Buscar

Trucos para ligar en las fiestas

Si el próximo año quieres encontrar a tu media naranja, la Navidad puede ser un buen momento para salir en su busca. ¡Descubre los trucos para ligar durante estas fiestas!

3m 52s
Gtres
Es una época del año muy especial, en la que el ambiente festivo y los buenos deseos hacia los demás consiguen que resulte más fácil expresar los sentimientos. Cenas con compañeros de trabajo, reencuentros con viejos amigos o fiestas en las que conocer, tal vez, a alguien especial… Si te apetece encontrar pareja, este es un momento perfecto, pero siempre que tu actitud acompañe.

Intenta ser receptiva a las "señales" que te envían los que te rodean. Abre los ojos porque puede que él también esté decidido a que esta Navidad sea especial y, por otra parte, toma tú la iniciativa cuando creas que el momento es el oportuno. Una bonita sonrisa y una mirada directa pueden ser el primer paso para que empecéis el 2012 con una nueva ilusión.

Son días para salir y pasarlo bien. Fíjate en todos los eventos y actividades que tienen lugar en tu ciudad: conciertos, actos culturales, mercadillos, cabalgatas… así que el primer consejo para poder conseguir que ese encuentro se produzca es tan evidente como efectivo ¡no te quedes en casa!, ¡sal y diviértete! Puede que él te esté esperando donde menos imaginas.

Si ya estás interesada en alguien en particular, haz de detective y averigua a qué sitios (y fiestas) suele ir. Esa "coincidencia" e inesperado encuentro puede ser tu mejor baza.

Más guapa que nunca

Son fechas perfectas para dejar a un lado la imagen de "diario" y, sin duda, la primera impresión importa. ¿Por qué no pruebas con un cambio de look que consiga que el chico que te gusta se fije en ti y te vea con otros ojos?

Si no es el caso, y no tienes en mente a nadie especial, proponte deslumbrar en esa esperada fiesta con un vestido de impacto y con un maquillaje sensual y ultra femenino que saque lo mejor de ti.
Gtres

Toma la iniciativa

El ambiente es favorable a que, con un poquito de ingenio y picardía, seas tú la que dé pie a un acercamiento. Un mensaje de felicitación navideña que además contenga una invitación a una charla, un café o una copa (en este sentido las nuevas tecnologías, sms, email, etc son un buen aliado) o un par de entradas a ese musical que sabes él no quería perderse, son una excelente manera de mostrar tu interés.

¿Y si nunca has hablado con él pero le observas hace tiempo? Tal vez sea un buen momento para presentarte con un sencillo "hola, ¿qué tal?, ¡feliz Navidad! soy…" o dejándole un intrigante mensaje a su nombre en el supermercado, en su puesto de trabajo o en el parabrisas de su coche (seguro que querrá saber quién se lo envía).

Alegría y un poquito de ternura

Si desprendes optimismo y energía positiva podrás comprobar tu efecto "imán". Un año nuevo empieza lleno de oportunidades y cambios. Transmite esta idea en cada ocasión, dejando las penas para otro momento. Eso no quiere decir que no tengas unos minutos para el recuerdo o la propia reflexión y, sobre todo, para escuchar al otro. Es lo que tienen estas fechas… si en medio de tanta fiesta, él se decide a contarte algo personal, alguna confidencia, recuerdo o impresión, ¡deja el matasuegras! y préstale atención.

Puntos en común

Algo habrás visto en él que te llama la atención. Se trata de descubrir qué es. Tras ese primer impulso de atracción, habla con la persona que te gusta y descubre en pocas palabras qué puntos compartís y qué cosas os separan. No se trata de entablar una conversación, en plena fiesta, sobre el sentido de la vida, pero siempre es interesante conocer qué piensan los demás sobre determinados temas.

Puede que descubras que ese chico empieza a gustarte de verdad y podríais continuar hablando otro día… o puede que la primera apariencia se quede sólo en una atracción momentánea. En cualquier caso, habrás pasado un rato de lo más entretenido.
Temas relacionados  ››