Buscar

Pierde 8 kilos este verano con la dieta del helado

¿Una dieta que te permita adelgazar y comer helado a diario y perder peso? Desde luego que sí. Podrás perder hasta 2 kilos a la semana. En cucurucho, en tarrina, en copa, como tarta helada… los helados son un alimento muy nutritivo y delicioso que pocas personas rechazarán, especialmente en verano.

6m 56s
Gtres
La gran aceptación de los helados desde su nacimiento en Italia, se asocia indudablemente a su fácil digestión y su óptima calidad nutricional, cualidades que permiten consumirlo en la alimentación cotidiana y también introducirlo en dietas de adelgazamiento.

Hoy, gracias a los helados, se pueden eliminar los kilos de peso sobrantes sin renunciar a satisfacer el paladar.

Un capricho que alimenta

Leche, nata, yema de huevo y azúcar, son los componentes principales de los helados, a estos ingredientes se añaden frutas y aromas según los sabores que se quieran conseguir, obteniendo un alimento muy rico en calcio, vitaminas A y D, fósforo y hierro, una explosión de nutrientes para la mujer.

Aproximadamente se puede determinar el valor nutricional del helado en un 4,5% de proteínas, un 12% de grasas y un 20% de azúcares. No obstante, las propiedades nutricionales de los helados varían ligeramente según el sabor del helado que se elija, los helados de frutas poseen menos proteínas y grasas que los helados a base de crema, pero en cambio, una mayor cantidad de vitaminas y sales minerales, pulsa aquí para ver la información nutricional de los helados.

En definitiva, los helados de calidad son compatibles con una dieta equilibrada, tanto es así que una bola de helado de crema combinada con fruta fresca puede constituir una merienda o postre delicioso, saludable y rico en nutrientes.

En la dieta del helado, podrás disfrutar de esta delicia puramente veraniega en el almuerzo, sin remordimientos y descubriendo día a día una figura más estilizada.

Bases de la dieta del helado

La dieta del helado que seguidamente se presenta, es un régimen dietético hipocalórico que aportará de 1.200 a 1.300 kcalorías aproximadamente y que permitirá perder de 1 a 2 kilos por semana.

Gtres
Resulta ideal para la estación veraniega, en la que se tiende a cocinar menos, especialmente en las horas centrales del día que al ser las más calurosas apetecen comidas frescas. Es precisamente a la hora de la comida cuando podrás disfrutar de un refrescante y sabroso helado.

Aunque como se ha mencionado anteriormente los helados son un alimento en toda regla, generalmente son pobres en fibras, a fin de suplir esta carencia, el resto de comidas se encuentran dietéticamente equilibradas para conseguir una alimentación completa que aporte la fibra necesaria y no se resienta nuestra salud.

Además, para evitar la pérdida de vitaminas y sales minerales contenidas en los vegetales y otros alimentos, es recomendable recurrir a métodos de cocción sencillos (al vapor, a la parrilla…) y siempre que sea posible, consumir vegetales en crudo.

La ración adecuada de helado y los condimentos permitidos

Las cantidades de helado que se podrán consumir en el almuerzo, varían ligeramente según el sabor del helado seleccionado y podrán efectuarse algunas combinaciones. ¡Puede elegirse una propuesta diferente para cada día!
  • 200 gramos de helado de crema.
  • 250 gramos de helado de frutas.
  • 140 gramos de helado de crema + 40 gramos de nata montada.
  • 170 gramos de helado de frutas + 40 gramos de nata montada.
  • 150 gramos de tarta o postre helado.
  1. Se permitirán 3 cucharadas diarias de aceite de oliva virgen.
  2. Para endulzar podrán utilizarse 2 cucharaditas de fructosa diarias.
  3. Si se prefiere, pueden emplearse para endulzar el café, té o infusiones, edulcorantes artificiales acalóricos con moderación.
  4. Zumo de limón, vinagre de manzana, especias y hierbas aromáticas son de consumo libre.
  5. La bebida más recomendable es el agua mineral, siendo bien aceptadas las infusiones y el té frío.

Menús para la dieta del helado

La dieta del helado puede seguirse durante todo el verano sin contraindicaciones y sin grandes sacrificios hasta alcanzar el peso ideal.

LUNES

Desayuno: Café o té + 3 tostadas integrales condimentadas si se desea con 1 cucharada de mermelada de frutas sin azúcar.
Media mañana: 1 melocotón.
Comida: Helado
Merienda: 1 melocotón.
Cena: 100 gramos de espaguetis preparados con 50 gramos de almejas + 100 gramos de carne de ternera a la parrilla + 200 gramos de zanahorias, rábano e hinojo en ensalada.

MARTES

Desayuno: Café o té + 3 tostadas integrales condimentadas si se desea con 1 cucharada de mermelada de frutas sin azúcar.
Media mañana: 3-4 albaricoques.
Comida: Helado
Merienda: 3-4 albaricoques.
Cena: 80 gramos de arroz con tomate + 200 gramos de lenguado o merluza al vapor.

MIÉRCOLES

Desayuno: Café o té + 3 tostadas integrales condimentadas si se desea con 1 cucharada de mermelada de frutas sin azúcar.
Media mañana: 3-4 ciruelas.
Comida: Helado
Merienda: 3-4 ciruelas.
Cena: 100 gramos de espaguetis con ajo, aceite de oliva y pimentón + 100 gramos de jamón crudo o cocido eliminando la grasa visible 200 gramos de ensalada de tomate, cebolla y pepino.

JUEVES

Desayuno: Café o té + 3 tostadas integrales condimentadas si se desea con 1 cucharada de mermelada de frutas sin azúcar.
Media mañana: 1 manzana.
Comida: Helado
Merienda: 1 manzana.
Cena: 1 bol de crema de calabacín + 150 gramos de pollo asado sin piel + 200 gramos de ensalada de lechuga y zanahoria.

VIERNES

Desayuno: Café o té + 3 tostadas integrales condimentadas si se desea con 1 cucharada de mermelada de frutas sin azúcar.
Media mañana: 3-4 ciruelas.
Comida: Helado
Merienda: 3-4 ciruelas.
Cena: 2 patatas asadas con piel + 200 gramos de lubina o dorada a la plancha + 150 gramos de berenjenas y pimientos asados.

SÁBADO

Desayuno: Café o té + 3 tostadas integrales condimentadas si se desea con 1 cucharada de mermelada de frutas sin azúcar.
Media mañana: 1 pera.
Comida: Helado
Merienda: 1 pera.
Cena: Ensalada de pasta (80 gramos de lazos o espirales con 50 gramos de mozzarella, 4 tomates troceados y 1 cucharada de alcaparras) 1 pechuga de pollo a la plancha.

DOMINGO

Desayuno: Café o té + 3 tostadas integrales condimentadas si se desea con 1 cucharada de mermelada de frutas sin azúcar.
Media mañana: 100 gramos de fresas.
Comida: Helado.
Merienda: 100 gramos de fresas.
Cena: 200 gramos de pizza Margarita + 50 gramos de judías verdes.

El mantenimiento

Una vez eliminados los kilos sobrantes, de forma gradual puedes volver a una alimentación más conforme al ritmo cotidiano. Bastará hacer algunas modificaciones para mantener el peso conseguido siguiendo un régimen de comidas de 1.500 a 1.700 calorías diarias.
  1. Si te apetece podrás seguir uno o dos días por semana el esquema propuesto en la dieta del helado, quedando la secuencia de comidas y raciones inalterada.
  2. Podrán consumirse hasta 4 tostadas de pan (integral o no) para el desayuno y condimentarlas con un par de cucharadas de mermelada.
  3. La fruta se podrá reemplazar por un vaso de zumo de fruta.
  4. Podrán consumirse diariamente 6 cucharadas de aceite de oliva virgen.
  5. La comida se hará de forma más consistente, es por ello que las proteínas (pescado, carne…) que se proponen para las cenas se desplazarán a la hora de la comida, añadiendo si se desea 50 gramos de pan o colines.
  6. En la cena se consumirán los hidratos de carbono (pasta, arroz) con una ración de vegetales.
¿Te ha gustado la dieta? Apuesta por ella este verano para lucir cuerpazo en biquini mientras disfrutas de refrescantes y nutritivos helados.
Unilever
Temas relacionados  ››