Buscar

Regalos baratos y originales para niños

Si tu economía no está para demasiados dispendios pero quieres sorprender a los más pequeños con regalos originales ficha nuestra selección de ideas low cost, les encantarán.

3m 56s
Gtres

Ellos lo quieren todo pero los Reyes Magos saben que no siempre lo más caro y lo que más se anuncia en televisión es lo más adecuado. Mantener la ilusión y conseguir una sonrisa no tiene que suponer un gasto tal vez excesivo. Piensa en lo que más gusta a los peques de la casa, en lo que les entretiene despertando su imaginación, en sus habilidades, en sus deportes favoritos... seguro que encuentras un montón de ideas que no tienen porqué suponer un desembolso económico, en ocasiones, difícil de asumir.

Gtres
Música y libros son dos de las opciones infalibles como regalos de Navidad para todas las edades y también para niños, siempre que conozcas sus gustos y adecúes el producto a su edad. Desde libros interactivos, para que los más pequeños descubran sonidos y colores, hasta novelas juveniles para que los jovencitos vivan aventuras propias a través de esas páginas llenas de magia... un libro siempre es un acierto. Si tienes en casa una futura estrella del rock, otra buena idea es sorprenderle con un instrumento musical de juguete para que vaya practicando con la batería, la guitarra eléctrica, el xilófono o el teclado y, si lo suyo es ser el solista de un futuro grupo de éxito, un karaoke puede hacer que no pare de cantar durante horas.

Si quieres algo más espectacular que les encante a la primera, una “casita” en tela (tienda de campaña) puede ser el regalo estrella para los niños que buscan su espacio propio, un lugar único en el que la entrada a adultos está prohibida. Bob Esponja, el palacio de Blancanieves o de la Bella Durmiente, Doraimon, un castillo medieval... sus personajes adornan las paredes en este pequeño lugar donde podrán dejar volar su imaginación.

Una idea simple pero de lo más efectiva, sobre todo para los más pequeños, es regalarles un sencillo y amoroso peluche que puede convertirse en su mejor amigo durante una buena temporada. Por supuesto, para las niñas, una muñeca nueva es toda una ilusión y si quieres sorprender a la tuya con la más original, haz que los Reyes le traigan una de trapo que ella pueda terminar de dar personalidad propia (las tienes con “ojos” “bocas” o diferentes “cabellos” para que la niña termine de crearla y la convierta en su amiga ideal). Si quieres fomentar su creatividad y su lado más artístico, prueba a sorprenderla con unas marionetas que ella también pueda terminar de dar forma y crear sus propias historias ¡le encantará!
Gtres
Los deportes son otro buen filón para regalos que ilusionan y no implican “ruina”. Puedes ir a lo clásico: un balón, unas botas de fútbol, unos patines o sorprender con algo tan novedoso como unas luces para la bicicleta, un aro tipo “hula hoop” o unos guantes y saco de boxeo para que se desfoguen a gusto. También, si tienes un explorador en casa, las ideas se multiplican: una linterna sin pilas, unos prismáticos para ver en la oscuridad o una brújula pueden ser opciones a tener en cuenta.

Si lo que tienes son un par de “científicos”, despierta su curiosidad con algunos juegos didácticos nada caros y de lo más entretenidos, perfectos para que descubran los secretos del mundo natural y del Universo, desde el crecimiento de un huerto, hasta la vida cotidiana en un hormiguero (ellos se quedarán boquiabiertos y, seguramente, tú también).

Por supuesto, los juegos para la videoconsola no faltan en la carta a los Reyes Magos (una buena opción es adquirirlos de segunda mano), pero no hay que olvidar que hay juegos de toda la vida que pueden “engancharles” igual que los más modernos, sobre todo si tú juegas con ellos. Parchís, damas, dominó, monopoly... y si lo prefieres, también, los juegos de mesa inspirados en programas de la televisión (Pasapalabra, Atrapa un millón...) les suelen encantar y son geniales para pasar una tarde en familia disfrutando todos juntos.

Como ves, ideas no faltan y hacerles felices no siempre es cuestión de gastar más.