Buscar

Vinagre de manzana: 7 propiedades y beneficios del vinagre de sidra que no conocías

Ficha estas 7 propiedades y beneficios del vinagre de sidra de manzana que quizá no conocías. Descubrirás la forma más sencilla y deliciosa de cuidarte por dentro y por fuera.

2m 44s
Pixabay
El vinagre es uno de los condimentos más populares y propios de la dieta mediterránea. Hasta la fecha, el más conocido y socorrido era el vinagre de vino, pero hoy en día tenemos a nuestra disposición nuevos vinagres y sabores que aportan al paladar sensaciones únicas.

No cabe duda de que una muy buena opción es el vinagre de sidra de manzana, más aún si tiene un origen ecológico y está libre de sulfitos, lo que favorece notablemente el equilibro del organismo. Además, el vinagre de sidra es de baja acidez, tiene un aroma suave y afrutado y un color dorado ambarino que aporta numerosos beneficios a nuestro organismo.

Cocinar con vinagre de manzana proporciona una serie de beneficios que quizás no conocías y que te ayudarán a sacar partido extra a diversas recetas. Descubre las 7 propiedades del vinagre de sidra más destacadas:

1. Diurético y depurativo

Maeloc
Es fundamental introducir en una dieta sana y equilibrada alimentos que nos permitan eliminar progresivamente el agua del organismo, evitando la temida retención de líquidos y permitiéndonos liberar toxinas perjudiciales para el organismo. En este sentido, el vinagre de sidra es muy eficaz, dado su efecto diurético y depurativo.

2. Ideal para cuidar la figura

El vinagre de sidra no contiene azúcares añadidos, grasas o sal y es por tanto un aliño ideal para dietas bajas en calorías y libres de azúcar.

3. Un potente antioxidante

El vinagre de sidra de manzana es antioxidante. Desde un punto de vista nutricional, el consumo de condimentos antioxidantes es actualmente considerado una de las formas más efectivas para reducir el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

4. Evita el estreñimiento, controla el colesterol y evita la hipertensión

El vinagre de sidra de manzana favorece el tránsito intestinal, el control del colesterol, los triglicéridos y evita la hipertensión. Esta última es muy difícil de controlar, pero con ciertos hábitos saludables y acompañado de una dieta específica se pueden obtener muy buenos resultados a medio plazo.

5. Adiós a la acidez

El vinagre de sidra ayuda a aliviar la molesta acidez estomacal. Algunas comidas y en organismos especialmente sensibles, pueden acabar produciendo una incómoda sensación de pesadez y cierta acidez de estómago. Añadir vinagre de manzana a las comidas aliviará esta molestia y permitirá que las digestiones sean más ligeras.

6. Un gran conservante y potenciador del sabor

Si te encantan las conservas estás de enhorabuena, el vinagre de sidra es capaz de ablandar las carnes, potenciar el sabor y es, además, un excelente conservante natural para las conservas caseras.
Pixabay

7. Poder antiséptico

Además de todos los beneficios y propiedades anteriores, el vinagre de sidra funciona como antiséptico y es ideal para uso tópico en infecciones, hongos y acné.