Buscar

¿Harta de estar a régimen? ¡Sigue la dieta Miami y te olvidarás de sufrir... y de los kilos!

La dieta Miami es un método creado por un cardiólogo americano en el que tan solo restringirás tus alimentos 3 días a la semana. ¿Quieres saber en qué consiste?

4m
¿Estás harta de pasar meses a dieta para alcanzar tu peso ideal? ¿Te apetece comer pasta, arroz y dulces pero no puedes hacerlo? Si te encuentras en esta situación has encontrado el método ideal para ti: ¡la dieta Miami!

Con este régimen en tan sólo dos semanas bajarás hasta 4,5 kilos de peso y, además, no tendrás que evitar ciertos grupos de alimentos todos los días. ¿Quieres saber más sobre esta magnífica dieta? Toma nota y disfruta de un cuerpo de escándalo en menos de 14 días y… ¡sin sacrificios a diario!

La dieta Miami en un método de adelgazamiento rápido que se basa en la composición química de los alimentos. Si sigues este régimen debes ser muy cuidadoso a la hora de elegir los alimentos que tomas o la báscula no te mostrará los resultados que quieres ver.

La mayor ventaja es que solo tendrás que vigilar tu alimentación 3 días a la semana mientras que el resto podrás compartir mesa y mantel con tu familia sin que envidies su comida, ya que podrás seguir tu dieta habitual sin excederte.

Al contrario que en otros métodos, que permiten la ingesta de bebidas bajas en calorías, durante los
días de dieta sólo podrás beber agua y, además, tan sólo podrás utilizar sal y pimienta para condimentar tus platos. ¡Toca olvidarse de las especias y su sabor!
Si quieres perder peso rápidamente toma nota del menú que debes seguir durante los tres días de dieta, ni uno más ni uno menos. ¡Toma nota o no lograrás tu objetivo!

Día 1

  • Para desayunar prepárate media naranja con café o té y una rebanada de pan tostado untada con dos cucharadas de mantequilla de cacahuete.
  • En la comida puedes poner media lata de atún sobre una rebanada de pan tostado y volver a tomar café o té.
  • Si te has quedado con hambre no te preocupes porque a la hora de la cena debes comer 100 gramos de carne con pan tostado y, de postre, una bola de helado de vainilla que acabará con tus deseos de picar.

Día 2

  • El segundo día la cantidad de alimentos es mayor. Para desayunar volverás a tomar fruta pero, esta vez, medio plátano con una rebanada de pan tostado, dos huevos duros y café o té.
  • A la hora del almuerzo debes tener a mano una taza de queso granulado o cottage y 5 galletas integrales.
  • La comida fuerte del día llegará por la noche y te podrás preparar dos salchichas de ternera, un plato de brócoli, media zanahoria rallada, medio plátano y, de nuevo, una bola de helado de vainilla que se convertirá en tu plato favorito.

Día 3

  • Por la mañana, nada más levantarte, debes ingerir una manzana, 25 gramos de queso gouda, 5 galletas integrales y el típico café o té.
  • Al mediodía cuece un huevo y comételo con una rebanada de pan tostado.
  • A la hora de la cena abre una lata de atún y elabora un plato de coliflor a tu gusto, dentro de lo permitido. El postre te hará olvidar el hambre que has tenido a lo largo del día ya que podrás comerte una rodaja de melón y una bola de helado de vainilla.
Los expertos creadores de esta dieta recomiendan tomar una cucharada y media de leche de magnesio un día antes de comenzar, pero es un laxante no apto para todo el mundo. No arriesgues tu salud, si notas que no bajas el peso esperado aumenta tus sesiones de ejercicio físico.

Piensa que son 3 días… ¡ya tendrás tiempo de comer lo que te apetezca el resto de la semana! Tu cintura te lo agradecerá pero no olvides consultar a tu médico antes de comenzar.
Temas relacionados  ››