Buscar

¿Cómo asimilar los cambios corporales en el embarazo?

¡Aprende a disfrutar plenamente de cada segundo de tu embarazo y cada cambio que se produzca en tu cuerpo!

Gtres
Es totalmente natural que los cambios corporales que vienen acompañados con la gestación puedan causarte temor, no te sientas culpable por ello. Descubre las claves para evitar que estos cambios en tu imagen te agobien, generando inseguridad o baja autoestima.

Aumento de pechos

Ya verás como es uno de los primeros síntomas que notas. Los pechos irán aumentando progresivamente, no de golpe, y los pezones se vuelven mucho más oscuros y sensibles al tacto. También puedes sentirlos doloridos, especialmente durante las primeras semanas de gestación.

Este cambio es siempre bienvenido especialmente para aquellas mujeres que no tienen demasiado pecho. Quizás deberás aumentar una talla de sujetador, y en todo caso disfruta de enseñar tu escote y lucir unos pechos prominentes durante este periodo.

¿Aumento de peso?

Algo que preocupa al embarazarse es el aumento de peso. Todo este problema va desapareciendo a medida que pasan las semanas porque realmente hay cosas más importantes.

De hecho, una gran parte de las mujeres, durante el primer trimestre donde se producen más cambios físicos y psicológicos, no engordan nada o incluso bajan de peso por el estrés o por no tener muchas ganas de comer debido a las náuseas o vómitos.

De todas maneras, no renunciaremos a ciertos caprichos o antojos que nos apetezcan. Así que aprovéchate y pide que te hagan comidas o te vayan a comprar alimentos especiales y gustosos. Posteriormente, es recomendable ganar peso para alimentar correctamente a nuestro pequeño.
Gtres

Cansancio y sueño

Es normal sentir más sueño y estar cansada, sobre todo, después de haber cenado, aunque hay mujeres que se duermen durante todo el día. Mirándolo positivamente, puedes quedarte en el sofá mientras los demás recogen la mesa o hacen las tareas de la casa. Aprovéchate de esta circunstancia y pasa el embarazo lo mejor que puedas.

Un cambio de look

Cada mujer es un mundo y, como consecuencia, cada embarazo también lo es. Debido al cansancio puede ser que te veas con algo de mala cara o, por el contrario, hay embarazadas realmente espléndidas. En todo caso, si te desanimas, piensa en positivo y cámbiate el look, pide cita en la peluquería, hazte unas mechas, sanea las puntas y arréglate. Recuerda siempre que estás embarazada y tendrás molestias comunes, pero no estás enferma.

La barriga aumenta

Evidentemente, si todo se desarrolla con normalidad, la barriga y útero irán aumentando a medida que pasan los meses. Es recomendable no llevar ropa apretada, así que haremos uso de los blusones y vestidos holgados.

Poco a poco, puede ser que alguna ropa ya no te va sirva al quedarte estrecha. Entonces, es el momento de ir de compras a tiendas prenatales, siendo una de las mejores maneras de sobrellevar este aumento de peso general o localizado en la barriga.

Siempre puedes pedir que te regalen pantalones para embarazadas, vestidos y camisetas, dependiendo de la época del año. Vas a sentirte mejor y te verás más guapa con los nuevos modelos.
Temas relacionados  ››