Buscar

¡Consigue unas axilas seductoras!

Te desvelamos los trucos y consejos para que puedas lucir tus axilas... ¡sin complejos! Descubre, además, cuál es la mejor depilación, qué es la hiperhidrosis y si las axilas pueden convertirse en un punto erógeno. ¡Toma nota!

5m 7s
Fotolia
Aunque no lo creas, las axilas pueden convertirse en una de las partes más bonitas de tu cuerpo. Además, por su situación, es muy importante que las cuides bien. La piel de las axilas es realmente delicada ya que está compuesta, sobre todo, por glándulas sudoríparas y, por ello, es muy sensible y su cuidado debe ser mayor.

Las mujeres siempre nos mostramos muy preocupadas por nuestra belleza: maquillaje, cremas antiarrugas, mechas… y nos olvidamos de esta parte del cuerpo, que si no luce adecuadamente, ofrece un aspecto sucio y desaliñado. De hecho, esta parte de nuestro cuerpo está considerada por la industria de la belleza como una de las más sexys de la anatomía femenina. ¡Aprende a lucir y a cuidar tus axilas con nuestros consejos!

Las axilas: muy sexys

Es una parte de la mujer muy suave y sensitiva. Cada vez son más los hombres que se sienten atraídos por esta zona durante las relaciones sexuales. Unos toque suaves con los dedos o con la lengua pueden resultar realmente agradables.

De hecho, hay algunas mujeres a las que les agrada que en el momento cumbre de la excitación les presionen ciertos puntos de la axila con el dedo pulgar. Esto es así porque existen ciertos puntos en esta zona que, en el momento más alto de la excitación, ayudan a elevar el nivel de placer y gozo.

Las axilas oscuras

Este problema es más común en climas cálidos o en mujeres con la piel oscura. Los factores son diversos: la genética, la acumulación de células muertas en esa zona…  pueden causar esta afección. Para combatirlo puedes usar las cremas diseñadas para las manchas del rostro.

Si además de las manchas, la piel te duele o está irritada puedes mostrar una reacción alérgica a algún fármaco por lo que deberás consultar a tu médico. Algunos desodorantes agravan este problema, pues el perfume contenido en ellos puede producir manchas en la piel al contactar con la luz del sol. En cuanto a la depilación, las mujeres que presenten esta característica, deberán hacerlo con cera, que elimina el vello durante semanas, y evitar la crema, que contiene productos químicos muy fuertes.

La excesiva sudoración

La hiperhidrosis es una enfermedad que afecta a muchas personas para las que se convierte en un gran problema. El producto que ha supuesto una auténtica revolución en este ámbito ha sido el bótox. Mediante su administración intradérmica profunda en la zona afectada se logra una importante disminución de la cantidad de sudor, aproximadamente un 70%.

Si no te atreves con el bótox, también puedes usar antitranspirantes fuertes, que taponan los conductos sudoríparos. Asimismo, hay algunos medicamentos que ayudan a prevenir la estimulación de estas glándulas, como el Robinul.
Fotolia

La higiene y el cuidado

Debes elegir un buen desodorante por lo que lo más recomendable es que, además, sea antitranspirante. De esta manera, ayudarás a reducir la sudoración que provoca mal olor y las posibles infecciones, debido a la humedad de la zona.

Además, deberás lavar todos los días este área con agua y jabón para eliminar las bacterias que produce la transpiración. Si las lavas más de una vez al día mejor. Sobre todo, en verano. Después, deberás secarlas muy bien, evitando que se humedezca y permitiendo al desodorante actuar de una forma más eficaz.

Es importante que siempre, antes de acostarnos, lavemos nuestras axilas con agua y jabón, eliminando los restos de desodorante. Esto es así porque la noche es el momento de respiración libre de la axila.

¡Cuidado con el sol!

Como ya te hemos explicado, se trata de una zona muy sensible; por lo tanto, no es conveniente que te dé el sol en ella. Debes proteger tus axilas de los rayos solares igual que lo haces con el resto de tu cuerpo. De esta manera, evitaremos la aparición de posibles manchas.

La depilación

Para que unas axilas resulten sexys es fundamental que estén debidamente depiladas. La depilación de esta zona se hace especialmente imprescindible en la época estival, pues usamos prendas que las dejan al descubierto.

La cuchilla no es el método más adecuado para eliminar el vello de esta zona, pero si lo haces es necesario poner énfasis en algunos aspectos concretos. Nunca rasures tus axilas en seco, humedece siempre la zona y aplica alguna espuma suave antes de pasarte la cuchilla. Aunque es el método más rápido, tiene varios inconvenientes: pueden aparecer quistes, el vello crece a los pocos días y se pueden producir cortes.

Con la técnica que hay que tener un cuidado especial es la cera. La piel de la axila se puede desgarrar o bien, con el paso de los años, puede quedar pellejo. Hay que poner especial atención a la cera caliente, pues la sensibilidad de la zona puede resentirse con el calor.

Lo más adecuado sería usar crema depilatoria. En cualquier caso, es necesario lavar la zona previamente sin que queden restos de desodorante, y, una vez finalizado el proceso, esperar, al menos, 12 horas para volver a usarlo.

Ahora ya sabes un poco más acerca de esta zona de tu cuerpo, de la que a veces nos olvidamos. ¡Sigue nuestros consejos y te sentirás orgullosa de lucir axilas!
Temas relacionados  ››