Buscar

Trucos de maquillaje para verte guapa teniendo la gripe

Te damos unos consejos para que consigas camuflar los efectos físicos de la gripe y lucir perfecta.

2m 54s
Gtres
Con la llegada del otoño llegan también los catarros y la gripe, y suelen hacerlo en el momento menos oportuno. Estar perfecta cuando estamos pasando la gripe parece imposible, pero no lo es. Con unos cuantos trucos podemos camuflar los efectos físicos que causa el virus, y lucir perfectas en cualquier parte.

Los síntomas más visibles de catarros y gripes son los ojos lacrimógenos, la nariz roja y los labios secos, y los tres tienen solución si aplicamos un buen maquillaje.
 
Lo primero es elegir un maquillaje resistente, tanto la base, como la pintura de ojos y labios, de esta forma conseguiremos que no desaparezca ante estornudos, sudor y lagrimeo.
 
Una vez elegido el maquillaje, antes de lanzarnos a aplicarlo, debemos eliminar los brillos de la cara, que probablemente nos haya provocado la fiebre. 

Gtres
Coloca sobre tu rostro un pañuelo de papel y presiona suavemente para que absorba y deje tu cara libre de antiestéticos brillos.
 
Una vez hecho esto, aplícate una ampolla revitalizante, te vendrá muy bien, porque seguro que tu tez luce apagada y con aspecto poco saludable. Después, es fundamental ponerse una buena mano de crema hidratante para que el rostro se revitalice. Además la crema hidratante, siempre que sea en textura ligera, hará que el maquillaje se aplique mejor y dure más.

Hecho esto, procedemos a "esconder" las marcas de la gripe. Para ello es fundamental tener un buen corrector, de esos a prueba de bombas.
 
Empezamos por los ojos, debes aplicar el corrector en forma recta desde el lagrimal, cubriendo toda la ojera.

El segundo paso del corrector son los párpados. Probablemente los tendremos un poco hinchados y enrojecidos, por lo que debemos aplicar en todo el párpado un poco de corrector.

Con ello además de que visiblemente no se vean tan hinchados, conseguiremos que las sombras se adhieran con más fuerza y aguanten los estornudos y la tos.
 
El último paso del corrector son las aletas de la nariz. Aplicado el corrector en círculo por toda la aleta, esconderemos el color rojo y la base aguantará más en esa zona.
Fotolia

Hechos estos retoques, aplícate la base, que sea resistente recuerda, con una esponjita por todo el rostro, como lo harías normalmente.

Eso sí, si llevas el pelo recogido presta especial atención a las orejas, dales unos toquecitos con la esponja, porque probablemente se vean enrojecidas.
 
Llega el turno de maquillar ojos y labios. Preferentemente utiliza para ambas zonas, tonos mate e intenta evita los brillos excesivos.
 
No olvides el lápiz negro para delinear los ojos ya que los hará visiblemente más grandes y parecerás menos cansada. Para los labios usa un lápiz que marque más su contorno.

Para terminar, aplícate el colorete, preferiblemente en tono rosáceo porque da un aspecto más fresco y saludable.
 
Tras esto estarás lista y solo tú sabrás que te encuentras bajo los efectos de la gripe. ¡Pruébalo!
Temas relacionados  ››