Congelar y descongelar alimentos ¿cómo hacerlo bien? ¡Consejos prácticos!

Te ofrecemos unas recomendaciones generales para que puedas congelar y descongelar los alimentos de forma correcta, de manera que su calidad y sabor no se vean comprometidos.

   actualizado el 19/8/2021 - 4:21 4m 3s
Guisantes congelados - Gtres

Los alimentos congelados son cada vez más consumidos, y es raro encontrar hogares que no dispongan de alguna de sus variedades. Sin duda, congelar alimentos es una técnica muy eficaz para una gran cantidad de ellos, pero no a todos les va bien. En otros casos se puede proceder al congelado de forma poco adecuada, provocando que la comida se estropee o disminuya en gran medida su sabor, por eso es necesario asegurarse de hacerlo bien. Toma buena nota de las siguientes recomendaciones prácticas:

Consejos prácticos para congelar alimentos

  1. Si vas a congelar algunos alimentos, recomendamos que compres bolsas de plástico a tal efecto.
  2. Si congelas carne, quítale los huesos y la grasa, pues corres el riesgo de que se enrancien y te estropeen la carne al descongelarla.
  3. No congeles tomates (el frío destruye su sabor), tampoco las patatas (porque adquieren un sabor dulzón), ni las naranjas y limones (porque se conservan mejor a temperatura ambiente y deben ser consumidos frescos), tampoco los plátanos (ya que su piel se oscurece), ni las cebollas (si no están bien secas se pueden estropear). Si necesitas congelar tomates, se deben escaldar durante 15 minutos en agua hirviendo, después pelarlos, dejarlos que se enfríen y meterlos en bolsas de plástico que puedan cerrarse herméticamente.
  4. Si congelas la verdura fresca para que se conserve mejor, después de trocearla y lavarla, ponla en agua hirviendo 5 minutos. Déjala enfriar, introdúcela en bolsas de plástico y lleva al congelador.
  5. Si quieres tener piña fresca conservando todas sus propiedades y su dulzor para utilizarla cuando la necesites, simplemente córtala en rodajas e introduce cada una de ellas en bolsas individuales de plástico y lleva al congelador. Cuando las necesites, pasa las rodajas a la nevera 10 horas antes de consumir.
  6. La mayoría de frutas, salvo las citadas anteriormente, pueden congelarse para ser consumidas más adelante en batidos o helados, ya sea para postre o merienda. Limpia y trocea la fruta y colócala bien tapada en el congelador. Es muy útil usar bolsas con cierre zip para este tipo de alimentos.
  7. Agencias
  8. Si vas a cocinar arroz para luego congelarlo, debes dejarlo algo crudo. Cuando se descongele lo cocerás unos minutos más para consumirlo en su punto. De no hacerlo así quedaría muy reseco.
  9. Recuerda que tampoco debes poner nunca en el congelador huevos cocidos, pues se oscurecen y pierden su sabor.
  10. Cuando congeles claras de huevo, te será muy útil ponerlas de una en una en las cubetas para hielos. De esta forma sabrás siempre las que tienes y podrás utilizar la cantidad que necesites de forma exacta para tus recetas.
  11. No debes poner demasiada salsa en los platos destinados a congelar, las grasas tienden a fundirse mal y no se mezclan bien al recalentarlas, con la consecuencia de que el plato pierde suculencia.
  12. Si vas a cocinar grandes cantidades, procura almacenar la comida por raciones e indica la fecha de congelación. Así, evitas tener alimentos durante más de seis meses, que es el límite de tiempo de conservación siempre que tengamos el congelador al menos a -18º.  
  13. Recuerda que, una vez descongelado un alimento, no puedes volver a congelarlo.
Pescado congelado - Gtres

Descongelar alimentos: las formas adecuadas de hacerlo

Debes saber que el descongelado correcto de los alimentos es primordial en su sabor, textura y calidad final del producto. Puedes descongelarlos en la nevera, al baño maría, en el microondas o en agua fría.

Te informamos de la forma correcta de hacerlo en:

Pescados

  • Cocinados al vapor o hervidos podrás utilizarlos sin descongelar previamente.
  • Si vas a descongelarlos, hazlo en la nevera libre de envases y sobre una rejilla para que el agua y jugos de la descongelación queden aparte.

Mariscos cocidos

  • Tienes dos opciones: puedes descongelarlo en una bandeja con rejilla en la nevera o a temperatura ambiente. También puedes hacerlo cocinándolo al vapor sin descongelado previo.

Mariscos crudos

  • Si lo cocinarás a la plancha o en fritura, descongélalo introduciéndolo en agua fría unos minutos antes de la cocción.
  • Si lo cueces o hierves al vapor no es necesario descongelarlo.
Precocinados congelados - Agencias

Comida precocinada

  • Un gran número de estos alimentos congelados vienen preparados para freír.
  • Es importante saber que, para lograr unos rebozados más sanos y crujientes, debes freírlos en abundante aceite muy caliente y sin verter demasiada cantidad del alimento a la vez.
Te puede interesar
Trucos para la carne

Trucos para la carne

Temas relacionados  ››