Buscar

Lechugas: mucho más que una ensalada ¡conoce sus variedades!

La lechuga es una hortaliza que resulta siempre una opción sabrosísima, ligera y muy sana para toda la familia. Descubre todas sus variedades, atrévete a combinarlas entre sí y crear platos deliciosos y atractivos.

3m 28s
Lechugas - Storyblocks

Esta hortaliza, cultivada desde la antigüedad, resulta siempre una opción sabrosísima y muy sana. Su elevado porcentaje de agua y su escaso aporte calórico, la hacen compañera indispensable de aquellas personas que desean cuidar de su salud y su figura. Además, sus propiedades sedantes ayudan a reducir la ansiedad y conciliar el sueño cuando es consumida en la cena.

Usos en cocina

Actualmente existen una gran variedad de lechugas disponibles durante todo el año, con multitud de colores, formas, texturas y sabores, creando un universo de posibilidades en cocina. Se pueden disfrutar en ensalada, pero también como guarnición, ingrediente estrella de cremas, salteada, rellena o incluso cocida con legumbres y estofados.

Recuerda que antes de prepararla hay que limpiarla desechando siempre las hojas exteriores y lavando el resto una a una para asegurar que no queden restos de arenilla o impurezas. Después de secarlas bien estarán listas para prepararlas según marque tu receta favorita.

Variedades

Descubrimos todas las variedades de lechugas existentes para que puedas disfrutar de ellas en una explosión de sabores, texturas y colores, creando una cocina saludable, sabrosa y más atractiva:

Lollo rosso

De origen italiano, sus hojas rizadas recuerdan a la escarola. Su tonalidad rojiza amoratada, suave textura y sabor ligeramente amargo, aportan color y distinción a las ensaladas.

Romana

Su sabor, dulce y suave, presenta unas hojas exteriores crujientes y de un precioso color verde oscuro, las cuales se vuelven más claras en el cogollo. Esta variedad es muy resistente al paso del tiempo.

Batavia

Sus grandes hojas verdes redondeadas, poseen un sabor muy suave y una textura poco crujiente.

Trocadero

Se trata de una variedad muy apreciada en Francia, mantecosa, suave, poco crujiente y con un gran cogollo de color verde.

Iceberg

Su denominación viene dada por su alta resistencia al frío. La forma redondeada del repollo la hace inconfundible. Sus hojas son grandes, verdes y muy crujientes, la cuales se aclaran de tono a medida se acerca al tronco.

Cogollos

Son lechuguitas de tallo pequeño que forman una cabeza similar a la col, de hojas tiernas y prietas. Los cogollos que destacan en esta variedad son los de Tudela.

Hoja de roble

Esta llamativa variedad acogollada, compacta, crujiente y con un sabor dulzón, posee unas hojas onduladas con tonalidades verdes, marrones y violetas.

Cresta

Esta variedad se caracteriza porque posee en su parte superior un tono morado. Su corazón, presenta un color óxido.

Sweet Gem

Una variedad creada sobre la lechuga romana que posee un sabor más dulce y una textura muy crujiente.

Consejos a tener en cuenta

  • Para conseguir disfrutar de tu variedad de lechuga preferida con todo su sabor y frescura, evita mantenerla en el frigorífico más de una semana.
  • Para que la lechuga se mantenga fresca por más tiempo, envuélvela en papel de aluminio y guárdala en la parte baja del frigorífico.
  • Si la lechuga esta mustia y lacia, permite que repose unos minutos en agua fría con un chorreón de zumo de limón natural. Si lo prefieres, ponla en remojo con abundante agua fría y una patata cruda partida en trozos. En pocos minutos habrá recuperado su frescura.
  • Si vas a consumirla en ensalada, recuerda aderezarla justo antes de consumirla.
  • Aquellas variedades de hojas tiernas requerirán aliños ligeros, en cambio, las carnosas y rizadas, admitirán gustosas salsas con más cuerpo.
  • Si has preparado lechuga para ensalada mucho antes de servir y no quieres que se estropee, colócala en un envase cerrado con un puñado de garbanzos crudos.
  • Si has cortado demasiada lechuga y no la utilizarás en su totalidad, no tires la sobrante, envuelve las hojas que quieres conservar en una servilleta de tela ligeramente humedecida y guárdala en la nevera.
Temas relacionados  ››