfrutando de los placeres que le brinda la vida, como la comida, la bebida o el sexo.

Una mujer sexy también es coqueta, femenina y en algunos casos buena bailarina. Es muy consciente de las armas de seducción y las utiliza constantemente. ¡Saca la sensualidad que hay en ti y no desaproveches estos pequeños consejos! Ponte manos a la obra y despliega todas tus armas de seducción.

Temas relacionados  ››