Buscar

Síntomas de obligada consulta con el ginecólogo

Todas las mujeres deben realizarse revisiones ginecológicas periódicas, pero además, se debe acudir a consulta siempre que se adviertan los síntomas que en este artículo detallamos. La prevención es fundamental.

1m 33s
Gtres
Toda mujer debe ser consciente de la importancia de realizarse las revisiones ginecológicas periódicas, ya que pueden detectar patologías y/o desequilibrios diversos que detectados tempranamente serán tratados con más efectividad.

La periodicidad de las revisiones vendrá determinada por el facultativo teniendo en cuenta los antecedentes y circunstancias particulares de cada mujer. Sin embargo, siempre que se adviertan cualquiera de los síntomas siguientes, debe consultarse lo antes posible con el ginecólogo:

  1. Secreción vaginal alterada/anormal
    Cualquier tipo de alteración en el flujo vaginal, tal como una mayor cantidad del mismo, cambios de color, de textura o de olor.
  2. Picores y/o escozor en la zona vaginal o vulvar
    También, si el picor o el escozor viene acompañado de granitos, heriditas o verrugas.
  3. Bultos o protuberancias en los genitales
  4. Menstruaciones irregulares
  5. Menstruaciones muy abundantes
  6. Menstruaciones dolorosas (dismenorrea)
    Especialmente cuando las molestias impiden realizar una vida normal.
  7. Hemorragia uterina entre reglas (metrorragia)
    Sangrados que no corresponden con la menstruación.
  8. Retraso menstrual o sospecha de embarazo
  9. Bultos o protuberancias en la mama o zona axilar
    También si se observa secreción de líquido por el pezón.
  10. Dificultad para quedar embarazada
    Si tras intentar durante 1-2 años quedar embarazada no se consigue.

Debes saber que…
Las citologías periódicas deben comenzar a realizarse desde que la mujer es sexualmente activa.

Recuerda…
Aquellas patologías más graves como puede ser el cáncer de útero, si son detectadas en una etapa temprana ofrecen un pronóstico muy positivo, que puede ser tratado y casi siempre, curado. Prevenir y acudir a las revisiones ginecológicas periódicas es nuestra responsabilidad.