Buscar

Trucos para quemar calorías en otoño

Es hora de plantar cara a esos kilitos de más acumulados durante el verano. Apúntate estos trucos tan prácticos y sencillos que puedes aplicar en tu día a día para quemar calorías este otoño ¡algunos te resultarán de lo más divertidos y placenteros ¿te apuntas?

3m 46s
Gtres
No queda otra. Para bajar esos kilos consecuencia de la época de descanso, tendrás que moverte más y controlar tu alimentación. No siempre es necesario recurrir a una dieta estricta, hay muchas actividades cotidianas que pueden ayudarte a bajar de peso con muy poco esfuerzo.

El tiempo te acompaña, las temperaturas son agradables y ahora es un momento excelente para practicar actividades al aire libre.

No te quedes en casa sin moverte del sofá durante todo el fin de semana. Disfruta del otoño haciendo un poco de senderismo (el campo empieza a estar precioso) y, si estás en forma, algo de footing, respirando aire puro, te sentará genial. Tienes opciones para todos los gustos: un paseo en bicicleta, calzarte unos patines y rodar (o al menos intentarlo) por el parque... lo que prefieras menos practicar el "tumbing" delante de la tele.

Gtres
Entre semana te resultará más complicado, pero una buena idea es proponerte empezar el día con unos minutos de ejercicio. No tiene porqué ser una dura tabla gimnástica. Bastan unos estiramientos, unos giros de cintura y caderas, unas elevaciones de piernas (apoyándote en una pared y elevando de manera alternativa y lateralmente la pierna derecha hasta la altura de la cadera y, seguidamente, la izquierda), unas rotaciones de brazos (brazos extendidos, palmas hacia arriba y giros hacia delante y hacia atrás). Con diez minutos será suficiente y, si además escuchas un poco de música animada que ayude a despertarte, te resultará muy fácil y empezarás la jornada repleta de energía. A continuación, un buen desayuno en el que no falten los cereales integrales, los lácteos desnatados y un zumo o pieza de fruta y empezarás el día "imparable".

Toma algo a media mañana. No caigas en el error de pasar largas horas sin probar bocado pensando que así perderás peso con mayor rapidez. Es un error y además una práctica muy poco saludable.

Gtres
Durante tu actividad diaria procura gastar todas las calorías posibles. No se trata de ir corriendo a todas partes pero, por ejemplo, puedes renunciar voluntariamente a los ascensores (subir escaleras es un excelente método para mantenerte en forma) o dejar de lado el coche o el transporte público salvo que la excesiva distancia lo vuelva imprescindible. Para trayectos cortos, usa tus piernas, si lo tomas por costumbre, verás como notas un cambio en tu silueta en poco tiempo.

A la hora de las comidas, vigila tu alimentación limitando el consumo de grasas. Tienes multitud de trucos para reducir las calorías ingeridas sin renunciar a un menú equilibrado y saludable. Elimina las grasas visibles. Opta por las carnes magras, los pescados, las frutas y las verduras. Cocina siempre que puedas recetas al horno, al vapor o a la plancha y cuando tengas que freír, recuerda recurrir al papel absorbente para retirar el exceso de aceite antes de consumir los alimentos.

Gtres
Comas en casa o en el trabajo, una excelente idea es sustituir el rato de sobremesa (el famoso café) por un paseo pausado que sirva para recargar pilas mientras quemas calorías sin apenas darte cuenta.

Al terminar la jornada, tal vez te quede tiempo libre para practicar alguna actividad deportiva que te resulte especialmente apetecible, ideal para eliminar las tensiones acumuladas durante el día. Si éste es tu caso, aprovecha y no renuncies a ella por "pereza".

Si además en casa te esperan (o llegan y les esperas tú) pareja e hijos, tienes dos "fuentes" ideales para quemar calorías: proponles a los chavales realizar alguna actividad juntos (un "pilla pilla", un "escondite" o jugar un ratito al balón) y a tu pareja sugiérele una noche diferente y apasionada. Seguro que esta idea para quemar calorías le parece estupenda.
Temas relacionados  ››