Buscar

Lipofilling, rejuvenece sin pasar por el quirófano

Lipofilling, rejuvenece sin pasar por el quirófano
4m 46s

Un nuevo avance en la medicina regenerativa aplicado en el campo de la estética permite eliminar las arrugas de nuestra cara: el lipofilling. El sistema se basa en tomar células adipositas, enriquecidas en grasas, para inyectarlas en las arrugas...

Envejecer es algo común en todos los seres humanos y este proceso va ligado a la aparición de arrugas faciales. Estas arrugas son un "agujero", una carencia del tejido. Traducido en un lenguaje científico es la falta de células adipositas, de grasa, aseguró el doctor J. Víctor García.

El lipofilling es una técnica que pretende rellenar esta carencia. La idea es tomar células adipositas en zonas donde éstas abundan, como por ejemplo, en la rodilla o alrededor del ombligo.

LA MEMORIA DEL CUERPO

Se eligen las células más jóvenes, porque así tardarán más tiempo en envejecer, y luego se ponen en la cara para rellenar las arrugas. De este modo, se consigue que la piel rejuvenezca.

Pero este sistema no sólo sirve para el rejuvenecimiento cutáneo, sino que, según el doctor García, también se pueden utilizar para rellenar rasgos faciales, carencias que siempre hemos tenido en nuestra cara y pueden servir para rellenar los pómulos o el mentón, por ejemplo.

La técnica del lipofilling "ya se empezó a utilizar hace casi veinte años, pero se desplazaba la grasa de un lado al otro y no las células", comenta el doctor García. "Entonces, los resultados no eran óptimos, por lo que se pasó a sustituir este método por implantes, como por ejemplo, la silicona", añade el experto.

Ahora todo esto ha cambiado, porque "por fin sabemos como funcionan las células adipositas que se encuentran en el tejido. Estas partículas tienen una característica muy especial y es que son capaces de autoregenerarse", indica el doctor García.

Al parecer el tejido graso tiene como un instinto de supervivencia, ya que las células adipositas crecen y, cuando tienen una medida determinada, propician la creación de otras células que contienen exactamente las mismas características.

Otra ventaja de este tipo de células, destacó el doctor García, es que independientemente donde las pongas tienen la capacidad de adaptarse a la nueva parte del organismo. En resumen, el cuerpo humano tiene memoria y, aunque saquemos las células de la rodilla y las inyectemos en la cara, se desarrollará el tejido facial y no el de la rodilla.

¿LIPOFILLING O LIFTING?

Para el doctor García el lifting y el lipofilling son métodos diferentes. Ambos están pensados para remodelar la cara y parten de un problema de volúmenes. Sin embargo, el lipofilling, sirve para rellenar los agujeros, las arrugas, y el otro, el lifting, se utiliza para aplanar, estirar la cara.

Con la técnica del lipofilling se somete al paciente a una microcirugía, que consiste en desplazar las células adipositas de un lado a otro del cuerpo. Para eso se realiza una anestesia local en el momento inicial del proceso, cuando retiramos las células de una de las partes del cuerpo.
Seguramente, por eso, la ventaja más destacable de este método es que prácticamente carece de efectos secundarios y no tiene secuelas como manchas o cicatrices.

El doctor García ha destacado que los efectos secundarios no son frutos del método en si, sino de problemas que haya habido en el proceso, como por ejemplo, la infección o la muerte de las células. Cabe destacar, que todos los problemas vendrán de fuera, porque el hecho que las células sean del mismo paciente hace que éste no las rechace.

Otro de los inconvenientes puede ser la sobrecorrección, es decir, que se pongan más células de las necesarias. Antiguamente, se pecaba de esto, pero la medicina actual se decanta por la infracorrección, poner menos células, ya que ahora se apuesta por el factor de crecimiento celular.

Así pues, para el doctor García el lipofilling "es un sistema más sofisticado, pero indubitablemente más seguro, porque se trabaja con las células del mismo individuo".

PARA RESALTAR

Otra de las ventajas del lipofilling es que se puede utilizar también para personas que quieran resaltar algún aspecto de su cara, como el mentón o los pómulos.
Dependiendo de las características del paciente, éste será sometido a más o menos sesiones. Sin embargo, el doctor García destacó que, "siempre es más conveniente y sencillo corregir una insuficiencia de células, que no una sobrecarga".

El doctor advirtió que esta técnica no es duradera, porque aunque coloquemos células adipositas más jóvenes en un sitio que carece de ellas, éstas "también envejecen, por lo que, al cabo del tiempo, tendremos que injertar partículas nuevas otra vez".

"Algunos animales, como los anfibios, tienen la capacidad de regenerar alguna parte de su cuerpo y con la medicina regenerativa lo que se está intentando es precisamente esto, pero aplicado al hombre. Es la medicina del futuro", concluyó el especialista.