Buscar

Muebles reciclados: ¡se lleva lo vintage!

Muebles reciclados: ¡se lleva lo vintage!
Bruguer

¿Quieres darle un toque chic a tu hogar? ¿Qué tal si recuperas esa cómoda, esa mesita auxiliar o ese cabecero para tu dormitorio? Lo antiguo está de moda en la ropa, en los complementos y también en decoración porque, de forma sencilla, podrás personalizar cualquier ambiente.

5m 20s
Un mueble antiguo tiene algo especial, resulta único, original y seguramente guardará muchas historias. El mobiliario de líneas art decó o de aires retro ha regresado con tal éxito que cada vez son más numerosas las tiendas especializadas en este estilo.

Antes de hacer limpieza y deshacerte de esos muebles para los que no encuentras el lugar adecuado, intenta imaginar cómo quedarían aplicándoles algunas técnicas muy sencillas como, por ejemplo: darle otro aspecto a la madera, cambiar unos simples tiradores o remplazar el tapizado.

Convertir lo antiguo en vanguardia sin que pierda su esencia, esa es la idea vintage, un estilo que ofrece distintas posibilidades para adaptarse a tus gustos particulares. A la hora de reciclar un mueble determinado puedes elegir entre potenciar su aspecto antiguo y "envejecido" o transformarlo en algo rabiosamente actual, respetando, en cualquier caso, su particular diseño.

Si decides ponerte manos a la obra, ten en cuenta que son tres los factores que influirán en el resultado final:

    •    El tratamiento de la madera.
    •    Los colores elegidos.
    •    Los complementos utilizados.

Tratamiento de la madera:

Es el primer paso para recuperar cualquier mueble y darle el aspecto que desees. Si la madera se presenta deteriorada o simplemente quieres cambiar su color, lo primero que tendrás que hacer es limpiarla y eliminar cualquier resto de pintura anterior o de barniz. Para ello, necesitarás lijarla con lana de acero o aplicar un producto decapante que la deje preparada para iniciar la transformación.

Los colores:

Para conseguir el deseado aire retro tienes dos opciones principales: elegir tonos claros, pastel, para obtener un mueble romántico y glamuroso, o decidirte por los colores fuertes que provoquen contrastes muy marcados para, así, hacer palpable ese toque atrevido y chocante.

Por ejemplo, piensa en esa cómoda que quieres reciclar: una vez limpia la madera, puedes pintarla en un nostálgico celeste uniforme, o bien combinar el blanco (para todo el mueble) dejando los cajones en rosa fucsia (el cambio resultará espectacular). Los contrastes son la seña de identidad del vintage más novedoso.

Los juegos entre blanco y negro, negro y tonos dorados o blancos con poderosos rosas o añiles contribuyen a crear espacios alegres, originales y muy personales. A la hora de pintar, recuerda utilizar siempre brocha (no rodillo) y hacerlo siguiendo la dirección de las líneas de la propia madera. Debes, además, colocar adecuadamente la cinta de carrocero para delimitar perfectamente el espacio que ha de ocupar cada color.

Una vez que el mueble esté seco, es conveniente matizar su acabado. Para conseguir máximo brillo, aplica una capa extra de barniz o pasa un paño de nylon por la pintura ya seca (unas medias de las de toda la vida valdrán a la perfección).

Si lo que buscas es un aspecto envejecido, tendrás que realizar un suave decapado utilizando nuevamente la lana de acero (en todo el mueble o en determinadas zonas, según tus preferencias). Una buena idea para este segundo caso es pintar utilizando dos colores diferentes, por ejemplo, una primera capa en dorado y sobre ella (una vez seca) otra de color negro. De esta manera, cuando realices el decapado final, las líneas doradas asomarán entre el negro creando un bonito efecto.

Los complementos:

Una vez tratado el mueble, te faltarán los pequeños detalles, más importantes de lo que puede parecer. Los tiradores de los cajones, la pantalla de una lámpara de pie, el interior de una alacena, el tapizado de unas sillas… algunas ideas en este sentido son:

1. Prueba a tapizar sillones, escabeles, o sillas de línea clásica con telas super atrevidas como aquellas que imitan la piel de animales como la cebra, las que llevan dibujos geométricos, o las de colores fuertes como el rojo o el violeta. Tu salón parecerá otro (si crees que es "demasiado" puedes elegir algo más discreto y añadirle algunos cojines "rompedores").

2. Escoge bien los tiradores. Los de latón quedan muy bien en armarios y cómodas antiguas.

3. Las pantallas tipo "Tiffanys" (de cristales de colores) o las que terminan en graciosos flecos son perfectas para romper la línea sobria de las clásicas lámparas de pie.

4. Utiliza simplemente papel de regalo para decorar el interior de cajones o para forrar pequeñas alacenas con puertas de cristal que permitan ver el interior. Darán a la estancia un aspecto original y muy acogedor.

FOTOS

 
Ir a la foto Una lámpara original
Ir a la foto Una mesa de cristal diferente
Ir a la foto Muebles de madera tratados
Ir a la foto Reciclar muebles de madera
Ir a la foto Muebles reciclados
Ir a la foto Cuna de madera

Una lámpara original

Foto Una lámpara original
EFE

¿Sabías que puedes hacer una lámpara exclusiva y con tus propias manos? Este es un buen ejemplo.

Una mesa de cristal diferente

Foto Una mesa de cristal diferente
Bruguer

Con un poco de imaginación puedes convertir esa aburrida mesa de cristal en otra completamente renovada.

Muebles de madera tratados

Foto Muebles de madera tratados
Bruguer

Anímate a tratar la madera y cambiar su color para crear distintos ambientes.

Reciclar muebles de madera

Foto Reciclar muebles de madera
Bruguer

Mesas, sillas, taburetes, lámparas y otros muchos complementos pueden convertirse en un elemento único, a tu gusto y con estilo.

Muebles reciclados

Foto Muebles reciclados
Bruguer

Puedes convertir lo antiguo en vanguardia sin que pierda su esencia.

Cuna de madera

Foto Cuna de madera
Bruguer

Una cuna de madera con tu toque personal puede ser un elemento clave y de incalculable valor decorativo en la habitación de tu hijo.