Trucos de belleza: Los cítricos te ponen guapa ¡Vitamínate!

Por: Mariola Báez Verdú
Trucos de belleza: Los cítricos te ponen guapa ¡Vitamínate!
Gtres

Los cítricos son una fuente de antioxidantes y vitaminas al servicio de tu belleza. No te pierdas estas recetas caseras para fabricarte tus propios productos de belleza a base de cítricos.

Naranjas, limones, mandarinas, pomelos… los cítricos son magníficos aliados de tu salud y de tu belleza por su alto contenido en vitaminas y por sus propiedades beneficiosas. Cada vez más utilizados en cosmética, también dan excelentes resultados cuando forman parte de tus mascarillas caseras.

Pocos alimentos poseen tantas cualidades. Las frutas incluidas en el grupo de los cítricos tienen una alta concentración de vitamina C junto a otras vitaminas, flavonoides (carotenos) y ácidos, por lo que, tanto ingeridas, al natural, en zumos o en deliciosas salsas, como aplicadas sobre la piel, son un excelente revitalizador natural para todo el organismo.

En general, los cítricos son frutas refrescantes de bajo contenido calórico y con un magnífico efecto diurético perfecto para depurar el cuerpo humano. Su ingesta habitual no sólo garantiza una buena salud sino que además ayuda a combatir los signos del envejecimiento cutáneo, ya que, la vitamina C actúa como un potente antioxidante capaz de frenar los efectos de los radicales libres.

¿Y en cosmética?

Su composición privilegiada y otros beneficios como la capacidad astringente y antibacteriana del limón, el poder "antigrasa" del pomelo y la lima o la ayuda que proporcionan naranjas y mandarinas en el proceso de regeneración celular han hecho que los cítricos se utilicen desde la antigüedad como aliados de belleza.

En la actualidad, son muchas las fórmulas cosméticas que incluyen sus extractos o los aceites obtenidos de sus semillas en su composición. También la aromaterapia ha encontrado en los aceites esenciales cítricos numerosas ventajas a la hora de aplicarlos, no sólo referidas a su acción sobre la piel sino también relacionadas con su agradable y delicado olor o su capacidad tonificante.

Hoy en día puedes encontrar una gran variedad de productos que aprovechan los beneficios de los cítricos para limpiar e hidratar la piel, tonificarla, combatir los signos del stress y las primeras arrugas o eliminar pequeñas impurezas y reducir el acné.

En casa también puedes preparar algunas sencillas cremas y mascarillas que mejorarán notablemente tu rostro aportándole vitalidad y una mayor luminosidad. Algunos ejemplos:

Mascarilla limpiadora y revitalizante

Mezcla el zumo de ½ naranja con una cucharadita de limón y con la clara de un huevo batida. Aplícala y déjala actuar 10 minutos. Aclara con agua fría. Tu cutis quedará suave y fresco.

Mascarilla exfoliante

Añade a un yogur natural tres cucharaditas de zumo de limón con su pulpa. Mezcla enérgicamente y extiéndela sobre el rostro con suaves movimientos circulares realizados con la yema de los dedos. Pasados unos minutos retira con agua fría. Esta mascarilla limpia en profundidad eliminando, además, el exceso de grasa.

Mascarilla nutritiva

La vitamina C de naranjas y limones ayuda a incrementar la producción de colágeno por lo que combinados con otros alimentos pueden ser una inyección de vitalidad para el cutis.

Mezcla el zumo de media naranja o medio limón con dos cucharadas de miel. Cuando tengas una masa cremosa aplícala sobre el rostro y deja actuar 10 minutos. La suavidad y las propiedades nutritivas de la miel unidas a las vitaminas de los cítricos funcionará como un extraordinario alimento para tu piel con excelentes resultados.

Crema antimanchas

Una de las propiedades del limón es su capacidad para aclarar la piel. Si quieres matizar una mancha puedes mezclar a partes iguales unas cucharadas de glicerina y unas de jugo de limón. Conseguirás una "crema" que podrás aplicar sobre la mancha unos minutos para aclarar posteriormente. Hazlo mejor por la noche para que no te de la luz solar y cada dos o tres días.

Mascarilla nutritiva antimanchas

Otra mascarilla para todo el rostro con poderes nutritivos y aclarantes consiste en añadir a una yema batida la ralladura de una zanahoria y el zumo de medio limón. Aplícala, déjala cinco minutos y retira con agua fría.

Te puede interesar

SUSCRÍBETE Y SIGUE A MdE

Recibe las novedades de MujerdeElite: