Buscar

Sedúcele con una cena afrodisíaca

Sedúcele con una cena afrodisíaca
Gtres
3m 53s

Las ideas secundarias las tienes claras: una mesa de lujo con velas perfumadas y música romántica, pero, ¿qué hay del menú? Para que tu invitado caiga totalmente en las redes de la seducción hay que tener claro cuáles van a ser los platos que acompañen a una velada inolvidable.

Fresas con nata, champán, langosta...¡basta ya de tópicos! Para sorprender a esa persona tan especial hay que optar por las sugerencias novedosas de la alta cocina. Con los menús que te proponemos seguro que no pasarás desapercibida.

Para un primer plato nunca debe de faltar una ensalada


Es fácil de preparar y están buenísimas. Lo ideal es utilizar una mezcla de rúcula, escarola, lombarda y lechuga romana. Toda una mezcla de sabor. Y como condimento un poco de salmón, tomates cherry, taquitos de mozzarella, espárragos y...¡frambuesa!

Lejos de lo que pueda parecer, la fruta en las ensaladas le dan un toque de distinción y aportan un sabor que seguro que deja de piedra a tu invitado. Para terminar, lo mejor es una salsa de yogurt aliñada con orégano. Es un toque que nunca falla.

Lo mejor como segundo plato es un gran olvidado: el arroz

Parece que no es un ingrediente muy sensual, pero lo importante es con qué se acompañe. El cocinero Ferrán Adriá, del restaurante el Bulli- en el que mejor se come según la prestigiosa revista Restaurant Magazine- es un gran defensor suyo.

El dilema es cómo prepararlo para que cause sensación. ¿Te imaginas un arroz que no sea en grano sino en cintas? Pues así es como lo llevan haciendo durante mucho tiempo los orientales. Fideos de arroz con pollo y setas, ¿a que suena bien?

Aparte de los ingredientes mencionados también lleva calabacín, cebolla, ajo, miel, jengibre rallado, semillas de sésamo, soja, aceite de oliva y sal. Nada de extravagancias, que lo realmente bueno es lo más sencillo.

Y prepararlo es mucho más fácil. Se rehogan los componentes por un lado y se cuecen las cintas por otro. Para presentarlo lo mejor es colocar el pollo con setas encima de las tiras blancas. Queda apetitoso y fino.

VINO NO PUEDE FALTAR

Y como en toda cena romántica, no puede faltar un buen vino. Uno blanco aromático es el complemento perfecto para esta cena a base de arroz, pollo y ensalada. Además, cambiarás la típica cena con vino tinto, ¡haz que sea una velada distinta!

El postre es un toque de suma importancia

El chocolate es el elemento que nunca puede faltar como colofón de una gran comida. Pero tanto las tartas como el mousse están muy vistos, ¿cómo sorprender con el chocolate?

El brownie con helado de vainilla está buenísimo y no está tan visto. Sólo hay que hornear el chocolate con la mantequilla y las nueces durante 45 minutos... tu comensal no se resistirá a esta delicia. Y si te gusta el blanco, también puedes probar con él, ¡sé original!

Y como este postre es muy pesado, lo mejor es acompañarlo con un vino. Los vinos italianos Marsala son perfectos para esta ocasión.

Aunque esta sea una receta concreta no hay que olvidar que las bases de una cena para conquistar son: la novedad para impresionar, dos tipos de vino para levantar el ánimo, algo de verdura para dar impresión de salud, y un postre de chocolate como afrodisíaco.

"Ganar por el estómago" es fácil, pero además hay que adecuar la casa. Nada de una cena a la luz de las velas. Durante los platos principales lo mejor es una luz directa, aunque a la hora del postre recomendamos que te lo tomes en el sofá con una luz indirecta, para al final quedarse sólo con el vino.

Con esta cena seguro que se conquista a esa persona tan especial. Lo que hagas después del vino italiano...es decisión tuya.