Buscar

Depresión postparto. Puedes superarla si sabes cómo

La dulce espera terminó y pensabas en lo feliz que estarías junto a tu bebé, sin embargo, te sientes triste y confusa, incapaz de disfrutar de esos momentos “mágicos” como esperabas… no te culpes ni dudes de tu capacidad, es una situación normal que puedes superar si sabes cómo.

2m 47s
Gtres
Tras la dulce espera tienes entre tus brazos a tu hijo, un bebé precioso y saludable con el que pensabas sentirte más feliz que nunca, pero sin embargo, descubres que no es así, estás triste, irritable, te asaltan muchos miedos, te sientes confusa y probablemente te culpas por lo que estás sintiendo, llegando incluso a dudar, en algunos casos, de tu capacidad como madre.

Conoce la razón por la que estás sintiéndote así

Debes empezar a tratar y superar la situación, tomando conciencia y asumiendo que lo que te ocurre es un proceso normal que sufren un gran número de mujeres tras el parto, se trata de la depresión puerperal leve o también llamada "Maternity Blues".

Existe un cansancio físico notable, no descansas bien y tu cuerpo se encuentra inmerso en una revolución hormonal, principales factores desencadenantes de esos sentimientos confusos que no esperabas.

Pueden añadirse otros trastornos psicológicos, como la sensación de incapacidad de llevar adelante la crianza y cuidados del bebé, pensando que te enfrentas a una responsabilidad que no podrás asumir, que no estarás "a la altura".

En otras ocasiones, al volcar todas las atenciones hacia el bebé, las madres pueden sentirse "desplazadas" cuando también ellas necesitan y reclaman cariño y cuidados.

¿Qué hacer para superarlo?

Al tratarse de una situación pasajera, generalmente todo vuelve a su cauce y comenzarás a sentirte mejor tras un par de semanas como máximo, tiempo que debes darte para asimilar la nueva situación y para que tu cuerpo se recupere y comience a estabilizarse.

Te ofrecemos algunas recomendaciones básicas para que superes con éxito esta etapa y disfrutes de tu maternidad:

  1. Delega responsabilidades
    Debes aprender a delegar responsabilidades, no eres una "superwoman" y no puedes exigirte tanto, olvídate de pretender seguir haciéndolo todo tú porque resultará imposible y te agobiarás. Relájate, sigue guardando momentos para dedicarlos a ti, los necesitas, puedes dejar a tu pequeño al cuidado de papá o con alguien de confianza, no pasará nada.
  2. Comparte tus sentimientos
    No te cierres y expresa lo que sientes. Habla con una amiga, con tu madre, con tu pareja… hazles saber de tus sentimientos, de tus dificultades, de tus miedos… te ayudará y te sentirás mucho mejor después de compartirlo.
  3. Ante cualquier duda, consulta al especialista
    Si tienes cualquier duda con respecto a la salud y estado de tu bebé o en lo que respecta a tu recuperación y evolución normal tras el parto, no te lo pienses dos veces, consulta con el especialista indicado para cada caso y sal de dudas.
NOTA: Es importante destacar que existe un porcentaje de mujeres, no demasiado elevado pero existente, que se enfrentan a lo que se denomina una "depresión postparto", la cual requiere de tratamiento psicológico adecuado.