contador gratuito
MujerdeElite en tu SmartPhone
Mujer de Elite
 
Recetas    
Trucos    
Noticias    
Calculadoras    
Facebook MujerdeElite Twitter MujerdeElite Google+ MujerdeElite
 PORTADA
  |  
HOGAR
  |  
DECORACIÓN

Centros de mesa otoñales

Por:

El otoño es un buen momento para darle un aire nuevo a tu casa y no es necesario invertir demasiado tiempo, esfuerzo y dinero para conseguirlo. Una de las formas más vistosas de hacerlo es creando cálidos centros de mesa, románticos y muy otoñales. Apunta estas ideas y elige la que más va contigo y con la decoración de tu hogar ¡te encantarán!

Ampliar foto Centros de mesa perfectos para el otoño
Centros de mesa perfectos para el otoño
Gtres
Son muy sencillos de hacer y dan un toque de lo más acogedor a cualquier estancia. Con elementos naturales, propios de la estación en la que nos encontramos, puedes alegrar la mesa del salón, un pequeño aparador, una mesa baja con cristal superior o una esquina, colocando un jarrón alto con flores secas o de temporada. También puedes crear pequeños detalles individuales, por ejemplo, para decorar una mesa “de gala” en una cena especial. A tus invitados les parecerá un detalle encantador.

Lo bonito de estos centros es jugar con las tonalidades del otoño buscando una armonía de colores y algún discreto contraste. Para jarrones altos de cristal, las plantas de tallo largo son las mejores. Un centro formado con esbeltas espigas, hojas de tono dorado simulando helechos u hojas de parra, tan propias, queda genial. Incluso puedes añadir algunas ramitas largas y carentes de flores. Con unos simples “palitos” verás qué fantástico resultado. Este tipo de centros quedan muy bien si amarras el ramo con una cinta de algún tono vibrante o pastel. Un malva, un rojo o un naranja son perfectos.
Ampliar foto Centros de mesa con flores y frutas secas propias del otoño
Centros de mesa con flores y frutas secas propias del otoño
Gtres
Otra buena idea es combinar este tipo de plantas con frutos del bosque. Rellena parte del jarrón con castañas y/o nueces para que tu centro llame la atención a simple vista.

Si quieres, no queda nada mal combinar los colores del otoño con alguna flor silvestre que cree un alegre contraste. Por ejemplo, prueba a intercalar entre tus espigas unas ramas de lavanda o unas hojas y frutos de arándano, con su intenso color rojo, verás como destaca tu centro en cualquier lugar que lo sitúes.

Las bandejas o centros bajos (tipo bol) dan también mucho juego. Puedes utilizar recipientes de cristal o, también, lucen con un especial encanto aquellos centros hechos en románticas cestas o en simpáticas cazuelas de barro. Las cestas trenzadas de mimbre, rafia, palma o fibras sintéticas son perfectas para evocar bonitos canastos que recuerden a las flores recién cortadas del campo (en estos casos elige flores de tallo largo y colócalas preferentemente tumbadas, de manera lateral).
Ampliar foto Centros de mesa otoñales con alcachofas y castañas
Centros de mesa otoñales con alcachofas y castañas
Gtres
En los recipientes bajos, centros de cristal o barro, algo tan sencillo como las hojas secas quedan muy bonitas. Como idea, crea, por ejemplo, un lecho de estas hojas solas o mejor combinadas con cortezas de árbol (se compran en cualquier centro de jardinería) y coloca una piñas de distintos tamaños. Si quieres, además, puedes completar el centro con una vela ancha de algún color alegre (amarillo o naranja resultan ideales).
Ampliar foto Centros de mesa con hojas y frutas
Centros de mesa con hojas y frutas
Gtres
La tierra de distintas tonalidades puede ser también un fantástico ingrediente para tus centros. Rellena un jarrón colocando varias capas: tierra oscura, casi negra, luego tierra arcillosa rojiza, y para terminar tierra de río, más amarilla. En esta original base, entierra alguna de esas plantas de tallo largo que parecen “plumeros” (cortaderia selloana, también llamada carrizo de la Pampa), son fáciles de encontrar y el resultado es espectacular.

Los hojas grandes, tipo parra, cuando están secas y adquieren distintas tonalidades son también una base perfecta para crear centros de lo más románticos. Son la máxima expresión del otoño y aportan ese toque cálido y hogareño. En una simple bandeja a la que puedes añadir frutos secos o rojos será un detalle para darle un nuevo aire muy personal a cualquier estancia.

Por último, si quieres sorprender a tus invitados con un mini ramo personalizado, una espiga sobre unas ramitas secas y alguna flor silvestre, atadas con una cinta, bastará para que aprecien este bonito detalle que te habrá costado muy poco.
Social
Comentarios
Comentario:
Incluye el texto de la imagen:
code

Actualidad
Suscríbete
Recibe las novedades de MujerdeElite en tu email...
Vídeos