Buscar

Trucos de maquillaje y ejercicios que afinan el rostro

¿Te gustaría afinar tu rostro y estilizar las facciones? Entonces, no te pierdas estos trucos de maquillaje y ejercicios de gimnasia facial que obrarán el milagro.

2m 14s
Gtres
Si tienes la cara más bien redondita y quieres lograr afinar tu rostro, debes atacar por dos frentes para conseguir tu objetivo. El primero y de resultados inmediatos es recurrir a trucos de maquillaje que obrarán el milagro de, visualmente, estilizar las facciones. El segundo consiste en practicar ejercicios de gimnasia facial específicos para afinar la cara. ¡Comenzamos!

Trucos de maquillaje para afinar el rostro y resaltar los pómulos

Con frecuencia solemos centrarnos en los ojos y los labios, sin embargo, los pómulos constituyen una de las zonas más bonitas de la cara que, además, nos puede ayudar a estilizar las facciones con el maquillaje adecuado.
Gtres
En un rostro redondeado, el objetivo es perfilar los laterales del mismo. Esta corrección debe realizarse, preferiblemente, con un colorete en tono terracota, que no contraste en exceso con el fondo de maquillaje. Es muy importante aplicar el color en la parte más sobresaliente de las mejillas y extenderlo hacia las sienes, realizando un trazo con la brocha ligeramente diagonal en sentido ascendente (buscando la comisura de la boca y de la sien). Asegúrate de difuminar bien.

Para terminar, aplica sobre el hueso del pómulo unos polvos sueltos con partículas iluminadoras con la ayuda de una brocha, así aumentarás el relieve de esta zona tan sensual. Como toque final, aplica un poquito de colorete sonrosado sobre las mejillas para lograr dar un aspecto más fresco al conjunto.

Ejercicios para afinar el rostro

La gimnasia facial no solo ha demostrado ser eficaz contra las arrugas y para evitar la flacidez que con el paso del tiempo sufre la piel, sino que además, puede ayudarte a estilizar el rostro.
Gtres
Te proponemos los siguientes ejercicios específicos para afinar la cara, sé constante y lo notarás:

1. Abre exageradamente la boca y ciérrala al menos 10 veces. Mientras abres la boca también puedes cerrar con fuerza los ojos para volverlos a abrir cuando cierras la boca.

2. Cierra la boca y llévala hacia un lado y hacia otro repitiendo el ejercicio hasta que sientas una ligera fatiga.

3. Llena tu boca de aire hasta que las mejillas queden infladas y luego, expúlsalo lentamente (lo ideal sería repetirlo de 10 a 12 veces).
Temas relacionados  ››