Buscar

El estarcido: decora tus piezas de cerámica

El estarcido: decora tus piezas de cerámica
2m 24s

Si las piezas blancas de cerámica te resultan demasiado sobrias y aburridas, no dudes en decorarlas a tu gusto con la técnica del estarcido.
En 6 sencillos pasos tendrás personalizados tus cuencos, tazas y teteras con los motivos que más te gusten, florales, geométricos…

Los útiles que necesitas

  • Plantillas de estarcido
  • Pintura para cerámica del tono preferido
  • Un tampón de esponja
  • Cola removible en spray
  • Alcohol
  • Algodón
  • Un plato de plástico
  • Guantes de látex (opcional)
  • Cinta adhesiva de papel (recomendado)
  • Piezas de cerámica blancas

Procedimiento (6 pasos)

  1. Empapar un trozo de algodón en alcohol y limpiar con él la superficie de los objetos de cerámica blanca que se habrán elegido para decorar.
  2. Seguidamente pulverizar la zona posterior de la plantilla con la cola removible en spray.
  3. Después se coloca la plantilla sobre las piezas de cerámica procurando que quede perfectamente adherida a la zona curva a decorar.
    Para asegurar que la plantilla quede perfectamente adherida puede fijarse además de con la cola con cinta adhesiva de papel en los bordes.
  4. Sobre el plato de plástico se vierte un poco de la pintura para cerámica elegida y se moja el tampón de esponja.
  5. Para eliminar el exceso de pintura del tampón se aplica una o dos veces sobre una hoja de papel. A continuación se rellena cada dibujo de la plantilla desde el exterior hacia el centro.
  6. Finalmente se despega la plantilla con cuidado para evitar que se corra la pintura que aún estará húmeda. Dejar secar el trabajo.

Consejos
Cuando vaya a decorarse una superficie curva bastante grande como puede ser una tetera o un cuenco, pueden fabricarse varias plantillas a partir de la original calcando los motivos elegidos sobre un folio. Después se recortan por el interior y se procede con la técnica de estarcido tal y como viene explicada anteriormente.

En superficies amplias resulta ideal adquirir plantillas con el mismo motivo en distintos tamaños y distribuirlas armoniosamente en la pieza de cerámica a decorar.