Buscar
Filtros
En qué categoría buscar
  
Buscar en:
Marca donde deseas buscar el texto o palabras clave que hayas introducido, si no marcas nada se buscará en toda la receta
En el Título
En los Ingredientes
En la Elaboración

Cogollos de lechuga con anchoas, dátiles y frutos secos

Por
MujerdeElite
   (4) / 4 Votos
25 minutos
Fácil
Cogollos de lechuga con anchoas, dátiles y frutos secos

Ingredientes » Calculadora de Calorías

  • 2 corazones de cogollos de lechuga
  • 4 dátiles
  • 8 anchoas
  • 1 yogur natural cremoso
  • 20 gramos de almendras fritas
  • 20 gramos de cacahuetes fritos
  • 1 manojo de cebollino
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta blanca

Cómo hacer cogollos de lechuga con anchoas, dátiles y frutos secos paso a paso

  1. Cortar los corazones de los cogollos justo por la mitad en el centro de la pieza. Ponerlos por la parte del corte en una sartén con sal, pimienta blanca y aceite de oliva virgen extra. Dorarlos a fuego suave hasta que cojan un bonito color.
  2. En un vaso triturador, poner la mitad de las anchoas con el yogur y triturar hasta conseguir una crema densa.
  3. Picar finamente los frutos secos hasta que parezcan migas.
  4. Picar finamente la mitad del cebollino, y la otra mitad cortar en bastones largos de 5 centímetros.
  5. Quitar el hueso de los dátiles y cortarlos en cubos o rebanadas, dependiendo de su textura. Si es firme, en rebanadas, y si es blanda, en cubos.
  6. Solo queda emplatar. Para ello, colocar en el centro del plato los cogollos.
  7. Añadir por encima la salsa de yogur y anchoas y espolvorear los frutos secos picados.
  8. Poner también encima el resto de las anchoas y dátiles picados, para acabar adornando el plato con el cebollino picado y los bastones.

Observaciones

2 personas

Los cogollos de lechuga, base de este plato, son una variedad enana de lechuga romana. Tienen un tallo crujiente muy rico y sus hojas internas son verde claro, y por fuera y la parte superior, son de un color verde intenso. Estas hojas son muy rugosas y están entrelazadas entre sí, lo que permite diferentes cortes a lo largo y a lo ancho.

El sabor del cogollo es más amargo y es ideal tanto para ensaladas frías como calientes. Además, también se pueden hacer a la plancha o en el horno, ya que su característica textura permite cocciones en caliente.

Esta receta incluye una mezcla de sabores y texturas, en la que la verdura sigue siendo la protagonista, en este caso elaborada ligeramente a la plancha. El plato se completa con el dulzor de los dátiles aderezado con un aliño de anchoas y yogur cremoso, que aporta el salazón justo para lograr el equilibro perfecto de sabores en boca. El toque crujiente de esta elaboración lo aporta la pincelada de los frutos secos picados con los que se termina el emplatado de la receta.
Fuente: Rodrigo de la Calle para Primaflor
Valora:

MÁS RECETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR