Buscar

Sorprende a tu pareja con el striptease más erótico y sensual

La sensualidad te invadirá, te sentirás más sexy que nunca y tu pareja sólo podrá pensar en la siguiente puesta en escena. Ficha las claves del striptease más erótico, sensual y sexual, ¡caerá rendido a tus pies!

3m 54s
Gtres
Llevar a cabo un striptease pícaro, elegante y sobre todo muy sensual es todo un arte y una manera de lo más original de sorprender a tu pareja y pasar un rato divertido mientras sube la temperatura del salón o del dormitorio.

Para que resulte un verdadero éxito, lo primero que importa es tu propia actitud. Conceptos como timidez, vergüenza, convencionalismos o tapujos se quedan guardados en un cajón y tú, simplemente, le vas a dejar sin palabras, demostrándole los movimientos tan sugerentes que él no sabía que podías llegar a hacer.

Los detalles también importan. Disfruta preparando el ambiente. Una luz tenue y adecuada, unas velas aromáticas, unos cómodos cojines… no olvides incluir en tu particular decorado algún mueble o complemento que sea útil para poner en práctica tu sensual coreografía. Una planta grande donde "esconderte" unos segundos, un biombo a lo "nueve semanas y media", una silla donde apoyarte para quitarte las medias, etc.

Gtres
Por supuesto, la música es un elemento clave. Elige una que te guste y con la que te sientas muy cómoda.

Más que el hecho de quitarte la ropa, en un striptease importa el baile insinuante en sí mismo y esos movimientos repletos de provocación, que para él resultarán irresistibles.

No hay normas, pero lo ideal es una música que te permita un ritmo lo suficientemente pausado para disfrutar del momento pero sin llegar a aburrir.

Para empezar, pídele que tome asiento y sal al "escenario" convencida de que eres la mujer más sexy del mundo (al menos para él). Si tú lo crees, todo irá sobre ruedas y lo pasaréis genial.

Si quieres darle una sorpresa, un mínimo ensayo te vendrá muy bien pero recuerda que la improvisación es parte del juego y del encanto del momento. Déjate llevar y explota tu lado más sensual. Recuerda que en un striptease tú eres quien marca el ritmo. Él verá sólo lo que tú decidas y, por supuesto, te acercarás o alejarás de él según creas oportuno, despertando al máximo su deseo.

Olvida las prisas. Ponte ropa adecuada, cómoda y fácil de quitar con cierta gracia (unos complicados zapatos de cordones pueden romper todo el encanto). Además, "abusa" de complementos que den juego, por ejemplo: unos guantes, un sugerente cinturón, un fular estratégicamente situado…
Junto a las prendas exteriores, la lencería es fundamental para dejar entrever lo que escondes bajo esos tejidos de raso o encaje. Saca partido a ese conjunto que no te pones habitualmente, a ese body súper sexy o al liguero que no has encontrado momento de estrenar. La lencería es perfecta para despertar la imaginación y subir unos grados la temperatura ambiental.
Implicite
Realiza movimientos suaves, siguiendo el ritmo de la música y mirándole a los ojos. Tómate tu tiempo entre pieza y pieza (lo bueno se hace esperar). Haz que se fije en tus brazos, tus piernas, tus caderas, tu cintura… en un striptease importa todo el cuerpo en armonía y hasta un inocente tobillo puede convertirse en un punto de pura sensualidad. También puedes proponerle que sea tu ayudante, invitándole a desabrochar un botón o cremallera pero dejando claro que sólo hasta donde tú digas.

No olvides además pequeños detalles que influyen en la coreografía. El pelo suelto, o primero recogido y luego suelto, es un elemento clave. El movimiento de tus cabellos puede resultar de lo más sugerente y sensual. También son importantes un sutil perfume y algunos complementos como un sombrero o un collar que, inesperadamente se conviertan en el centro de todas sus miradas.

Por último, controla los tiempos y haz que la música termine aproximadamente al mismo tiempo que tu striptease (si lo hiciera antes interrumpiría el momento "mágico"). Si él ha aguantado en el sofá toda la actuación, acércate para felicitarle por su temple con un beso. Lo que pase después resulta bastante previsible.
Temas relacionados  ››