Buscar

¿Regalar o recibir regalos? ¿Qué nos hace más felices?

Regalar nos hace más felices que recibir regalos y es que el momento de entregar un presente a una persona querida, activa ciertas áreas del hemisferio derecho de nuestro cerebro.

2m 30s
Regalos - Gtres
Regalar nos hace más felices que recibir regalos. Así lo ha demostrado un estudio, que relaciona la generosidad con el hemisferio derecho del cerebro, experimentando una mayor sensación de felicidad cuando hacemos regalos a las personas que queremos que cuando nos los hacen. Y es que haciéndonos eco de estas fechas en las que los Reyes Magos y Papá Noel vienen tan cargados, podemos aprovechar para tener un detalle con esas personas especiales para nosotros y así sentir esa euforia de la que hablan los especialistas de este estudio. En otro estudio, realizado en 2010 por Elisabeth Dunn y su equipo, se demostró que los adultos eran más felices cuando se gastaban el dinero en otras personas que cuando lo hacían en ellos mismos.

Y es que aunque todos necesitamos de vez en cuando darnos algún capricho, al parecer ver la expectación y el agrado que experimentan las personas regaladas nos provoca una satisfacción mayor que autoregalarnos. Muchas personas se han preguntado si ésta es sólo una conducta relacionada con los adultos y lo cierto es que no. Un artículo publicado por PLOS One en el año 2012 indicaba que este fenómeno puede apreciarse también en los niños más pequeños. Aunque éstos no están en edad de regalar como tal, la Universidad de British Columbia quiso hacer el experimento utilizando golosinas.

Estos niños, a pesar de estar encantados de recibir presentes, mostraban mayor felicidad cuando les daban ellos mismos una golosina propia a un peluche. Por encima incluso de cuando el experimentador se las daba a los niños o cuando el experimentador le daba al peluche una de las suyas. La felicidad de estos niños era independiente de las "emociones" expresadas por el peluche, que era manejado por el experimentador. Con ello quedaba claramente demostrado que los niños eran más felices compartiendo sus propias chucherías.
Fotolia
Este estudio y su consecuente demostración podrían tomarse como apoyo a la idea de que la felicidad podría actuar como una recompensa que hace que repitamos una y otra vez esos comportamientos prosociales. Así que ya sabes, aprovecha estas fiestas e invierte en felicidad comprando regalos para los tuyos y es que puedes disfrutar de regalos por menos de 50 euros o de regalos de Navidad con clase por menos de 100 euros. No hay mejor manera de empezar la Navidad que siendo felices y más si tenemos en cuenta los tiempos difíciles que vivimos y que pueden solucionarse con cualquier pequeño detalle.