Buscar

¿Soy compradora compulsiva?

¿Soy compradora compulsiva
Gtres

Este trastorno, que afecta más a mujeres que a hombres, hace que nos sintamos mejor con algo nuevo en nuestras manos.

2m 25s
Dependencia, ansiedad e impulsos descontrolados por las compras son algunos de los síntomas que sienten los consumidores compulsivos. El portal de ventas Showroomprive ha hecho un análisis sobre este trastorno, en el que nos dan las claves para detectar si compramos lo que realmente necesitamos o si, por el contrario, somos unas locas de las compras.

¿Sientes que eres más feliz cuando llevas entre las manos un objeto recién comprado?

El comprador compulsivo adquiere productos que no necesita porque el mero hecho de comprarlos le hace sentirse mejor y calma su ansiedad. Cuando ésto se convierte en dependencia, estamos ante un caso claro de comprador compulsivo.

Esta patología, que afecta más a las mujeres que a los hombres, puede llegar a niveles tan extremos que causen la ruina económica del enfermo y su familia. Según Ana Gómez de Escauriaza, psicóloga: "Un comprador compulsivo se define por una pérdida de la capacidad para controlar los impulsos, que se traduce en una compra compulsiva. Éste tipo de comprador no valora los objetos que adquiere y se define por una profunda ansiedad de adquisición y un hambre voraz de comprar".

¿Eres una compradora compulsiva?

¿Compras cuando te sientes deprimida?, ¿Adquieres productos por encima de tu nivel de vida?, ¿Acumulas ropa u objetos que no necesitas por el placer de comprarlos? Si has respondido "sí" a más de una de estas preguntas eres un caso claro de compradora compulsiva.

Los compradores compulsivos suelen además abonar sus compras mediante tarjeta de crédito o débito y pierden la dimensión y el control de sus gastos. Cuando comprueban el estado de su cuenta, el sentimiento negativo experimentado sólo puede verse subsanado por el acto de comprar nuevamente. Así se completa el círculo.

¿Cuándo y por qué?

Esta actitud se puede presentar después de una ruptura amorosa, un conflicto familiar, problemas laborales o cualquier problema que afecte a tu estado de ánimo. La compra compulsiva como adicción está directamente relacionada con problemas de autoestima y se busca alcanzar un mejor estado de ánimo a través de lo comprado.

¿Cómo prevenirlo?

Se recomienda realizar un consumo controlado, una buena técnica para prevenir este comportamiento es escribir una lista con los objetos y productos necesarios antes de salir a comprar y establecer un presupuesto mensual que te ayude a no excederte. Es importante disfrutar de nuestras compras y realizarlas siempre dentro de nuestros límites.
Comenta esta noticia
¿Eres compradora compulsiva?
Este trastorno hace que nos sintamos mejor cuando compramos cosas, aunque no las necesitemos. Puede estar provocado por la ansiedad y los problemas familiares o laborales. ¿A ti también te ocurre?
Sí, he de reconocer que a veces me voy de compras para sentirme mejor conmigo misma.
Yo creo que las mujeres tenemos más tendencia al consumismo, pero no lo considero una enfermedad.
Yo compro lo que necesito, ni una cosa más. Cuido mucho de no caer en tentaciones que luego no voy a necesitar.
Creo que padezco este trastorno, pues mi