Buscar

Zapatos ¡como nuevos! Trucos para conservar el calzado como el primer día

Ficha los mejores consejos para conservar los zapatos como recién comprados.

   actualizado el 23/7/2020 - 23:35 3m 48s
Maguba

El calzado es uno de los complementos más deseados y principales de tus outfits. De hecho, la mayoría de las mujeres se confiesan apasionadas de los zapatos y muy pocas pueden resistirse a hacerse con ese par de veraniegas sandalias, y ese par de botas, y esos elegantes salones…

Para que tu calzado se mantenga impecable mucho más tiempo, garantizando una estética impoluta que además asegure una salud óptima al mejorar la pisada, Selected Homme comparte los mejores consejos para el cuidado de este complemento tan esencial en el día a día:

Cordones en su sitio

En muchas ocasiones los cordones no están bien colocados, por lo que pueden dejar marcas en la piel. Lo más recomendable es colocarlos de manera simétrica, así ambos lados del zapato recibirán la misma presión, resultando más cómodo para el pie y menos agresivo también para el tejido del calzado.

Uso en días alternos

Seguro que tienes un par de zapatos preferidos, pero usarlos a diario puede ser perjudicial, ya que pueden sufrir más y estropearse con mayor rapidez. Si cuentas con varios pares y puedes alternarlos, los zapatos durarán mucho más y el pie se acostumbrará también a distintas posturas.

Rihanna - Gtres

La calidad del calzado

Tanto para conseguir el estilismo perfecto, como para proteger la pisada y la forma de la espalda, es muy importante que los materiales de los zapatos sean de buena calidad. Huir de los materiales poco resistentes es esencial. Elige calzado elaborado con piel de calidad, así dotarás al cuerpo de un apoyo correcto, evitarás problemas de espalda o molestias innecesarias. Además, como serán mucho más duraderos y cómodos, a la larga te compensará invertir en un buen par de coste más elevado frente a varios pares que tendrás que desechar en poco tiempo.

El espacio ideal para los zapatos

En ocasiones tenemos problemas de almacenaje y el calzado puede quedar apilado en un armario. Para estos casos lo más recomendable es meter cada par de zapatos en una bolsa de tela, así la piel quedará más protegida evitando marcas o daños.

Selected Homme

Productos de limpieza y cuidado

No es ni mucho menos dinero tirado invertir en productos de limpieza e hidratación para los zapatos. Espumas limpiadoras, cepillos, cremas hidratantes y sprays protectores podrán alargar la vida de tu calzado, pues su aspecto se mantendrá inalterable por mucho más tiempo.

Trucos para conservar tu calzado como nuevo

Existen diversos trucos para que tus zapatos queden relucientes sea cual sea el tipo de mancha que los maltrata. A continuación, te ofrecemos algunos de los más eficaces y respetuosos con el calzado. ¡Toma nota!

Zapatos - Gtres

Zapatos de piel clara

Para limpiar los zapatos de piel clara, frota primero las partes más sucias con un paño humedecido con un poco de agua y jabón. Generalmente esto es suficiente, pero si el zapato lo requiere, aplica después de esta limpieza una capa de crema del color apropiado.

También para los zapatos claros, sean del material que sean: si se te manchan con la lluvia, límpialos con zumo de limón y leche a partes iguales. Déjalos secar a la sombra y dales lustre con una crema de su color. Si no tienes limón a mano, hazlo simplemente con leche.

Zapatos infantiles

Para que los zapatos de los niños duren más, úntalos con betún por la noche de modo que la piel quede completamente impregnada. Déjalos toda la noche así para que penetre en la piel, y a la mañana siguiente, cepíllalos hasta que queden relucientes.

Podrás comprobar que el brillo de los zapatos es mucho más intenso y además te durarán mucho más tiempo en perfecto estado.

Zapatos de charol

Para limpiar los zapatos de charol e incluso los cinturones y bolsos de charol, pásales un algodoncito empapado en aceite de oliva. El aceite los protege y no se ensucian ni estropean tan pronto.

También puedes limpiarlos, si lo prefieres, con un algodón embebido en leche fría. Después frótalos con una gamuza bien limpia.

¿Más ideas? No te pierdas los mejores trucos para el hogar.

Temas relacionados  ››