Buscar

Zumos de verano depurativos y bajos en calorías

No hay bebida más saludable para apagar tu sed en verano que los zumos. Ficha las combinaciones bajas en calorías y de acción depurativa que te proponemos con frutas de temporada ¡Disfruta cuidándote!

3m 22s
Fotolia
Melón, sandía, papaya, piña, melocotón... están en su mejor momento y son una fuente de salud y belleza al alcance de todos los bolsillos. En verano debes "abusar" de las frutas de temporada y una buena forma de hacerlo es transformándolas en deliciosos zumos apetecibles en cualquier ocasión.

Con ellos no solo conseguirás la hidratación extra que requiere tu organismo en los meses más calurosos del año, sino que además, obtendrás sin darte cuenta la fibra, las vitaminas y los minerales que necesitas para estar en plena forma. Muchas de estas frutas ejercen una magnífica acción depurativa, eliminando grasas y toxinas de manera natural y ayudándote a cuidar la silueta que tanto preocupa en estos días.

Limita el consumo de bebidas alcohólicas y con gas y pásate a los zumos porque notarás sus beneficios a las pocas semanas.

Los zumos se preparan en escasos minutos y admiten mil combinaciones de sorprendente sabor. Bien fresquitos son la mejor elección. Prueba por ejemplo:

Zumo de piña y papaya

Son dos frutas que aportan calorías mínimas con las que conseguir un zumo dulce en el que no falta un toque exótico.

Mezcla 2-3 rodajas de piña natural con media papaya y con unas cucharadas de hielo picado si quieres obtener un zumo más ligero. Puedes prepararlo en licuadora o batidora y colarlo si no quieres que resulte demasiado espeso.

Zumo de piña y pepino

Depurativo y adelgazante. Añade una rodaja de pepino pelado por cada dos de piña y tómalo frío tras dejar reposar al menos una hora en nevera.

Zumo de pomelo, naranja y manzana verde

Gtres
Se trata de una verdadera inyección de vitamina C perfecta para hidratarte y de paso proteger tu piel frente a la acción de los rayos solares.

Licúa o bate los gajos de un pomelo con los de media naranja junto a media manzana troceada. Añade unos cubitos de hielo y mantén en nevera hasta que se hayan desecho. Puedes servir colando previamente y adornando con un gajo sobrante de la naranja. ¡Un estallido de frescor!

Zumo de sandía y naranja

El agradable sabor, su textura acuosa y el llamativo color de la sandía la convierten en una de las frutas perfectas para elaborar zumos irresistibles. Prueba a combinarla (un trozo generoso al que habrás quitado las pepitas) con el zumo de 2-3 naranjas y unas gotas de limón. ¡Buenísimo!

Zumo de pera y arándanos

Elige 3-4 peras grandes y maduras. Pélalas y trocéalas. Añade algunos de tus frutos rojos preferidos (arándanos, cerezas, fresas) y pasa todos los ingredientes por la batidora. Si lo crees necesario, cuela y añade hielo a tu gusto.

Zumo de nectarina y cerezas

Una verdadera delicia. Licúa las nectarinas junto a unos frutos rojos y añade hielo picado. Si quieres darte un capricho, puedes endulzar incorporando una cucharada de granadina.

Zumo de kiwi con piña

Si te gustan los sabores con un punto ácido, este zumo te encantará. Licúa 2 kiwis por cada rodaja de piña y cuela para eliminar el exceso de fibras y pepitas. Si quieres, espolvorea con una cucharada de canela para obtener un sorprendente contraste de sabores.
Gtres

Zumo de melón y sandía

Las dos frutas "estrella" del verano combinan a la perfección. Trocea ambas piezas, eliminando cáscaras y pepitas, y bate añadiendo hielo. Una cucharada de hojas de menta fresca picada resultará el complemento perfecto a este zumo ultra refrescante y depurativo.
Temas relacionados  ››