Cocinar en microondas: ventajas, tipos, cómo utilizarlo y ¡los mejores trucos!

Comodidad, rapidez y facilidad de uso son algunas de sus características principales. Elige el microondas que más te conviene y aprende a utilizarlo. Además, te damos los mejores trucos de cocina en microondas con los que conseguirás ahorrar tiempo y elaborar alimentos de la manera más saludable.

   actualizado el 28/12/2020 - 4:20 11m 26s
Gtres

Un gran número de hogares disfrutan ya de las ventajas de tener un microondas. Su comodidad, rapidez y facilidad de uso, son aliados de aquellas personas que disponen de poco tiempo para cocinar o que se inician en la cocina. Aún escasas las familias que cocinan en el microondas de forma habitual, aprender a utilizarlo es vital para poder incrementar sus ventajas y sacarle el máximo partido, dejando atrás el pensamiento de que sirve para poco más que calentar el tupper o el vaso de leche del desayuno.

Las ventajas de cocinar en el microondas

  • Tiempo. El hecho de calentar la comida en el microondas supondrá un ahorro de tiempo realmente importante, ya que es hasta 4 veces más rápido a la hora de calentar la comida en comparación con las vitrocerámicas convencionales.
  • Ahorro energético. Si un factor importante es el ahorro en la factura de la electricidad, entonces no puede faltar el microondas a la hora de cocinar, al ser más rápido y menos voluminoso que los hornos y las vitrocerámicas, se pueden conseguir los mismos resultados con un ahorro energético sustancial.
  • Cocina en microondas - Agencias
  • Comer más sano. El microondas ofrece la gran ventaja de poder cocinar sin aceite, lo que significa que todos los alimentos que se cocinen en un microondas tendrán una menor cantidad de grasa que los cocinados en otros medios, y permiten la opción de hornear, lo que significa que todos estos elementos van a facilitar el hecho de comer con menos grasa y calorías.
  • Comida nutritiva. Está comprobado que la comida cocinada en microondas sufre una menor pérdida de nutrientes que la cocinada en otros electrodomésticos y utensilios, como puede serlo la olla a presión.
  • Ideal para recalentar. Si hay una elaboración desde hace días en la nevera y hay que recalentarla, el microondas es el medio más rápido y eficiente para calentar los alimentos de manera rápida y sin que la comida pierda propiedades ni cambie de textura.
  • Descongelación. La mayoría de los microondas del mercado tienen incorporada la función que permite descongelar de manera rápida y efectiva todos los alimentos que salgan del congelador y se quieran tener para consumir lo antes posible.
  • Función Grill. Todos los microondas más modernos del mercado se pueden adquirir con función grill, una función ideal para dorar y dar ese último toque a las elaboraciones más exquisitas sin necesidad tardar mucho rato y consumir mucha más energía si se hace este proceso en el horno.

Estas son solo unas pocas de las muchísimas razones por las que es absolutamente indispensable tener un microondas en la cocina.

Tipos de microondas

Tenemos a nuestro alcance distintos tipos de microondas que incluyen funciones diversas y distintas entre ellos, las cuales nos proporcionarán más o menos ventajas a la hora de cocinar:

  • Microondas portátil. Es el microondas más manejable y cómodo por excelencia. Sus dimensiones son discretas, por tanto ideales para una cocina con poco espacio, se puede colocar sobre la encimera o cualquier repisa y cambiarlo de lugar con poco esfuerzo. Varios modelos disponen de "grill", ideal para tostar y gratinar.
  • Microondas con dos niveles. Se trata de microondas que poseen la ventaja de poder realizar cocciones en dos niveles distintos, con el objeto de poder lograr cocciones más lentas o más rápidas dependiendo la altura a la que se coloquen los alimentos. Por ejemplo, si se trata de de carnes o alimentos que necesiten un mayor tiempo de cocción se colocarán en el nivel superior. Por el contrario si se desea descongelar o calentar el nivel inferior será el adecuado.
  • Horno microondas. Como su propio nombre indica, son aquellos que combinan la función que desempeña un microondas con la de un horno convencional. A la hora de cocinar, será de gran utilidad saber que pueden utilizarse ambas funciones a la vez, ya que en diversas preparaciones resultará de gran ayuda. Lo que se debe tener presente es que la emisión de ondas en este tipo de hornos es menos intensa que en cualquiera de las 2 opciones anteriores, de forma que en las recetas se requerirá de más tiempo para obtener un resultado satisfactorio.
Microondas

Cómo elegir tu microondas

Descubiertas las variedades a elegir hemos de saber cuál es la que más nos conviene, para ello, te animamos a que te informes antes de adquirirlo, de los modelos y potencias existentes.

La potencia de la que disponga el aparato es un punto importante en la elección final, debes saber que a mayor potencia más rápidamente se cocinarán los alimentos, si es lo que buscas, no lo dudes y decántate por el modelo más potente en cualquier variedad.

Aprende a utilizar el microondas

Si ya tenemos instalado el electrodoméstico en nuestro hogar, será imprescindible aprender a utilizarlo correctamente para lograr incrementar sus ventajas y sacarle el máximo partido. Descubre las reglas básicas de utilización, utensilios y precauciones:

  1. Jamás pongas en funcionamiento el microondas si éste se encuentra vacío, se puede dañar.
  2. Utiliza única y solamente recipientes aptos para el microondas y los cuales indiquen mediante una etiqueta que pueden usarse en este electrodoméstico. El vidrio "Pirex" y la "loza refractaria" son los materiales más adecuados. Tapaderas, cubiertas o recipientes de plástico duro son útiles para descongelar, templar y evitar salpicaduras, pero no introduzcas alimentos en ellos que vayan a alcanzar altas temperaturas ni en cocciones largas a máxima potencia, ¡el plástico se derretirá como si de chicle se tratara!
  3. Gtres
  4. Nunca se deben introducir en el aparato recipientes, moldes, cucharas o cualquier otro utensilio de metal, tampoco papel de aluminio.
  5. A la hora de cocinar, recuerda que los alimentos que contienen mucho agua, grasa o azúcar se cocinan con mayor rapidez. Además, conviene saber que si el recipiente a utilizar es redondo, lo aconsejable es colocar los alimentos más gruesos en los bordes del mismo, ya que las ondas penetran solo unos 2-3 centímetros.
  6. Se recomienda evitar introducir grandes cantidades de alimento a la vez, con una menor cantidad la cocción será más uniforme y el resultado así, más satisfactorio.
  7. Aproximadamente 1 minuto de emisión en el microondas equivale a 6-7 minutos en un horno convencional.
  8. Conviene saber que algunos alimentos, tales como los huevos, no deben nunca cocinarse con la cáscara intacta, pueden explotar, lo mismo puede ocurrir con la yema, para que no suceda, perfora la membrana que la rodea para liberar la presión que se podría acumular en el interior de ésta. De igual manera, las patatas si se cocinan con piel, deben cortarse o pincharse simplemente, antes de comenzar a cocinarlas en el microondas.
  9. Recuerda que los alimentos continúan cocinándose después de apagar el microondas, así pues, deja reposar la comida durante 1 minuto después de cocinarse.
  10. Extrema la precaución si calientas biberones o comida para tu bebé con el fin de evitar quemaduras.
  11. No permitas que los niños de corta edad usen el microondas sin la supervisión de un adulto.
Microondas - Flickr

Trucos de cocina en microondas

Si se sabe usar de la forma correcta, el microondas permite ahorrar tiempo y elaborar alimentos de la manera más saludable y sin perjudicar sus propiedades. Ficha estos trucos de cocina para usar más y mejor el microondas:

Patatas en pocos minutos

Cocer una patata ya no es cuestión de tiempo gracias al microondas. La mejor manera de preservar sus nutrientes es prepararla al microondas y su cocinado es sencillísimo: envuelve las patatas previamente lavadas en papel film y cocina a máxima potencia durante unos 10 minutos.

Hierbas secas en tiempo récord

Si quieres secar hierbas con rapidez para tenerlas listas para tus recetas, sólo tienes que ponerlas sobre una hoja de papel absorbente de cocina y taparlas con otra hoja de papel. Conecta el microondas a máxima potencia unos 30 segundos (puede necesitar unos pocos segundos menos o algunos más dependiendo la cantidad de hierbas que se hayan incluido y la potencia del microondas).

Luego se cambian las hojas de papel por otras y se vuelve a repetir la misma operación hasta que las hierbas frescas elegidas, orégano, perejil, albahaca etc, estén secas.

Espuma de leche y “mug cakes” deliciosos

Nada como prepararse un té o café con leche espumosa. ¿El truco? Verter leche en una jarra con tapa y agitar vigorosamente. Seguidamente, calentar en el microondas. El resultado es una espuma perfecta para degustar al momento. Otra forma de tener un capricho es preparar los famosos “mug cakes”; para hacerlos más saludables, nada como emplear leche sin lactosa, claras de huevo o cacao puro en polvo. Solo tienes que añadir en una taza estos ingredientes junto a un toque de canela, remover e introducir en el microondas durante 4 minutos a máxima potencia.

Pexels

Fruta con más zumo

Una buena forma de conseguir el máximo jugo a los limones, limas, naranjas o pomelos es introducirlos durante unos 20 segundos en el microondas y al exprimirlos el zumo que contiene saldrá de forma más fácil y abundante. En el terreno de las verduras, cocinar durante  unos minutos los tomates en el microondas facilita su pelado.

Pan descongelado como recién comprado

Si vas a descongelar pan en el microondas, envuélvelo en papel de cocina absorbente. Así no se resecará y parecerá recién hecho.

El huevo, un montón de posibilidades en el microondas

En el microondas se pueden preparar distintas versiones de un huevo. Si en un vaso introducimos un huevo batido y le añadimos leche, cocinamos durante 2 minutos a máxima potencia y obtendremos unos huevos revueltos. También es posible pochar un huevo, añadiéndolo junto con un poco de agua y cubriéndolo con un plato, en 50 segundos estará listo.

Pixnio

Limpieza fácil y ecológica del microondas

Un truco muy eficaz para limpiar el microondas de forma casera consiste en agregar el jugo y la cáscara de un limón a un bol con agua, se introduce en el microondas y se calienta durante 5 minutos. El vapor que se formará en su interior con el efecto antigrasa del limón, hará que al pasarle un paño quede perfectamente limpio.

Otra solución muy eficaz, barata y ecológica para limpiar el interior del microondas en profundidad y dejarlo como nuevo, es la siguiente:

Necesitas:

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • Esponja
  • Bicarbonato
  • Un paño húmedo
  1. Basta que introduzcas en el interior del microondas una taza de agua con una cucharada de vinagre blanco.
  2. Caliéntalo a máxima potencia hasta que se evapore el agua a la mitad.
  3. Espera algunos minutos a que el vapor penetre bien y después limpia el interior con una esponja con bicarbonato.
  4. Finalmente, aclara con un paño bien empapado de agua.

El microondas quedará perfectamente limpio, sin restos de grasa o salpicaduras y sin rastro de olores.

¡Nada de metal!

Por último, no olvides que la silicona, el cristal, la porcelana o el plástico son aptos para introducirlos en el microondas, mientras que el metal jamás debes introducirlo, como ya hemos apuntado. Además, al calentar alimentos, siempre se deben tapar para evitar que las ondas contacten con ellos directamente y pierdan sus propiedades.

  • ¡Truco! Para eliminar las bacterias de los trapos de cocina, recién lavados introdúcelos en el microondas 5 minutos.
Wikipedia

Te interesa…

Si dispones de un recipiente que no sabes si es válido para el microondas, hay un truco para averiguarlo:

  • Coloca el recipiente dudoso vacío dentro del microondas y además un vaso lleno de agua junto a él, conecta el aparato a máxima potencia 1 minuto. Si transcurrido ese minuto el recipiente dudoso está frío, quiere decir que se puede utilizar.

Si desconoces la potencia de tu microondas y te asaltan dudas sobre los tiempos en determinadas recetas, puedes averiguarlo fácilmente:

  • Vierte un litro de agua en un recipiente no metálico y mide la temperatura con un termómetro. Después caliéntalo durante 2 minutos a máxima potencia y vuelve a tomar la temperatura. Resta las 2 temperaturas comparadas y multiplica el resultado por 35. Obtendrás así la potencia en watios que posee tu microondas.

¡Idea! Si tu microondas no dispone de gratinador y tus preparaciones de repostería no quedan doradas y apetecibles porque su superficie queda pálida y sin brillo, haz lo siguiente: barnízalas con un poco de miel cuando ya estén cocinadas. El aspecto será inmejorable.

Descubre en MujerdeElite muchas más ideas para cocinar en el microondas. Verás lo fácil, rápido y saludable que resulta utilizar este pequeño y práctico electrodoméstico en tu día a día: recetas para el microondas

Te puede interesar
Los 62 mejores trucos caseros de cocina ¡infalibles!

Los 62 mejores trucos caseros de cocina ¡infalibles!

Cocinar sano, ligero y rápido, es posible ¡descubre cómo!

Cocinar sano, ligero y rápido, es posible ¡descubre cómo!

Trucos para cocinar rápido y sano

Trucos para cocinar rápido y sano

Horno: guía de preparación de alimentos

Horno: guía de preparación de alimentos

Temas relacionados  ››