Buscar

Snacks que no engordan para llevarte a la piscina

¿Lista para lucir tipazo en bikini? Tu esfuerzo te ha costado, así que te recomendamos seguir cuidando tu figura con los snacks más sanos y sabrosos para disfrutar en la piscina con tus amigas sin que se vayan después a las cartucheras.

3m 56s
Gtres
Tomar un tentempié a media mañana es un hábito saludable también en los días de piscina y relax. El problema y los posteriores "remordimientos" parten de la costumbre de ir al "chiringuito" y tomar cualquier cosa que, seguramente, nos aportará unas calorías extra que a diario y en exceso, pueden pasar factura.

Nada mejor para evitar tentaciones que prepararte un sabroso snack que calme al gusanillo, te deje disfrutar de tu momento de descanso y, además, te aporte los nutrientes que tu organismo necesita para sentirte estupenda.

Por supuesto, la clásica zanahoria está muy bien (además te aportará betacarotenos que contribuirán a un bonito y sano bronceado). También, las barritas de cereales o una pieza de fruta pueden ser una opción perfecta, pero tienes otras posibilidades que, tal vez, no hayas tenido en cuenta.
Gtres

Mini sándwiches integrales

Prepáralos antes de salir. Sólo necesitas pan de molde integral, untado con un poquito de mayonesa y el relleno que más te apetezca. Como sugerencias:

    •    Pechuga de pavo + huevo hilado
    •    Fiambre de pollo (o pollo asado del día anterior) + lechuga y un aro fino de cebolla cruda.
    •    Jamón york + pepinillos + un toque de mostaza.

Un pequeño truco. Haz el sándwich con dos rebanadas de pan de molde y conviértelo en "mini" dividiendo en forma de cruz (te saldrán cuatro sabrosos triángulos).

Verduras "paja"

Gtres
En esos momentos de sol, una bolsa de patatas fritas puede convertirse en una tentación difícil de superar pero si llevas tu propia bolsa de snacks, será más fácil.

Parte en tiras finas (juliana) trozos de calabacín, pimiento, zanahorias, pepino o pepinillos… Ponlos a macerar unos minutos con en un bol con una ligera vinagreta express (4 cucharadas de aceite, 2 de vinagre, una cucharadita de orégano).

Escurre bien (con ayuda de un colador muy fino en el que pondrás un papel absorbente) espolvorea con un pellizco de sal y listo. Mete las verduras "paja" en una bolsa cuyo interior sea de papel de aluminio y ya tienes tu particular bolsa de "patatas".

Tostas "en lata"

Llevarte una lata de mejillones o berberechos a la piscina puede resultar un poco engorroso, pero puedes sorprender con una tosta con estos estupendos "frutos del mar" que aportan muchas vitaminas y minerales y, así preparados, muy pocas calorías. Sólo necesitas una tosta (tipo biscote) y verter sobre ella los mejillones, berberechos, sardinillas, zamburiñas o una especialidad como de atún con pimientos. ¡Te levantará el espíritu!

Rollitos de salmón

Los ahumados también son una buena idea. Por ejemplo, con salmón ahumado, bien fresquito, recién sacado de la nevera para que aguante, puedes hacer unos sencillos rollitos extendiendo, en cada loncha un poco de queso tipo philadelphia. Incorpora un toque de eneldo espolvoreado. Enrollar, sujetar con un palillo y preparado para la piscina.

Queso de Burgos

Gtres
Puedes hacer con él muchas combinaciones, todas ellas sabrosas y muy saciantes.

Consérvalo en la nevera hasta el momento de su uso para que conserve sus propiedades el máximo tiempo posible.

Puedes prepararlo en lonchas gruesas y acompañarlo únicamente con especias (orégano, tomillo, eneldo, pimienta) o añadirle una fina capa de membrillo o de mermelada de tu sabor favorito. ¡Nutritivo, ligero y rico en calcio!

Mini brochetas

Mil posibilidades para tomar en un momento (se trata de hacerlas no muy grandes, tipo "banderilla"). Puedes elegir frutas variadas: piña, fresas, kiwi, plátano… Macéralas 15 minutos en algún licor dulce (anís, vino dulce) rocía con azúcar (o edulcorante) e inserta en brochetas no muy largas. Si no eres tan golosa, prueba insertando tomatitos cherry con mozzarella cortada en cuadraditos, todo macerado en aceite de oliva virgen, sal y orégano (seguro que alguna amiga te pide que le dejes probar una).

Frutos secos

Su valor calórico es alto, pero tomados con moderación (unos 30 gr. diarios) aportan notables beneficios al organismo. Un puñadito de nueces, avellanas, almendras o pistachos a media mañana te sentarán genial. 
Temas relacionados  ››