Buscar

Consejos para dormir mejor: ¡despídete del insomnio!

El aumento de las temperaturas o un ritmo de vida más ajetreado de lo normal en donde el estrés y las tensiones sean el día a día, pueden provocar dificultad a la hora de dormir. Si estás harta de desvelarte por las noches, de no conseguir un sueño profundo y de despertarte cansada, ¡toma nota de estas recomendaciones!

7m 43s
Fotolia

Las agujas del reloj avanzan durante la noche, y no hay forma de conciliar el sueño; esta incómoda situación afecta al 20% de los españoles en algún momento de su vida, y en ocasiones, se prolonga durante más de cuatro semanas, convirtiéndose en un trastorno crónico. Factores como la ansiedad, enfermedades respiratorias o el abuso de sustancias como la cafeína o la nicotina impactan de forma negativa en el sueño, según indica el Dr. Neil Stanley, experto del sueño de Vi- Spring. 

Las necesidades a la hora de dormir son diferentes en función de la edad y van modificándose con el tiempo. Mientras un recién nacido necesita un promedio de 16-20 horas de sueño diarias, los niños van reduciendo el número de horas hasta alcanzar las 7-8 diarias al inicio de la adolescencia. Es en ese momento cuando las necesidades de sueño se estabilizan, y empieza a considerarse normal dormir entre 3 y 11 horas al día. Pero también es el punto en el que descansar correctamente se hace más complicado.

El verano hace que trasnochemos más de lo normal o que cambiemos nuestra rutina diaria: esto puede provocar que a la hora de dormir venga a visitarnos el insomnio. Despertarse sin haber descansado lo suficiente hace que además de que el cansancio esté presente durante toda nuestra jornada, la piel y el rostro sufran también sus consecuencias y muestren los primeros síntomas de envejecimiento.

Si quieres ser capaz de combatir el insomnio y lograr dormir como un bebé, sigue nuestros consejos:

Crea un buen ambiente para descansar

Debes prestar atención al tamaño de la cama: debe ser lo suficientemente ancha y larga, además de tener la rigidez adecuada. Una buena almohada en la que apoyarse hará que tu cuello no sufra y de esta forma evitarás amanecer con dolores cervicales.

Además el dormitorio debe ser fresco: una temperatura óptima se sitúa entre los 14 y 18 grados. Intenta que no penetre ningún resquicio de luz en tu habitación: es el primer elemento que conduce a nuestro organismo a despertarse.

Ten unos horarios regulares

Si te acostumbras a ir a la cama a la misma hora, la rutina hará que tu cuerpo se habitúe. Así evitarás desórdenes en el ritmo del sueño-vigilia y combatirás el riesgo de dormir mal.

Aprende a relajarte

Tómate tu tiempo de relax antes de ir a descansar. Evita realizar actividades que supongan un esfuerzo físico o mental en las horas previas. Es muy importante que no utilices la cama como lugar de trabajo. Acostúmbrate a que solo sea tu lugar de descanso, apaga las luces, crea un ambiente relajado y ¡dulces sueños!

Hazle caso a la naturaleza

La luz del día hace que nuestro organismo se sienta más activo y energético. Debes ir en concordancia con lo que dicta la madre naturaleza y acostumbrarte a ir a la cama cuando el sol ya no ilumine y sea la luna la que esté presente: así tu reloj biológico ajustará tu necesidad de descansar.

Masterfile

No pelees contra el insomnio

Si no consigues dormir, lo peor que puedes hacer es forzarte para descansar. En el momento que veas que tu mente no está relajada, haz alguna actividad tranquila para que tus pensamientos se dispersen: lee un libro, escribe algo, o levántate y prepárate un vaso de leche caliente. Al rato vuelve la cama, verás como te será más fácil conciliar el sueño.

Haz deporte

Realizar una actividad física de manera regular ayuda a que el cuerpo se relaje: elimina tensiones y estrés y conduce a un sueño profundo. Además, tus despertares estarán llenos de energía.

No te vayas a la cama con hambre

Ya sabes que la alimentación es uno de los elementos clave en cuestión de salud. Evita acostarte con el estómago vacío y procura no cenar excesivamente tarde para no prolongar el proceso de digestión. Así que apúntate a las cenas ligeras que consigan saciar el hambre y empieza tu día con un buen desayuno.

Reduce la cafeína

Si has notado que en los últimos meses descansas peor de lo normal quizá se deba a que consumes de manera excesiva bebidas como café o té, que estimulan el sistema nervioso central y conducen a una mayor dificultad a la hora de dormir, provocando que el resultado de tu descanso no sea un sueño reparador. Si pruebas a disminuir su ingesta o, al menos, evitas hacerlo en las horas previas a acostarte, notarás como vuelves a dormir perfectamente.

Disminuye el consumo de tabaco y alcohol

La nicotina y el alcohol tienen efectos adversos sobre los patrones del sueño. Te recomendamos que reduzcas su consumo y notarás como tu sueño será más profundo de lo habitual.

Di no a los somníferos

Hacer uso de las pastillas para dormir puede crear adicción. Además, su uso frecuente no está recomendado durante largos periodos de tiempo. Si te ves incapaz de conciliar el sueño de manera natural y ves necesaria una ayuda extra, deja que sea tu médico quien te lo recomiende y te indique cuál es la causa de los trastornos de tu sueño.

Dormir es imprescindible para la salud y además un descanso adecuado evita el envejecimiento precoz. Si debido a los días de calor o al estrés, no concilias el sueño con facilidad, sigue nuestras pautas y ¡conseguirás que dormir bien no será una tarea ardua!: tus células se regenerarán, tu piel lucirá radiante y te sentirás de mejor humor.

Gtres

Las 10 técnicas más utiles para combatir el insomnio

  1. Parar la actividad diaria, especialmente cuando se trata de asuntos laborales, al menos una hora antes de ir a dormir. No llevar "los problemas" a la cama es fundamental para concentrarse y descansar durante la noche.
  2. Evitar dormir durante el día; las siestas no son buenas amigas de los insomnes.
  3. Hacer ejercicio regularmente, pero realizarlo al menos 6 horas antes de la hora de dormir.
  4. Regular los horarios del sueño, e intentar ir a dormir y despertarse cada día a una hora similar.
  5. Comer regularmente durante el día, e intentar no ir a la cama poco después de cenar.
  6. Evitar las sustancias excitantes, como la cafeína, la teína o la nicotina.
  7. No beber demasiado líquido las horas previas, especialmente si se trata del alcohol.
  8. Ir a la cama únicamente cuando se tiene sueño, sin forzar.
  9. Acondicionar el dormitorio para garantizar la máxima comodidad en cuanto a luz, nivel de ruido y temperatura ambiente. ¿Un truco? ¡ponte calcetines! Un grupo de investigadores holandeses han descubierto que irse a dormir con unos calcetines ayuda a conciliar antes el sueño. Los científicos controlaron el tiempo que un grupo de personas tardaban en dormirse en función de la ropa que llevaban puesta y lo que hacían antes de acostarse. Tras el estudio se confirmó que aquellos que se fueron a dormir con los pies abrigados con calcetines se durmieron un 27% más rápidamente. La razón de esto es que el aumento de temperatura en los pies activa las neuronas cerebrales que inducen al sueño.
  10. Evitar realizar actividades lúdicas en la cama; cuando se usa la cama para comer, ver la televisión o jugar a videojuegos, es más fácil que el cuerpo se acostumbre a hacer en la cama actividades que requieren estar despierto. De este modo, además, es más probable que se retrase la hora de dormir.

Además de este decálogo, la importancia del entorno a la hora de dormir es fundamental, y la cama es la pieza principal. Debe ser confortable, y tan grande como cada uno requiera. Por su parte, el colchón debe mantener la curva natural del cuerpo cuando se esté tumbado, y estar fabricado con tejidos naturales como la seda, la lana de vellón o el lino, que favorecen la transpiración y la expulsión de la humedad durante la noche.

FOTOS

 
Ir a la foto Mischa Barton: delgadez y falta de sueño
Ir a la foto Iker Casillas y Sara Carbonero pasan su primera noche juntos tras la Eurocopa: ¿habrán descansado bien

Mischa Barton: delgadez y falta de sueño

Foto Mischa Barton: delgadez y falta de sueño
Gtres

Mischa Barton nos dejaba estas imágenes en las que aparecía mucho más delgada de lo normal y con unas marcadas ojeras. La celebrity no estaba pasando un buen momento y probablemente, debido a sus desajustes alimenticios y a la falta de sueño Mischa presentaba ese aspecto tan desmejorado.

Iker Casillas y Sara Carbonero pasan su primera noche juntos tras la Eurocopa: ¿habrán descansado bien?

Foto Iker Casillas y Sara Carbonero pasan su primera noche juntos tras la Eurocopa: ¿habrán descansado bien
Gtres

El futbolista y la periodista pasaron en su casa de Madrid su primera noche juntos. Parece ser que su sueño fue profundo y descansaron adecuadamente porque a la mañana siguiente estaban estupendos y sonrientes.

Temas relacionados  ››