¿Las manzanas son astringentes o laxantes?

Por: Alicia Marín
¿Las manzanas son beneficiosas para el estreñimiento o para la diarrea? Damos respuesta a la eterna pregunta.
Los beneficios de la manzana a nivel digestivo
Agencias
La manzana es una de las frutas más consumidas por los españoles, presente casi todo el año en nuestras despensas. Ampliamente conocidos son sus beneficios para la salud, debido a su aporte de compuestos antioxidantes y pectina, cuya acción ayuda a inhibir los radicales libres mientras estimula la desintoxicación, gracias a sustancias químicas naturales o fitoquímicos que ejercen una poderosa acción antioxidante para proteger de entre otras cosas del temido colesterol. “An apple a day keeps the doctor away”, proclama el refrán anglosajón, que podríamos traducir por “una manzana al día mantiene al médico alejado de tu vida”.

Una de las propiedades más populares que tiene la manzana es sobre nuestro aparato digestivo. ¿Son beneficiosas para el estreñimiento o para la diarrea? Es la eterna pregunta y lo cierto es que numerosos estudios confirman de la existencia y la función de algunos componentes de esta fruta que le confieren su carácter antioxidante y la doble particularidad de actuar como alimento astringente o laxante según cómo sea consumida. Te lo contamos con la ayuda de Kanzi:
La manzana cruda y con piel combate el estreñimiento
Agencias

La fibra de la manzana combate el estreñimiento

Si comemos la manzana cruda y con piel es muy útil para tratar el estreñimiento, ya que se aprovecha la fibra insoluble presente en la piel, que estimula la actividad intestinal. Por lo tanto, lo ideal es comer las manzanas con piel. Eso sí, no hay que olvidarse de lavarlas antes de comer por razones de higiene. Es en la piel de la manzana donde además se localiza la pectina, una especie de fibra hidrosoluble que puede favorecer el tránsito intestinal y ralentiza la absorción de azúcares refinados o grasas, además de tener un efecto saciante.

Por si fuera poco, en la piel de manzana encontramos ácido ursólico, una sustancia que reduce el riesgo de obesidad y ayuda a quemar calorías.

También con la piel de manzana se puede preparar una infusión muy eficaz para adelgazar, combatir los resfriados, la fatiga y el insomnio.
La manzana pelada, rallada y oscurecida combate la diarrea
Agencias

La manzana pelada y rallada, eficaz contra la diarrea

La manzana es una de las frutas más ricas en taninos, sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Algunas de las acciones de los taninos son secar y desinflamar la mucosa intestinal (capa que tapiza el interior del conducto digestivo), por lo que resultan útiles para frenar la diarrea. Los taninos se reconocen rápidamente por la sensación áspera que producen al paladar. Éstos se muestran cuando se deja oscurecer la pulpa rallada de una manzana pelada. De manera que podemos decir que la manzana cruda y con piel es laxante, es decir, útil para tratar el estreñimiento, y si la manzana se consume pelada, rallada y oscurecida tiene el efecto contrario en nuestro organismo, resulta astringente.

Popularmente está extendida la manzana cocida como uno de los remedios caseros más recomendados para cortar la diarrea rápidamente, pues la cocción hace que la manzana sea más digerible y de fácil asimilación cuando tenemos el estómago delicado.

Te puede interesar

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite:
Mujer de Elite
CAHAMS INTERNET S.L. CIF: B85084317
No dejes de seguir a MujerdeElite