Buscar

Aperitivos saciantes y bajos en calorías en primavera

El verano está a la vuelta de la esquina y la operación bikini no puede esperar más. Te ayudamos con estos aperitivos saciantes, bajos en calorías y de lo más apetecibles que podrás preparar en pocos minutos cuando la sensación de hambre aparezca.

3m 6s
Gtres
Son muchas las opciones a tu alcance si has empezado a vigilar tu dieta pensando en la nueva temporada primavera-verano. En esos momentos especialmente peligrosos, a media mañana o media tarde, no caigas en la tentación de dejar de cuidarte. Junto a la clásica pieza de fruta y a las siempre efectivas barritas de cereales hay otras ideas que funcionan a la hora de mantener a raya la sensación de hambre.

Para picar algo en casa, preparar un aperitivo light si tienes invitados o llevar a tu trabajo, ten en cuenta algunas ideas muy sencillas y saludables:

Rollitos de pan de molde integral

Son una excelente opción a los clásicos sándwiches. Con ayuda de un rodillo, extiende unas rebanadas de pan de molde (reducirás su grosor). Coloca sobre ella lo que te apetezca: jamón york con un poco de mayonesa light, pechuga de pavo, salmón y queso de untar bajo en grasa, salami y mostaza… Haz un rulo con el pan y envuélvelo en film transparente, bien apretado. Ponlo en la nevera al menos dos horas. Pasado este tiempo, estará listo para cortarlo en divertidas rodajas llenas de sabor.
Gtres

Acelgas rellenas

Si quieres un sorprendente tentempié con cierto toque griego rebosante de aroma, hierve unas hojas de acelga (la receta original se hace con hojas de parra). Escúrrelas, sécalas y rellénalas de arroz blanco especiado con los condimentos que más te gusten: orégano, curry, comino… también puedes incorporar: pimiento asado, calabacín o cebolla. Se trata de rellenar las acelgas formando "saquitos". Tenlos a mano y recurre a ellos cuando el hambre apriete. Recuerda que las acelgas ayudan a perder peso y depuran el organismo.

Huevo duro

Si estás aburrida del clásico canapé, prueba a sustituir la tosta de pan por una rodaja de huevo duro. Queda genial y sabe mejor. El huevo, pura proteína, te hará recuperar fuerzas y energías para continuar tu jornada de forma saludable. Puedes colocar sobre la rodaja de huevo, por ejemplo, unas tiras de pimiento rojo asado y unas migas de atún, un poco de salmón ahumado con unas alcaparras, unas puntas de espárrago salteadas o una lámina de tomate y otra de tu queso favorito condimentado con pimienta y orégano ¡opciones deliciosas y de mínimo aporte calórico!

Verduritas crudas en tiras

Gtres
Se comen solas y pueden sustituir a una merienda frente al sofá de la que te puedas arrepentir. Corta en juliana, bien finos, tus vegetales (también alguna fruta) favoritos: calabacín, apio, zanahoria, puerros, repollo, manzana, mango... Prepáralos juntos en un bol con unas gotas de aceite de oliva virgen y limón y un pellizco de pimienta blanca y sal. Deja macerar unos minutos ¡y listo!

Mejillones y berberechos al vapor

Perfectos para darte un capricho sin que las calorías te pesen. De estos mariscos, elige el que más te guste y hiérvelos unos minutos en abundante agua con sal, junto a media cebolla, medio limón y unas hojas de laurel. Fríos o templados podrás tomarlos en el cualquier momento en el que te apetezca tomar algo "sin remordimientos".
¿Cómo afrontas la operación bikini?
Tras la Semana Santa, el verano y la prueba de fuego, “probarse el bikini”, está cada día más cerca. ¿Cómo te preparas para lucir cuerpazo?
Procuro no cometer excesos en la dieta y poco más, no me obsesiona.
Gimnasio, gimnasio y gimnasio.
Dieta estricta, ejercicio, crema anticelulítica, masajes… ¡De todo!
No me preocupa, estoy fantástica.
Temas relacionados  ››