Buscar

El lenguaje secreto de las piernas ¡descubre lo que dice de ti!

Esta sensual parte del cuerpo en la mujer puede ayudarte a proyectar la imagen que deseas de cara a ser la candidata ideal en ese puesto de trabajo que ansías.

2m 1s
Gtres
La forma de sentarte y la postura que adoptan tus piernas resulta determinante a la hora de proyectar una imagen que nos favorezca de cara a una entrevista de trabajo y en las relaciones sociales.

Así, desde INVISTA y en colaboración con la reconocida psicóloga británica independiente Honey Langcaster-James, se ha realizado un estudio para descifrar el "lenguaje de las piernas".

"Pensar en cómo sentarse, estar de pie o qué postura adoptar en un contexto como el laboral puede ayudar a la mujer a aumentar su confianza, además de proyectar una imagen positiva de cara a sus compañeros de trabajo. Y es que, la postura de las piernas puede modificar radicalmente la percepción que tienen de alguien tanto sus compañeros como el resto de personas que la rodean", comenta Honey.  

En este sentido, Honey analiza el significado de las cinco posturas más populares y útiles en el trabajo, con la finalidad de que cada mujer tenga la información necesaria para elegir la pose correcta en función del mensaje que quiera que sea percibido por sus interlocutores.
INVISTA

Súper femenina

Piernas cruzadas a la altura de los tobillos, rodillas juntas, posición muy femenina y delicada, a menudo adoptada por la realeza. Esta postura refleja: "Encantada de conocerte".

Ambiciosa

Pose que muestra firmeza y confianza. Se basa en estar de pie con una pierna delante de la otra. Esta postura significa: "Presten atención porque voy directa a la cima".

Ingeniosamente asertiva

Piernas cruzadas a la altura de las rodillas en una posición femenina y sexualmente muy potente. La pose dice: "También sé como divertirme".

Networker

Sentada con las piernas inclinadas ligeramente hacia un lado, con las rodillas y los tobillos juntos pero sin cruzarse. Esta postura dice: "Hablemos de negocios".

De confianza

De pie, con los pies separados a lo ancho de las caderas y los dedos  apuntando hacia al frente. Esta pose transmite la idea de: "Confía en mí… Sé de lo que hablo".
Temas relacionados  ››