Buscar

Las propiedades de las ostras y cómo se deben comer

Las ostras son tendencia. Descubrimos sus propiedades, cuándo están en su mejor momento, sus tipos y cómo comerlas para disfrutar de ellas al máximo.

   actualizado el 13/12/2018 - 8:37 2m 27s
Ostras - La Bendita Gastroteca
No pasan de moda y siempre son tendencia. Los mejores restaurantes les dedican zonas exclusivas en su cartas y las maridan con champagne y cócteles de autor muy sofisticados, hablamos, como no podía ser de otra forma, de las ostras. Saben a mar y a “lujo” y son un manjar saludable y nutritivo que se come crudo.

Las propiedades de las ostras

No solo están riquísimas, las ostras son un producto del mar cargado de propiedades y beneficios:
  1. Las ostras son un marisco rico en ácidos grasos omega-3, ideales para cuidar el sistema cardiovascular y prevenir numerosas enfermedades.
  2. Son ricas en minerales, especialmente en zinc, que ayuda a potenciar la fertilidad, mejora el sistema inmunitario, cuida la piel y ayuda en la cicatrización. Las ostras deben sus comentadas propiedades afrodisíacas a su alto contenido de zinc, que fomenta la liberación elevada de hormonas sexuales.
  3. Protegen contra diferentes tipos de cáncer y son, también, ricas en hierro, esencial para prevenir la anemia y proteger al organismo de infecciones.
  4. También son ricas en potasio y magnesio, lo que reduce la tensión arterial, aumenta la circulación de la sangre y la oxigenación.
  5. Fuente de proteínas como la elastina, las ostras son muy beneficiosas para la salud de la piel, previenen las arrugas y la flacidez, y contribuyen a tener unas uñas más resistentes y un cabello saludable.

¿Cuándo están en su mejor momento?

Técnicamente se pueden comer ostras durante todo el año pero, la temporada principal de ostras es el otoño, cuando han tenido toda la temporada estival para ponerse jugosas.

Tipos de ostras

Hay dos tipos de ostras: la portuguesa o pequeña, que es delgada y pequeña, adherida en el caparazón. Tiene un sabor muy agradable y es más económica. Y ostras mairrane, grande y gorda adherida sobre un caparazón chato, exquisita y más costosa.

En cualquier caso, las ostras deben tener un aroma fresco. El líquido debe ser un poco salobre y saber “a mar”.

¿Cómo comerlas?

Nos lo cuentan desde La Bendita Gastroteca:
  • Son muchos los aficionados que prescinden de cualquier aderezo para disfrutar de las ostras; en España, son habituales unas gotas de limón.
  • Un truco para comerlas es masticarlas dos veces, para aprovechar todo el sabor de este manjar.
  • El alcohol que acompaña a las ostras es el vino blanco tipo albariño, cava o champagne. A la altura de la copa, se coloca el bowl con un platillo, ya sea de cristal o plata, con agua tibia a la mitad con rodaja de limón y el salero y pimentero.

Te puede interesar