Ejercicios de suelo para tonificar y vencer la flacidez de todo el cuerpo

Trabaja tanto tus piernas como tus brazos realizando ejercicios en el suelo. Puedes hacerlos desde tu casa en muy poco tiempo y notarás los resultados en pocas semanas.

   02/4/2013 - 10:06 2m 58s
Gtres
Ponerte en forma desde casa es muy sencillo. Si quieres preparar tu cuerpo para lucir tan estupenda como Alessandra Ambrosio en una sesión de fotos en bikini, prepara tu ropa de deporte. La fuerza de voluntad es tan importante como las zapatillas a la hora de trabajar tu cuerpo. Si quieres, invita a una amiga a casa para hacer estos ejercicios. Os podéis animar mutuamente, incluso intentar mejorar vuestras marcas, siempre con cuidado de no lesionaros.

Antes de empezar con el trabajo de suelo para tonificar todo tu cuerpo debes calentar. Baila como si estuvieras en aeróbic, da pasos a los lados al ritmo de la música y mueve también tus brazos. Cuando notes que tus pulsaciones han subido y tu cuerpo ha entrado en calor, realiza la siguiente tabla:
  • Para hacer este ejercicio necesitarás una superficie blanda sobre la que trabajar. Apóyate sobre tus puños en suelo con las piernas bien estiradas y separadas. Si no aguantas en esta postura, puedes apoyarte sobre tus rodillas. Asegúrate de que tu tripa está bien apretada y tu espalda bien alineada con tu trasero, no tienes que poner el culete en pompa, así no vas a trabajar bien. Desde esta posición tienes que lanzar un puñetazo hacia delante con tu mano derecha y volver a apoyarte, de nuevo con tu mano izquierda. Para facilitar el puñetazo puedes ladear ligeramente el cuerpo, cambiando el peso de una pierna a otra. Intenta hacer entre 20 y 50 repeticiones. No te desanimes si el primer día no puedes llegar a hacer muchas, sé constante y podrás realizar cada día más repeticiones.
  • Gtres
  • Sentada sobre tus rodillas lleva los brazos por encima de tu cabeza tocando el suelo para estirar tanto tus brazos como tu espalda. Respira lentamente mientras aguantas unos segundos en esta posición.
  • Gtres
    De nuevo, colócate con tus manos apoyadas en el suelo estiradas a una distancia ligeramente superior que la medida de tus hombros, pero esta vez las piernas deben estar juntas. ¿Preparada? Salta hacia el lado derecho con tus piernas y luego al centro, haz lo mismo con el lado izquierdo. Cuando vuelvas a la posición central haz una flexión. Si te resulta demasiado duro hacer este ejercicio, apoya las rodillas y en lugar de saltar, separa el pie derecho y toca el suelo, manteniendo en todo momento las rodillas juntas, ahora otra vez con el pie izquierdo y la flexión. Empieza con 10 repeticiones e intenta aumentar por lo menos 5 cada semana.
  • Vuelve a estirar la espalda. Es muy importante que lo hagas para evitar lesiones e incluso agujetas.
  • ¡Por fin el último ejercicio! Sentada sobre tus rodillas, con la punta de los dedos de los pies apoyadas en el suelo debes saltar hasta quedarte en cuclillas. Levántate y vuelve a la primera posición. ¿Demasiado? Si todavía no puedes saltar comienza en la misma posición, pero en lugar de levantarte con un salto, adelanta una de las piernas, apóyala formando un ángulo de 90º y sube. Cambia de pierna cada vez que lo hagas. Repítelo 20 veces.

famosos

Temas
SUSCRÍBETE Y SIGUE A MDE
Recibe las novedades de MujerdeElite: